|

Nada más adentrarme en mi capital egipcia en Age of Empires Online recordé aquella ilustración de la extinta desarrolladora Ensemble, creadora de la serie, que acompañó a la edición para prensa de AOE III y que mostraba a posibles unidades de combate de las ya canceladas cuarta y quinta partes junto a unidades de entregas anteriores. Las cinco imágenes mostraban la evolución de la humanidad, y en la correspondiente al hipotético AoE V aparecía un soldado parecido al Jefe Maestro. Poco sospechaba Ensemble que en su futuro inmediato (nuestro presente) las piezas clave para hilvanar la táctica ganadora en el mundo de los videojuegos no serían guerreros galácticos, sino granjeros arquetípicos. Y si no me crees aquí tienes a Farmville, el famoso divertimento casual de Facebook.

http://www.youtube.com/watch?v=0K48B-iU8gg

Gas Powered Games (Supreme Commander) es consciente de lo que funciona y lo que no en los juegos sociales online y por ello junto a las bases principales y prácticamente inmutables de Age of Empires, la desarrolladora ha añadido un nuevo pilar formado por ingredientes de MMO y por una pizca de adicción made in Facebook. ¿El resultado? Un juego de estrategia en tiempo real con contenido básico gratuito y añadidos de pago que incluye elementos de rol, campañas narrativas y muchas búsquedas.

Los primeros pasos son como ver a un amigo de hace tiempo al que añorabas: tienes ganas de que se deje de prolegómenos para que empiece a contarte las buenas nuevas. Nada más empezar AOE Online, escoges a tu civilización (griega o egipcia) y te embarcas en un largo tutorial donde todo es lo que parece. Tardarás literalmente horas en acceder al contenido multijugador, única vía para enfrentarte a amigos u otros usuarios en batallas uno contra uno o dos contra dos. Si eres un fan empedernido de la serie, este inicio te sacará de quicio. El problema es que si eres un novato, también te impacientarás.

Dos horas después de empezar, entenderás que las misiones del nuevo Age of Empires están formadas por una serie de mini-clímax que anteceden al gran final: empiezas con pocos aldeanos y te apresuras en recolectar los materiales necesarios para entrenar a las primeras unidades bélicas, a las que enviarás a reconocer el terreno mientras preparas estructuras de producción y defensa. Tú y tu enemigo os enviaréis pequeñas escamaruzas para impediros mutuamente crear la fortaleza y el ejército definitivos hasta que estéis listos para iniciar una última embestida con la que planeáis conseguir la victoria.

Si eres un fan de AoE,
La esencia de los AoE no ha cambiado con el paso de los años

Poco después aprenderás que las docenas de unidades terrestres y marítimas funcionan mediante el sistema de piedra-papel-tijeras, es decir, que una unidad tendrá ventaja con respecta a otra pero a su vez será débil contra otro contrincante.

La sabia explotación de los recursos naturales, la primera vez que asciendes a una nueva era tecnológica… las mecánicas principales de Age of Empires siguen siendo una delicia.

El problema es que el juego tiene miedo de que no hayas entendido las lecciones, y te sigue cogiendo de la mano mucho más tiempo, provocando que los logros de tu civilización sean consecuencia de un camino preestablecido que te convierte en poco más que un títere. En este sentido, la posibilidad de realizar misiones en cooperativo te ayudará a acelerar el largo trámite introductorio.

¡Soldados, más os vale que vuestra paciencia esté tan afilada como vuestras armas!
¡Soldados, más os vale que vuestra paciencia esté tan afilada como vuestras armas!

La linealidad de la campaña afecta a las posibilidades de los árboles de técnicas, que siguen siendo las tres de siempre: economía, militar y utilidad. Cada árbol está lo suficientemente ramificado con diversos “substratos” o edades tecnológicas (de piedra, de bronce…) que actualizan tus unidades y estructuras. Muchas veces, la clave para ganar consiste en que tu civilización avance más rápidamente que la del contrario. Lo que ocurre es que las misiones son tan repetitivas y parcas en variables que no te sirve de nada invertir tus puntos imperiales (que se obtienen al completar fases, subir de nivel…) en habilidades como por ejemplo construir barcos militares (los mapas son pequeños y padecen de hidrofobia).

Lo mismo ocurre con las constantes recompensas por cada victoria predestinada. Al principio te encantará recibir experiencia, puntos imperiales, nuevas unidades, edificios para tu capital… Unas celebraciones más tarde deducirás que todo regalo conlleva una misión rápida de pocos clics de duración que decidirá por ti qué hacer con el ítem de marras.

Casi la primera mitad de las dos campañas no permiten mucha creatividad para cumplir las misiones
Casi la primera mitad de las dos campañas no permiten mucha creatividad para cumplir las misiones

En otros MMORTS “freemium” como Ends of Nations o League of Legends, cada nueva habilidad recibida es una oportunidad para probar formas diferentes de llevar a cabo una misión e incluso a veces tu forma de jugar dará un giro radical. Age of Empires Online tarda demasiado en transmitirte tan positivas sensaciones.

