|

Dead Island es la fusión de Lost (Perdidos) como puesta en escena y Left 4 Dead como estructura de juego. Una mezcla interesante que añade además un cierto grado de libertad para ir por el mapa y unas misiones secundarias que prolongan la vida de juego más allá de las 20 horas. El resultado es un juego ideal que se hace bastante divertido tanto si juegas sólo como en compañía gracias a ese jugoso cooperativo para cuatro.

http://www.youtube.com/watch?v=9nwGlTYYgDQ

El juego te pone en situación en los primeros minutos. Estás en una isla paradisíaca de vacaciones donde una noche, mientras estás de borrachera, pasa algo. La gente se infecta con un virus misterioso y se convierten en zombis, la isla se convierte en un caos en pocas horas plagándose de monstruos, y los pocos supervivientes que quedan tratan de salir de la isla como pueden. Tú, en medio de este caos e inmune al virus nadie-sabe-porqué, te sumarás a los diversos grupos de supervivientes con el mismo objetivo de huir. Pero claro, antes hay que hacer cosas más importantes como encontrar un sitio seguro, buscar comida, rescatar a perdidos, conseguir gasolina, reparar vehículos, etc.

En el interior de Dead Island encuentras un sandbox descafeinado con visión en primera persona. Además, se consigue con éxito que la acción no sea demasiado simple disparando, matando y punto. Al contrario, gran parte del juego te lo pasarás apaleando zombis con todo tipo de herramientas como martillos, palas, bates de béisbol o palancas. La lucha cuerpo a cuerpo con los zombis será el pan de cada día, mientras que el uso de armas de fuego será algo más ocasional, bien por escasez de munición bien por falta de armas.

Se hace muy divertido pegar a los zombis, el juego te incita a no dejar títere con cabeza gracias a un sistema de experiencia bastante duro (cuesta subir de nivel), pero que ofrece bonus si rompes huesos o cortas brazos. Efectivamente, Dead Island tiene un aroma a RPG –todo muy básico- a través de tres árboles de habilidades con los que mejorarás a tu personaje de diversos modos. Uno de esos árboles es exclusivo según el personaje, y el resto te mejoran aspectos jugables como abrir cajas fuertes, que tus armas se deterioren menos, más resistencia, objetos más baratos y cosas así.

Cada protagonista es bueno con un tipo de arma
Cada protagonista es bueno con un tipo de arma

Hay cuatro protagonistas y puedes jugar con el que quieras. Los más exigentes comprobarán que en la intro en primera persona del juego, cuando vas borracho,, coincides con estos cuatro personajes para luego despertarte como uno de ellos (fallo anecdótico pero curioso). Cada uno de estos cuatro héroes tiene sus habilidades innatas, alguno más fuerte, otro más hábil con objetos cortantes, etc., pero la decisión sobre cuál elegir no afecta mucho al progreso del juego.

Dead Island es bastante libre, puedes pasearte por la isla con autonomía, y aunque a veces encuentras caminos cortados para limitar el mapa en realidad no se tarda mucho en abrirla casi al completo. Eso significa que en ocasiones avanzas y llegas a sitios donde aún no ha pasado nada, y que luego son parte importante del argumento. Nada grave y efecto secundario de cualquier sandbox. En tu camino encontrarás algún que otro coche aunque la mayoría son furgonetas pick up que utilizarás en más de una ocasión para trasladar objetos de aquí para allá. También comentaría que en el fondo no puedes ir por donde quieras, el juego tiene marcados sus caminos de los que no puedes salir. Se ha creado un sistema de rocas, plantas y edificios que te impiden hacer el loco de aquí para allá, acotando tus carreras por los sitios delimitados. Si bien el juego ofrece bastantes zonas lo suficientemente grandes como para disimular esto, no deja de ser interesante que en el fondo Dead Island sigue siendo bastante pasillero y si logras salirte un poco del mapa normal te aparece un bonito mensaje diciendo “Abandonas la zona de juego”.

