|

El problema de buscar la perfección una y otra vez es que tarde o temprano terminas consiguiéndola. Top Spin 4 no es aún ese juego de tenis perfecto, aún le falta algo de camino por recorrer, pero lo que queda más que claro después de haberlo probado a fondo es que hoy por hoy no hay simulador de tenis igual. Es accesible, es profundo, tiene una curva de aprendizaje muy buena y sobre todo es muy divertido de jugar tanto en solitario como con amigos.

http://www.youtube.com/watch?v=AanXgXp4IjY

Si algo podría destacar de este nuevo Top Spin es su más que interesante sistema de control de los golpes, que se fusiona con las habilidades propias de cada tenista, al mismo tiempo que se deja influir por nuestra habilidad y el cansancio acumulado del partido. Es decir en Top Spin 4 ningún raquetazo es seguro al 100%, aunque claro, los tenistas con muy buenas habilidades mitigan los posibles errores que cometas con el mando.

Al margen de los cuatro tipos de raquetazos que se pueden dar en tenis: normal, liftado, cortado y globo, puedes activar dos versiones de esos pelotazos dependiendo de si le das un toquecito al botón o si lo mantienes pulsado más tiempo: El de Control o el Potente. El primero te asegura hilar fino en precisión pero es más suave, mientras que con el segundo consigues darle con toda la fuerza pero si no aciertas en la coordinación es probable que la pelota salga fuera, toque la red o, sencillamente, no se coloque donde apuntabas.

Al mismo tiempo está el asunto de la coordinación, clave en la manera que jugamos en Top Spin. Algo tan sencillo como soltar el botón en el momento justo para darle a la pelota determina si el golpe es perfecto, bueno o malo, lo que provoca diversos efectos según lo que comentaba antes (es más difícil que falle un golpe de Control malo, que uno Potente), o dependiendo de las habilidades del tenista o las tuyas cuando apuntas con el stick.

Nadal, el mejor del mundo, suda como el resto de mortales

Nadal, el mejor del mundo, suda como el resto de mortales

Todo queda empaquetado con el cansancio del tenista que se divide en una barra de energía general que va disminuyendo según la presión que a la que le sometamos en cada punto jugado, y que afecta por supuesto al rendimiento de cada golpe.

Lo mejor de todo esto, que parece muy complicado, es que queda difuminado cuando te pones a jugar. Sabes que todos esos parámetros y variables están ahí, pero Top Spin 4 te deja jugar libremente sin darte la sensación de estadísticas o variables. Un sencillo mensaje que aparece en cada raquetazo debajo de tu tenista te indica si lo estás haciendo bien o mal (se puede desactivar), y luego ya vienen las sensaciones del partido y el jugar mejor o peor. Por eso la grandeza de Top Spin 4 es que es un simulador de tenis al que no juegas como si fuera un simulador, lo que repercute en un factor diversión tremendamente alto sin entrar en ningún momento en el género arcade.

En cuanto a números brutos Top Spin 4 también anda bastante bien. Hay multitud de pistas donde jugar, casi todas reales y muy bien detalladas, con personalidad. El grupo de tenistas elegido tampoco es corto, con 25 tenistas de ayer, hoy y siempre que van desde los imprescindibles Nadal o Federer, pasando por Pete Sampras o Agassi, y llegando a Serena Williams o Wozniacki. El realismo en pantalla de estos tenistas es bastante patente, con animaciones propias y movimientos personales, pero aún hoy en día, con un modelado de sus caras que son prácticamente de verdad, la mirada sigue siendo de robot, vacía.

