Cómo librarte de la advertencia de seguridad al ejecutar software de Internet

Hace apenas unos días hemos visto cómo podemos librarnos de una ventana de aviso equivalente en el sistema de la manzana. Por supuesto, para que los ventaneros no se pongan celosos, ahora vamos a ver cómo evitar que Windows nos taladre una y otra vez con este aviso de dudosa utilidad.

Si has actualizado Firefox a la versión 3, seguro que empiezas a ver ventanas como la superior con mucha más frecuencia de la que querrías. Esto es así porque anteriormente Firefox no se tomaba la molestia de etiquetar las descargas como procedentes de Internet.

Desactivar este aviso no supone un riesgo para la seguridad de tu sistema pero, como norma general, es mejor que lo dejes como está si no tienes mucha idea de lo que estás haciendo. De cualquier modo, si estás harto de tener que aceptar esta ventana cada vez que ejecutas algo que has bajado de Internet (o te han enviado por Messenger, etc.), puedes solucionarlo de una forma bastante sencilla.

Lo primero que necesitas es ejecutar la Directiva de Grupo, una sección de las Herramientas Administrativas. ¿Cómo, que no las encuentras? Esto es porque las Directivas de Grupo sólo se encuentran en la versión Profesional de Microsoft Windows.

Si tienes la versión Home y no te resignas a quedarte cruzado de brazos en la batalla contra las ventanas de aviso, puedes probar este paquete de archivos no oficial que, en teoría, puede añadir las Herramientas Administrativas a Windows XP Home. Imprescindible leer el documento de texto -en inglés- incluido.

Pero bueno, centrémonos. Lo primero es ir a la directiva de grupo. El modo más rápido es el pulsar sobre el Menú Inicio / Ejecutar e introducir:

gpedit.msc

Después veremos una ventana similar a la siguiente

Aquí debemos navegar hasta Configuración de usuario / Plantillas Administrativas / Componentes de Windows / Administrador de datos adjuntos. A la izquierda aparecerán una serie de elementos. Hay varios modos de evitar que las ventanas aparezcan; el que nosotros hemos elegido es el más radical: Windows no marcará ningún archivo según su procedencia.

Para ello, hacemos doble clic sobre “No conservar la información de zona en los datos adjuntos de archivos”.

Marcamos “Habilitada”, pulsamos sobre Aceptar, y se acabó.

Cargando comentarios