Puedes añadir múltiples misiones en tu lista de cosas por hacer, esto te evitará repetir viajes, y puedes hacer cadenas de objetivos para ir más rápido. Aunque si llenas mucho la lista te puedes verte abrumado y a veces te perderás sobre dónde ir o qué hacer. Para saber tus siguientes pasos se incluye un GPS en el mapa que te indica el camino a seguir, tanto si vas a pie como en coche, funciona relativamente bien pero si te desvías un poco de la ruta marcada tiende a confundirse y hacerte retroceder el camino. Más interesantes son las misiones que no te indican el punto exacto del objetivo, persona a encontrar u objeto a buscar, sino que te dicen “Está en la zona del bar” para tener que apañarte por tu cuenta. De este modo las misiones se hacen bastante amenas, y hay muchas que parecen sencillas en un primer momento para luego complicarse con múltiples cosas a hacer.

También hay misiones de interior, más oscuras y complicadas
También hay misiones de interior, más oscuras y complicadas

De cualquier modo, la lucha con los zombis es lo principal en el juego. Hay varios modelos de estos enemigos, desde los básicos, pasando a los agresivos, unos más fuertes y grandes, otros que se suicidan o te vomitan… en ocasiones lucharás contra enemigos humanos por causas del argumento también. Es interesante añadir que los zombis mejoran de nivel según progresas en el juego, de modo que se hacen más fuertes y violentos, pero siempre están en el mismo punto de equilibrio. Esto hace que en la práctica el juego mantenga siempre el mismo nivel de dificultad: Dead Island es igual de complicado el principio como al final.

Todas las armas tienen sus estadísticas de fuerza, desgaste o cansancio, que debes tener en cuenta absolutamente siempre. Como el inventario de armas es limitado (no así el de objetos generales que es infinito), mantener tus armas en buen estado es importante. Si se desgastan mucho, se rompen y aunque perder un bate de béisbol no es ningún drama, cuando lo has modificado y mejorado para que sea cinco veces más potente de cómo lo fue, entonces sí que lo es.

Mejorar tus armas es vital y muchos serán los personajes que por cumplir sus misiones te recompensen con armas muy poderosas y únicas, o con planos para crearlas tú mismo en los bancos de trabajo. Aquí, es tan sencillo como juntar los objetos que te piden -al igual que en Dead Rising- y crearás porras eléctricas, palos con clavos, bombas con desodorantes, etc. Si llevas en la mochila tres o cuatro armas potentes el juego se hace tremendamente asequible, y a partir de ahí sólo es cuestión de repararlas con el dinero que los propios zombis guardan en su interior.

En los contados bancos de trabajo mejorarás tus armas
En los contados bancos de trabajo mejorarás tus armas

La exploración dentro de objetos es otra de esas cosas imprescindibles que repites en toda la aventura. Buscar dentro de maletas y mochilas (desperdigadas por TODA la isla, hay más maletas que zombis) se convertirá en una obsesión y en su interior hay cosas que van desde dinero, hasta cables o baterías de coche. Efectivamente, el juego reparte objetos sin ton ni son en los sitios más raros.

Dead Island al control es singular. Una vez superada una primera partida donde parece que vas borracho (el personaje se mueve mucho a los lados), le coges el tranquillo a eso de golpear zombis. El sistema está bien llevado a término y las luchas mano a mano no se hacen complicadas. Acertar en la cabeza es lo más eficaz pero no siempre es fácil. También tienes el recurso de dar patadas, quita poca vida pero apartas levemente a los zombis para respirar un poco. Si te ves apurado con las armas matar a un zombi a patadas es posible pero da menos experiencia. Si quieres un consejo, la técnica más eficaz es patada primero para derribarlos y una vez en el suelo palazo en la cabeza para destrozársela. Esto funciona el 99% de las veces, pero no todo es jauja y como buenos zombis en ocasiones consiguen sorprenderte por la espalda, o se abalanzan a ti corriendo más deprisa de lo que parece. Esos momentos de peligro consiguen subir la tensión en las excursiones isleñas.

