|

Primera versión de Pro Evolution Soccer para Xbox 360. La hemos probado a fondo, hemos jugado online y el resultado es bueno, pero ¿todo lo bueno que debe ser?

El juego de Konami sigue ofreciendo lo mismo que en otra versiones, es decir, fútbol en estado puro, y esto ya es decir mucho. Esto no significa que esté exento de fallos, algunos de ellos realmente curiosos.

Opciones y licencias
Como en el resto de versiones, uno de los puntos negativos que podemos sacar a este Pro Evolution Soccer 6 es que tiene menos opciones que versiones anteriores de otras plataformas y esto hace que echemos en falta algunas opciones otros juegos del mismo estilo, como por ejemplo edición de ciertos aspectos de los jugadores.

Además, el número de jugadores oficiales sigue siendo muy inferior a otros juegos y aunque va implementando nuevos deportistas, este título ofrece un aliciente menos que el FIFA 07 de Electronic Arts.

Eso en lo malo de las opciones, porque lo que sí tenemos es todos los eventos nuevos y, claro, el modo un jugador se alarga considerablemente. Aunque, sinceramente, este modo de un jugador no es más que un entrenamiento para lo verdaderamente importante: Xbox Live.

Esta es la mayor diferencia con respecto a otras versiones. Pro Evolution Soccer 6 para Xbox 360 tiene un soporte nativo para Xbox Live y esto se nota, porque todos los partidos, si los jugamos online van extremadamente fluidos y, no sólo eso, sino que el emparejamiento es muy rápido, aunque hay que decir que el interfaz no es precisamente el más intuitivo que hemos

Sea cual sea la opción que queramos, veremos al final un campo de fútbol.

Sobre el terreno de fútbol
Ya sobre el terreno de juego, Pro Evolution Soccer no hace grandes mejoras aparentemente y digo aparentemente porque lo que consigue es hacer sencillo un videojuego de fútbol y, sobre todo, que las cosas te salgan de forma realista.

Porque en Pro Evolution Soccer 6 tienes fútbol de verdad. Ayudas en defensa, centrales en su sitio, delanteros que regatean por velocidad y no con jugadas imposibles. Eso es el fútbol, el resto, filigrana innecesaria.

De esta forma veremos como la estrategia es fundamental, porque el contrario que en otros juegos los contrarios explotan las debilidades de tu sistema y, a lo largo del partido, cambian su estrategia dependiendo por donde atacas. Si, por ejemplo, haces dos ataques por el centro, automáticamente los defensas contrarios se agrupan para no dejarte pasar y se ayudan con el pivote defensivo para quitarte el balón, algo realmente increíble, pero a lo que ya estamos acostumbrados en la serie Pro Evolution Soccer.

Uno de los aspectos que más nos han sorprendido sobre el terreno de fútbol es el hecho de que nos podamos ir por velocidad. Es verdad que lo hemos visto en otras entregas de la serie, pero sigue pareciéndome de un realismo increíble y los controles son realmente sencillos. No se complica en exceso la vida para realizar los cambios de jugada y esto hace que los partidos sean extremadamente fluidos y, sobre todo, divertidos.

Lo que ya no nos gusta es la distribución de controles. Realizada a imagen y semejanza del mando de Ps2, cuesta mucho correr con el minibotón de la 360 o parar el balón con el otro. Es aquí donde se debilita, aunque sea poco, el juego.

Gráficos y sonido
De momento, lo que nos parece es que Pro Evolution no ha aprovechado toda la potencia de la Xbox 360. Eso no significa que Pro Evolution Soccer sea un título que peca de ser “malo” gráficamente, porque todos los jugadores son perfectamente reconocibles, aunque son muy mejorables. De hecho, parece que juguemos a la versión de PS2 con un poco más de resolución, nada más.

Los campos por otro lado, siguen teniendo esa perfecta proporción que tanto hemos visto en Pro Evolution Soccer y que hacen de este juego la perfecta simulación que es.

¿Y el sonido? Pues los cánticos, los toques de balón y otros aspectos del juego están logrados (aunque este año gana la batalla FIFA también en el sonido ambiental) mientras que los comentarios siguen mejorando, pero están lejos del nivel de FIFA (los de World Tour Soccer son directamente patéticos). Aún así, parece que este año los dos comentaristas han ganado en fluidez.

Nuestra opinión
Cuando recibimos en la redacción Pro Evolution Soccer 6 para Xbox 360 no podemos negar que nos sentimos emocionados. Después de jugar bastante, hay que decir que el juego es muy bueno, pero casi parece una versión de Playstation 2 mejorada en resolución. Y es que los gráficos no son, para nosotros, de próxima generación, simplemente, se han quedado en el camino.


Lo mejor
Jugabilidad pura, Xbox Live

Lo peor
Los comentarios siguen estando lejos del resto del nivel del juego. Gráficos de segunda generación. El control no nos convence tanto en xbox 360.

Comentarios

21/12/14
Tu imagen de usuario