Cómo matar a Pou

Pou es una de las mascotas virtuales tipo Tamagotchi más populares. Depende de tí para comer, cuidar de su salud, entretenerse, descansar y… ¿sobrevivir?

No sabemos si es su aspecto, sus ojos temblorosos, las notificaciones a altas horas de la madrugada o el simple aburrimiento, pero son muchas las personas que desean poner fin a la vida de su Pou.

Sin embargo, Pou se resiste a morir, lo que nos ha llevado a preguntarnos: ¿es posible matarlo?

Default player


Cómo matar a Pou

Bajo su apariencia inofensiva y débil se encuentra el ser más duro del universo, imposible de matar. Lo siento, pero si deseabas ver morir a tu pobre Pou, tendrás que conformarte con verlo en un estado deplorable, enfermo, cansado y sucio.

Así pues, queda claro que no podrás ver con tus propios ojos morir a Pou, pero eso no significa que no puedas eliminar su existencia y, técnicamente, matarlo.

Su vida se encuentra registrada en los datos de la aplicación de tu teléfono. Bórralos, y tu Pou habrá dejado de existir.

En Android, desde los ajustes, ve a Aplicaciones, presiona Pou y, por último, pulsa Borrar datos. Esto eliminará toda la información de tu mascota, devolviéndola a su estado estándar, un bebé Pou.

Si no quieres jugar más, lo más fácil es simplemente desinstalarlo desde la misma ventana, que también vaporizará la existencia de tu mascota.

Qué no mata a Pou

No te dejes engañar por los bulos de Internet: a día de hoy Pou no puede morir, esta función simplemente no está diseñada. No caigas seguir en complicadas recetas para asegurar su muerte, que nunca están contrastadas ni comprobadas.

Los siguientes puntos no matarán a tu Pou.

El objetivo del juego es cuidarle pero… ¿Y si lo haces premeditadamente mal? ¿Morirá?

1. Muerte por hambre

En nuestro planeta la gran mayoría de los seres vivos necesitan alimentarse a diario para mantenerse con vida. Hasta ahora, el campeón en éste ámbito es el Dipnoi, un pez pulmonado que puede hibernar por un periodo de cuatro años.

Pou, sin embargo, no hiberna. Se mantiene vivo y activo, sin ningún sustento y con energías para seguir protestando y pidiendo comida, indefinidamente. Por los siglos de los siglos.

No, no puedes matar a Pou de hambre, porque Pou en verdad no necesita comida para sobrevivir, sino por pura gula y aburrimiento.

¿Y una alimentación horrible, lo matará? A Pou tampoco parece afectarle demasiado. Sí, quizá engordará un poco, pero aun así, tras años alimentándole sólo con patatas fritas y golosinas, no lograrás causarle un infarto de miocardio.

2. Muerte por enfermedad

Con una elección malintencionada de sus necesidades alimentarias o dejadez en su limpieza, lograrás enfermar a Pou, pero en ningún caso se tratará de una enfermedad terminal. Más bien de una pequeña molestia crónica, acompañada por una insana obsesión por ponerse el termómetro en la boca.

Pou puede permanecer enfermo durante semanas y meses sin perecer, y es que no hay enfermedad que no pueda curar instantáneamente con misteriosos líquidos en tubos de ensayo.

Una cosa está clara, Pou no sufre de epilepsia. Encender y apagar la luz del dormitorio durante horas no le produce el más mínimo efecto.

No, la enfermedad no lo mata. Sólo lo vuelve más molesto.

3. Muerte de aburrimiento

No importa si lleva tres meses sin comer ni dormir, Pou seguirá disfrutando como el primer día de la maravilla de ver una pelota rebotar por las paredes.

Para otros juegos sí necesitará descansar (o tomar otra misteriosa poción), pero no lograrás doblegar su espíritu si le ignoras indefinidamente o, peor aún, si le obligas -y te obligas a ti mismo también- a jugar el mismo juego una y otra vez. No, el aburrimiento no logrará matar a Pou.

4. Muerte por agotamiento

Lo máximo que un ser humano ha aguantado sin dormir son 11 días, y se cree que la privación del sueño causa la muerte en humanos al cabo de unos meses. No para Pou.

Pou está cansado y tiene sueño, pero se mantiene erguido, mirándote fijamente con sus grandes ojos, sin que esto le llegue a causar la muerte en ningún momento.

Pou hambriento, agotado, enfermo y sucio

Tampoco el agotamiento mental le merma su espíritu. Es capaz de escuchar y repetir los insultos que le propines durante horas, aunque lleve meses sin comer ni dormir.

No, Pou no morirá por falta de sueño.

5. Muerte de vergüenza

Cubiertas ya las cuatro necesidades básicas de este alienígena, todavía nos falta conocer si podría morir de vergüenza a partir de las combinaciones catastróficas de complementos y ropa. Pues no, Pou es inmune a la moda.

Uno de los  Pou más feos nunca vistos, de @niosa10

¿Por qué quieres matar a tu Pou?

Cargando comentarios