El multijugador es otro de los puntos fuertes de Dead Island. Enfocado al cooperativo con cuatro jugadores, puedes jugar tu aventura con los slots abiertos o cerrados. Si alguien se cuela en tu partida podrá participar en tu aventura, hacer misiones contigo y ayudarte. Puede ir a su aire, no necesita estar cerca, lo que facilita la consecución de objetivos. Reconozco que es un modo divertido, pero si alguien espera otro Left 4 Dead, por desgracia, tendrá que buscar en otro lugar. El tempo de Dead Island es muy lento, con muchos minutos sin ver un zombi, planificando una misión, comprando objetos o mejorando armas, lo que puede provocar la impaciencia del resto.

http://www.youtube.com/watch?v=-tIFeA8VnCs

Gráficamente es un juego apañado, consigue mantener un nivel visual aceptable y que alcanza a todo pero sin destacar en nada. La isla tiene bastantes localizaciones, pero en todas ellas se abusa del mismo attrezzo, siempre ves las mismas maletas, las mismas sillas, la misma decoración. La cosa llega hasta el punto de que los bungalows de la isla tienen apenas dos o tres diseños de interior. Pero, repito, nada de esto impide disfrutar del mapa del juego que tiene de todo, desde zonas laberínticas, pasando por zonas abiertas de playa, zonas montañosas, ciudad, etc.

Los zombis podrían haber sido más variados, y las chicas podrían tener un aspecto de jóvenes (todas parecen haber superado los 40). Las animaciones tampoco son el punto fuerte del juego, siendo algunas muy buenas como cuando los zombis corren a por ti, y otras francamente malas. Las voces en inglés están bien, y todo el juego está titulado en castellano.

Para hacer boca

Dead Island es un juego que gusta. Sin tener nada especial te engancha y te pasas horas aporreando cabezas zombis. La aventura para un jugador tiene algún que otro altibajo en el ritmo, siendo en ocasiones demasiado lento, pero por otro lado algunas misiones son particularmente divertidas de completar, una cosa por otra. El control está muy bien resuelto, sobre todo al luchar mano a mano, y los coches se conducen bien a pesar que no hay más que acelerar o frenar. Buscar en todos y cada uno de los rincones de la isla para conseguir cosas se vuelve tedioso al cabo de las horas, y evolucionar el personaje es demasiado lento, pero como decía antes el juego tiene un tempo tranquilo, sin prisas, lo que puede enervar a aquellos que busquen más acción. A los demás, seguro que encontrarán un buen aperitivo para hacer boca mientras llega lo más grande de este año.

¡Groarrrr...! ¿A que te como?
¡Groarrrr...! ¿A que te como?

Comentarios

  • diabloanton |
    06/09/11
    diabloanton

    Análisis? ya lo han sacado ? :DDDDD Perfect, este juego será mío

  • diabloanton |
    06/09/11
    diabloanton

    Y de las voces qué se sabe? en ingles verdad? :\

  • diabloanton |
    06/09/11
    diabloanton

    Vale, en ingles... Pues por lo que dices, no parece ser lo que se esperaba tampoco

  • lBarcelona |
    15/03/12
    lBarcelona

    Que buen juego este, fue un vicio para mi.

  • XxChangoleonxX |
    14/09/12
    XxChangoleonxX

    Tengo que mencionar que este juego tiene una trama distinta a la de resident evil pero... le falto mas acción, cabe mencionar que la historia es interesante al principio pero después es fatigosa. El online no es bueno pero tampoco es malo, si te gustan los mundos semi-abiertos, ser un aventurero, y por supuesto aniquilar zombies a sangre fría te encantara!

28/08/14
Tu imagen de usuario