La verdad, estos saltos no los hemos visto mientras jugábamos. Pero mola la imagen

La verdad, estos saltos no los hemos visto mientras jugábamos. Pero mola la imagen

La variedad de modos de juego, online y offline, es bastante competente. Además del juego de Exhibición puro y duro, solo o acompañado, se puede encontrar un Rey de la Pista, ideal para jugar con otros tres amigos. Partidos de puntos rápidos donde el que gana se queda y el que pierde cede el turno al siguiente, así hasta que uno llega al mínimo de victorias establecido. De ahí se pasa al modo Carrera con un correcto equilibrio entre profundidad y accesibilidad. 2K ha optado por prescindir de cosas en el modo Carrera, donde el objetivo es crear un tenista y llevarlo a lo más alto. Hay partidos de entrenamiento, torneos reales y ficticios, eventos especiales… pero se han descartado cosas como cansancio acumulado o lesiones, dinero para comprar ropa o más libertad de elección en cómo ir avanzando en nuestra carrera profesional. Es decir este modo de juego es paradójicamente bastante arcade.

Lo que sí me ha gustado mucho es la progresión de los personajes creados (que sólo podremos tener cuatro). El máximo de nivel de experiencia es 20 y la subida de nivel es sorprendentemente rápida. A cada subida puedes elegir donde mejorar tu tenista, si en drive o revés, potencia, velocidad, agilidad, etc, pero en ningún caso se consigue nunca la perfección en ninguna de las habilidades. Es aquí donde entra en juego el papel del Entrenador, que eliges y cambias conforme van saliendo ofertas. Cada entrenador te exige unos objetivos que de cumplirlos potencian aún más ciertas habilidades, por ejemplo darte 10 puntos en juego de fondo, o una subida más rápida de puntos de experiencia, o una mejora en tu revés. El papel del entrenador no sólo actúa como pequeños objetivos secundarios a cumplir mientras juegas en torneos o entrenas, sino también sirve para equilibrar o potenciar las habilidades de tu tenista.

Sí, hay pista y torneo oficial Roland Garros

Sí, hay pista y torneo oficial Roland Garros

El apartado técnico de Top Spin 4 es impecable en todos los sentidos, con una suavidad de pantalla alucinante y unos tenistas de animaciones excelentes. Me rasca un poco el leve lag que hay en el movimiento del tenista por la pista (no de la pulsación de botones), que te exige una cierta anticipación de hacia dónde quieres ir. También me ha dado la sensación de que en ocasiones el personaje reaccionaba más tarde de lo que debería, perdiendo puntos fáciles por ello. Todo lo demás está excelentemente bien producido, desde el sonido y música, hasta las fantásticas texturas de la moqueta de la pista o tierra batida. Es un gozo ver y oír el tenis en Top Spin 4.

Me dejo para el final el modo online que es uno de los puntos más fuertes del juego. No he tenido problemas serios a la hora de jugar y parece que el código está bien depurado. Pero más interesante son los modos de juego con un fantástico Open 2K, en el que a base de jugar partidos con tu tenista favorito tienes que hacerlo subir en una escala mundial. O mejor aún, jugar una Campaña online, con temporadas separadas y todo, para enfrentar tus personajes con los mejores del mundo. Aún así, personalmente, sigo prefiriendo jugar al tenis con otros amigos en el mismo salón de casa.

No hay juego de tenis mejor

2K está hilando cada vez más fino con sus juegos de deporte. Si NBA 2K11 suponía un nivel de perfección en el baloncesto virtual al que será difícil llegar otra vez, Top Spin 4 es la respuesta a los que pedían a gritos un juego de tenis que por fin estuviera a la altura de las circunstancias. Jugablemente es un título excelente, fácil de acceder pero con muchísima profundidad y perfeccionamiento, nada de lo que ofrece me ha disgustado. Sí tiene algunos detalles por pulir, como un modo Carrera que es quizá demasiado simple para la profundidad que el juego tiene en la pista, o que solo puedas crearte cuatro tenistas propios. Por lo demás, si te gusta el tenis, será difícil que este año veas algo mejor que Top Spin 4.

El tenis femenino es como es en la vida real. Mucho peloteo

El tenis femenino es como es en la vida real. Mucho peloteo

Comentarios

  • karrash |
    28/04/11
    karrash

    se hace un tanto aburrido, pocos modos de juego

30/09/14
Tu imagen de usuario