¿Cómo configurar Adobe Flash Player?

Sin Adobe Flash Player muchas páginas web dejarían de tener tanta gracia e Internet sería un lugar realmente aburrido. Sin olvidar que te sería imposible ver los vídeos en YouTube.

El principal problema de Flash Player es que su integración con el navegador es tan completa que, a veces, es difícil saber dónde puedes definir su forma de funcionar. Para ello, hemos creado un vídeo-tutorial dónde comprobarás cómo acceder a su configuración con facilidad.

El primer paso será dirigirte al Panel de Control de tu ordenador y en la vista más ampliada de los iconos, seleccionar el de Flash. Veamos las opciones de configuración:

Almacenamiento

Algunas de las animaciones o aplicaciones más complejas con las que Adobe Flash Player tiene que lidiar requieren más recursos de lo habitual. Para facilitar futuras conexiones, estas aplicaciones guardan información como historiales, preferencias o datos de tu equipo.

En almacenamiento puedes decidir cuánta memoria límite quieres destinar a esas tareas; si quieres que Flash Player permita ese acceso por defecto o decidir un comportamiento diferente para cada web. También existe una opción para que ninguna aplicación guarde ni un solo bit en tu sistema, pero eso podría hacer que algunas páginas no funcionasen como deberían.

Cámara y micrófono

Hay aplicaciones online que te pedirán acceso a tu cámara (por ejemplo, el divertido editor Cameroid) o a tu micrófono (es el caso del caza-canciones Midomi). Si quieres disfrutar de estas aplicaciones no tendrás más opción que permitir su acceso. Pero si quieres evitar cualquier posibilidad de “intrusión” a toda costa, marca el bloqueo por defecto, y excluye de éste las páginas que decidas.

Reproducir

Cuando vas a reproducir en streaming o a utilizar algunas funciones avanzadas, como el chat, el sitio web que estés visitando podría utilizar la opción de Flash llamada reproducción a pares. Este tipo de reproducción implica compartir momentáneamente tu ancho de banda con otros equipos para mejorar las reproducciones multimedia o conexiones a otros sistemas. Tu puedes decidir cuándo o en qué páginas concretas permitir la conexión a pares.

Avanzado

En la pestaña avanzado tienes la posibilidad de borrar completamente el almacenamiento de datos utilizados por cualquier contenido Flash reproducido, así como decidir si quieres o no que Flash busque automáticamente actualizaciones del reproductor.

Este último punto es importante si eres de los que quiere limitar al mínimo posible los procesos automáticos de los programas que, al final, acaban consumiendo mucha memoria. Además, tienes opciones de configuración destinadas a desarrolladores o la reproducción de contenidos protegidos.

En la página oficial de Adobe tendrás acceso a un panel de configuración mucho más detallado y preciso, además de una explicación más extensa de cada uno de los puntos de configuración. Aunque su acceso sea a través de la web, los cambios que introduzcas afectarán solamente a tu equipo.

¿Conoces alguna otra manera de configurar el reproductor Flash?

Cargando comentarios