|

Anarchy Reigns es desde este mismo momento la oveja negra de Platinum Games. No termino de entender cómo y por qué ha salido este producto de un estudio definido siempre por su excelencia. Anarchy Reigns es una mezcla de ideas y personajes, un refrito que se inspira de muchos lados para resultar al final un juego bastante mecánico, repetitivo y sin sustancia. A pesar de contar con más de 16 protagonistas ninguno de ellos consigue transmitir el carisma que siempre tienen los héroes de los juegos Platinum. El control es aceptable pero falla bastante la detección de golpes, especialmente en multijugador, modo de juego que tampoco brilla. En definitiva, se nota hacia dónde han ido los recursos de desarrollo de Platinum en estos dos últimos años: Metal Gear Rising y The Wonderful 101.

http://www.youtube.com/watch?v=lokFp-CgALQ

Anarchy Reigns es un beat’em up en tercera persona. Nada nuevo aquí. Tampoco son nuevos los controles y golpes, que van desde los típicos ataques ligeros y fuertes, pasando por un modificador que potencia estos golpes, y terminando con un “modo furia” que te hace invencible durante unos segundos. Un jugador habituado al género se meterá de lleno en el juego en pocos minutos.

Me ha resultado sorprendente el escaso número de combos que puedes hacer con tus personajes. Hay muy poca variedad, tan poca que ni siquiera hay un listado de movimientos como en, por ejemplo, Bayonetta. De hecho todos los personajes comparten los mismos movimientos en el gamepad, cambian eso sí las animaciones, no la manera de realizarlos que siempre es igual. No me ha quedado claro si cada personaje tiene sus propias características en cuanto a fuerza, defensa, etc. En ningún sitio explican algo así y en el juego no he notado diferencias palpables.

Aunque en el multijugador puedes escoger entre 16 personajes (+1, la gran Bayonetta como DLC), en el juego en solitario solo puedes elegir entre dos: Leo y Jack. La aventura principal se divide en dos aventuras que siguen a cada uno de estos dos personajes. Comparten niveles pero sus motivaciones y desafíos cambian ligeramente. Incluso se producen varios encuentros entre ellos. Ocasionalmente, también, puedes cambiar de personaje para un reto concreto pero no son muchos estos momentos.

Las luchas en multijugador son demasiado caóticas
Las luchas en multijugador son demasiado caóticas

La campaña en solitario se divide en 4 capítulos que son grandes niveles que exploras libremente. Cada desafío se desbloquea consiguiendo puntos, que logras luchando o completando desafíos previos. Hay algunos retos que son Libres y otros que son de la Historia. Sin embargo aunque el juego te dice que los Libres son “opcionales” al final estás forzado a cumplirlos porque sin esos niveles no puedes alcanzar los puntos suficientes para ir desbloqueando los desafíos importantes.

Los desafíos se repiten absurdamente. Por ejemplo hay uno: “Eliminar X enemigos en X tiempo” que aparece siempre en cada fase, a veces hasta dos o tres veces. Otros desafíos intentan aportar algo más de variedad, como uno que tienes que transportar una maleta de un lado al otro del escenario antes de que termine el tiempo, pero son poquísimos. En general las misiones Libre son lucha a saco con decenas de enemigos, las misiones de Historia son más o menos igual pero con jefes finales.

Este es Leo, un
Este es Leo, un "lobezno" guaperas

Total, que camuflado bajo una “manta de puntos” tienes un sistema tradicional de niveles que debes superar sí o sí, con la excepción de que en ocasiones estás obligado a repetir alguna misión porque sencillamente no tienes puntos suficientes. Lo bueno de Anarchy Reigns es que se deja jugar bastante bien. No te complica la vida con tonterías y va directo al grano que es: luchar, luchar y luchar.

¿Y dónde falla exactamente Anarchy Reigns? Pues especialmente en la IA de los enemigos. Tampoco le puedes pedir mucho a un beat’em up, vale, pero cuando llegas al punto en que todos los enfrenamientos son iguales o los superas con la misma estrategia… mal vamos. Especialmente fallidos son las luchas con jefes finales: todos se comportan igual, atacándote de frente y golpeando más o menos de las mismas formas.

Todo esto debería solucionarse con el modo multijugador online, en el cual compites contra otros humanos, pero tampoco es así. La gran cantidad de modos de juego, los niveles, el número de personajes… todo indica que Platinum quería enfocarse en el multijugador (si quieres más información pásate por nuestro anterior avance). Habría estado muy bien, porque se han creado un básico sistema de niveles, con perks y objetos, pero la lucha entre personajes no termina de funcionar. La detección de golpes parece aleatoria y la gran cantidad de animaciones que tienen los movimientos impide tener luchas fluidas (mientras haces un largo combo el personaje es invencible en ese espacio de tiempo). Los agarres por su parte son 100% efectivos e imposibles de esquivar. La lucha está claramente descompensada.

Anarchy Reigns se hunde en la arena
Anarchy Reigns se hunde en la arena

Nacido en mal momento

Parece que nada bueno tiene este Anarchy Reigns, pero no es así. Es un juego que bajo esa capa de sencillez extrema al final termina entreteniéndote un poco. Quizá no sea el mejor juego de Platinum Games pero, hasta que te cansas de él, al menos tienes aseguradas 4 ó 5 horas de diversión rápida y que no te exprime la cabeza. Como cualquier beat’em up, vamos. Es una lástima que haya aparecido en un momento que están por salir varios posibles grandes hits como Metal Gear Rising, God of War o Castlevania 2.

Comentarios

  • Clark_91 |
    18/01/13
    Clark_91

    Creo que es demasiado alta la nota para este juego. Fuera de bromas... Me ha parecido un bodrio de juego, lo jugué dos días (alquilado) y me aburrí muchísimo, aparte de que gráficamente deja mucho que desear. Hay que decir que en solitario aburre, pero su multijugador online llega a enganchar. Los aficionados al género sabrán apreciarlo más. Buen análisis.

23/04/14
Tu imagen de usuario