Entonces, ¿en qué ha cambiado este viejo amigo de finales de los 90? La novedad principal que da sentido al “Online” del título es la capital, un centro de mando adaptado del tercer Age of Empires e inspirado en Farmville, donde te aguardan misiones, tiendas, actualizaciones y estructuras especiales para personalizar o potenciar ciertos aspectos de tu civilización. La idea de una ciudad que represente tu modus operandi en el juego es genial, sobre todo cuando seas consciente de que amigos y extraños la visitarán en tu ausencia, comprarán aquellos objetos que no necesitas… Es emocionante saber que tu civilización también evoluciona mientras tú miras hacia otro lado.

Uno de los encantos de la ciudad, el sencillo sistema de artesanía, acaba sirviendo de antesala a la nueva fórmula “freemium” de Age of Empires Online porque al cabo de unas cuantas manualidades te quedarás sin espacio… a no ser que realices la anacrónica acción de pasar por caja.

La capital es un añadido adictivo que te incitará a remodelar la ciudad cada dos por tres
La capital es un añadido adictivo que te incitará a remodelar la ciudad cada dos por tres

No obstante, Age of Empires Online es un MMORTS magnánimo con sus emperadores cortos de dinero. Puedes descargarte el título gratuitamente en nuestra sección de descargas y disfrutar de 40 horas de juego básico.

Repasemos los modelos de pago:

• Descarga gratuita de Age of Empires: 40 horas de juego

• Precio estándar de AoE: 20 euros (incluye Grecia)

• Civilizaciones griega y egipcia: 20 euros cada una

• Expansión “Defensa de Creta”: 10 euros

• Extras decorativos: 5 euros cada pack

• Abono de temporada (todo el contenido durante seis meses): 100 euros

En comparación con la competencia, los usuarios que decidan no pagar más allá de lo que vale el juego tendrán que pasar por muchas penurias: sus victorias contra otros jugadores no aparecerán en el ranking, la última edad tecnológica y algunas unidades no estarán disponibles, el almacenamiento y la artesanía estarán limitados…

¿Pensabas que podrías conquistar el mundo sin pagar ni un duro? Alma cándida...
¿Pensabas que podrías conquistar el mundo sin pagar ni un duro? Alma cándida...

Dicho esto, triunfar sin presupuesto es posible, aunque deberás tener mucha paciencia cuando luches contra otro usuario que esté a un nivel superior al tuyo o que haya pagado por contenido adicional. En estos enfrentamientos el preciado equilibrio de la serie desaparece, permitiendo que tu rival venza no por pericia, sino porque sus arqueros tenían un arco que aún no puedes crear. La decepción es mayor cuando dicha arma lleva pegada una etiqueta con precio. Si al menos el juego separase ambas audiencias

Correcta actualización de un clásico

La esencia original de Age of Empires sigue intacta en Online, pero sus lentas y repetitivas campañas, los evidentes cebos para pagar por el contenido adicional y la falta de organización en el componente online me obligan a decirte que aguardes unos meses para que Gas Powered perfile las deficiencias hasta que su título mejore. Por el momento, AoE Online se encuentra en su particular edad de piedra. Su descubrimiento del bronce no debería andar muy lejos.

Comentarios

  • aasjpvm |
    25/08/11
    aasjpvm

    Si he notado su repetitividad pero admito que ha aumentado su rendimiento, una cosa que cabe destacar es la inconveniencia del juego Online que al desconectarse de internet te saca de inmediato de la partida sin oportunidad de guardar o restablecer, asiéndote que reinicies la partida. Otro punto interesante es su mayor parecido a Age of Empires 2 que al AOE 3 ya que quitaron algunas simplicidades que avía adquirido el juego en su versión 3, esperemos y siga avanzando aun mas este juego...

  • juanmontero |
    29/08/11
    juanmontero

    Bueno, después de ejecutar infinidad de recomendaciones para evitar que el SERVIDOR me colgara, sólo puedo decir que parece que el juego es interesante. Pero como digo, con tantas "colgadas" sólo pude jugar por ratos. Se debe mejorar muchísimo este aspecto, pues a pesar de mi conexión de ADSL de 4 MB 4gigas de RAM y procesador DUAL, no lo pude jugar!!!

  • Kronos_ger |
    31/08/11
    Kronos_ger

    si tu no pudiste jugar con 4MB de conexión mucho menos yo con 256Kb entonces mejor ni pruebo,... lastima me fascina este tipo de juegos

  • Kaled Kelevra |
    05/07/12
    Kaled Kelevra

    No creo que sea por tu conexión, #2, con una conexión de 4MB debería ser más que suficiente para jugar ese juego (siempre y cuando tengas la conexión disponible para el juego y no la estés utilizando para descargar o utilizar gran parte del ancho de banda para otras cosas), más bien sería cosa de los propios servidores del AoEOnline. Quizás en ese momento se encontraban un poco verdes, pero en este momento funcionan sin ningún problema (grande al menos). :D

01/09/14
Tu imagen de usuario