|

Assault Horizon es el nuevo intento de Namco por resucitar una de sus sagas más queridas y de más éxito en Japón. Con varios cambios en el interior y alguno también en el exterior, este Ace Combat ha optado por reducir aún más la poca simulación que tenían los anteriores juegos y hacerse más accesible al gran público. También aporta nuevas situaciones, como pilotaje de helicópteros o ataques desde bombarderos, para que la experiencia aeronáutica sea lo más completa posible. El resultado final es bueno, pero no tanto como esperábamos.

http://www.youtube.com/watch?v=GXkv9k2CXAs

Quizá lo que más falla en este Ace Combat es que llega muy tarde a todo. Nada de lo que viviremos en el juego es realmente inédito: Assault Horizon tiene un argumento explosivo, de corte Tom Clancy en algunos momentos, también tiene situaciones límite con bombas semi nucleares, misiones a bordo de torretas de artillería en helicópteros, ataques con Black Hawks en ciudades africanas, muchas misiones de ataque aire-tierra semi guiadas estilo Modern Warfare 2, y por supuesto peleas aéreas a muerte entre cazas de combate.

Variedad hay, sobre todo para ser un Ace Combat, pero ni lo que juegas es nuevo ni la forma de hacerlo –que a veces es más importante- lo es. No hacen falta tutoriales para manejar la artillería del helicóptero, y sin embargo ahí están. Al instante sabes que es igual que siempre: stick para mover, gatillo izquierdo igual a zoom, el derecho disparar, si disparas mucho se recalienta… Igual que otros juegos. Tampoco queremos tutoriales insistentes para ejecutar el Ataque a Corto Alcance (una de las novedades más importantes de la que hablaré después). Ni siquiera se necesita exponer en pantalla los controles cuando pilotas los bombarderos. El juego te guía una y otra vez hasta la saciedad. Se hace pesado.

Es innegable que el interior de Assault Horizon sigue siendo un Ace Combat: Vuelos espectaculares, miles de misiles en cada misión, munición casi infinita, combates de más de media hora… Gustará a los fans, seguro, aunque tengan que hacer muchas concesiones para ello. Una de ellas es aceptar que tu avión se curará automáticamente si te alejas un poco del combate -como todos los juegos de acción de ahora-, otra es la cantidad de checkpoints que hay en medio de las misiones.

Sólo es un rasguño. Los aviones se curan solos en Assault Horizon
Sólo es un rasguño. Los aviones se curan solos en Assault Horizon

El control también se ha cambiado adrede para hacerlo más fácil de jugar (y digo mucho, mucho más fácil), el avión se controla casi sin mover el stick en el modo por defecto “Óptimo” donde pocas veces perderás el control. Claro que lo puedes cambiar a “Original”, el verdadero sistema de control de siempre de Ace Combat, pero ocurre una cosa curiosa si lo haces: el juego se hace injugable. En serio, tener éxito en el Ataque a Corto Alcance con el control Original es poco más que una tarea titánica, y como muchos de los combates aéreos están pensados para ganarlos obligatoriamente con esta maniobra (algunos aviones Líderes son imbatibles si no), se da la situación que el control Original es del todo incompatible con el Ataque a Corto Alcance, pilar básico en el nuevo sistema de juego de Ace Combat.

¿Qué és el Ataque a Corto Alcance (o DFM en el juego)? Resumiendo, cuando te acercas mucho a un avión enemigo aparece una señal, en ese momento pulsas los dos gatillos superiores del mando y el juego toma el control del movimiento del avión para situarlo en la cola del enemigo. En el DFM “enganchas” al enemigo, y tu avión pilota casi solo, tú debes preocuparte de disparar la ametralladora y lanzar misiles cuando la mira se pone en rojo. Ya está, sólo eso. En niveles avanzados también tendrás que acelerar o decelerar para que el enemigo no se “desenganche”, e incluso corregir la trayectoria, pero todo ello es muy light. Sí que es espectacular ver la persecución del avión mientras pasas entre edificios y tus balas agujerean el fuselaje del enemigo, lo es. Pero es como cualquier QTE de otros juegos: impresiona pero no aporta nada a la jugabilidad.

Hay maniobras avanzadas de DFM, una de ellas es el contra ataque cuando los enemigos prueban a hacerte lo mismo. Con un poquito de habilidad puedes evitar el 99% de estos ataques rivales, e incluso darle la vuelta a la tortilla y activárselo a ellos para recolocarte en su cola. Cuando lo hagas unas pocas veces descubrirás que incluso es más rápido esperar y hacer un contra ataque que andar persiguiendo cazas enemigos, lo que por otra parte le quita todo el sentido al juego, ¿no?.

Con el DFM te acercas al máximo al enemigo
Con el DFM te acercas al máximo al enemigo

Otro DFM avanzado son los ataque aire-tierra. El juego te marca una trayectoria de ataque, te situas en posición, acitvas el DFM y… otra vez el piloto semi automático se encarga de casi todo. Sólo debes disparar y asegurarte que nadie en tierra (o en mar) quede vivo. Con los bombardeos la técnica es parecida pero mucho más fácil.

Ace Combat Assault Horizon parece novedoso, pero pierde frescura según juegas más y más. A las pocas horas descubres que estás haciendo todo el rato lo mismo, que terminas con los enemigos de la misma manera, que no hay interés por hacerte jugar, por desafiarte.

Hay una gran cantidad de aviones
Hay una gran cantidad de aviones

Un buen montón de aviones y cazas diferentes hace que avanzar por la historia de Assault Horizon sea algo más llevadera con tal de ver y controlarlos todos. Puedes elegir avión, entre un surtido que va creciendo, y arma secundaria a cargar. Según la nave que escojas la experiencia puede ser algo diferente, pero nunca te impedirá terminar la misión por muy malas que sean sus características. Los hay de todo tipo: Raptor, Super Hornet, Harrier, Strike Eagles, bombarderos B-2 Spirits o Lancers, helicópteros como Black Hawks y Apache Longbows… mucha variedad e incluso hay misiones que llevarás dos naves (una para cada parte de la misión).

Los aviones son los protagonistas. Verlos en pantalla, cómo de bien definidos están, las animaciones de sus alas, verlos disparar y sufrir disparos en su “carne” es digno de elogio para los diseñadores y grafistas del juego. El nuevo efecto de sangre al ser disparados es gustoso de ver, algo exagerado en ocasiones, pero muy potente, y en algunos momentos la acción del juego se para para ver en primer plano cómo ese último misil impacta en el enemigo para hacerlo añicos.

Assault Horizon sufre, sin embargo, del mismo defecto de todos los Ace Combat: un escasísimo, hasta paupérrimo, detalle en la superficie. En ocasiones es ridículo ver en primer plano cómo un edificio hecho con cuatro polígonos es destrozado por las balas. Y aunque cuando estás en el aire, volando entre esas magníficas nubes, viendo las espectaculares explosiones aéreas o de tierra, te olvidas de todas esas bobadas de escaso detalle en tierra, cuando la cámara enfoca de nuevo te asaltan las dudas de si realmente no se podía haber hecho algo más al respecto. Algo parecido ocurre con las innumerables escenas intermedias que cuentan la historia, en general son buenas pero ahí están otra vez esas texturas borrosas en los monos de aviación que contrastan con el buen trabajo hecho en las caras de los personajes. Algo falla aquí.

En tierra el detalle no es tan bonito
En tierra el detalle no es tan bonito

La música es especial, eso sí. Imprime a las misiones una tensión y una sensación de ansiedad que encaja perfectamente con lo que vives. La banda sonora es fenomenal, aparece en las batallas, otras veces se queda en silencio, y otras te motiva a combatir con furia. El doblaje al castellano es correcto.

Quedaría por comentar el multijugador, bastante esperado también en este Ace Combat. Pensado para hasta 16 jugadores las misiones a jugar se dividen en tres: Duelo a Muerte, Dominio y Conquista de la Capital. Además hay un modo Cooperativo con 8 misiones de la Campaña pensadas especialmente para tal fin. Las luchas por equipos son muy intensas y algo confusas, debes ser muy bueno a los mandos para evitar que esos jugadores japoneses te avasallen. El cooperativo aporta algo más de interés. En general el multijugador está bien desarrollado, funciona sin apenas lag, y no es ningún “un extra sin sentido”.

Tocando en las puertas de lo “casual”

Assault Horizon es bastante divertido e interesante como para hacerse con él si te gusta la saga, pero no esperes el Ace Combat de siempre sino un juego de acción suavizado para que todos puedan jugar a él. Se facilitan demasiado las cosas para que el jugador no muera o supere las misiones cómodamente con innumerables checkpoints, esto resta el desafío y por consiguiente la diversión. Ace Combat sigue siendo espectáculo visual y en este capítulo hay por un tubo creédme, pero como juego no es todo lo que esperaba.

http://www.youtube.com/watch?v=elylHvmyYAU

Comentarios

  • arielramone |
    26/10/11
    arielramone

    y yo que, con los trailers, le tenia tanta esperanza u.u

21/11/14
Tu imagen de usuario