Consultorio: ¿Debo instalar Windows XP SP3?

Nuestro lector Francisco tiene Windows XP SP2 instalado en su ordenador y desea actualizarlo, pero no se atreve a instalar Windows XP SP3. Es muy precavido.

Su principal preocupación es que algunos programas dejen de funcionar, por lo que desea conocer el riesgo que entraña la instalación del último service pack, así como si existe la posibilidad después de desinstalarlo y dejar el sistema limpio como si tal cosa.

Lo cierto es que instalar un paquete de actualizaciones como SP3 es un proceso delicado, pero necesario y para nada peligroso, si se toman unas pocas precauciones.

Apreciados amigos:

Tengo Windows XP + SP2, y desde que salió el SP3 no me he atrevido a instalarlo, ya que dudo de que pueda haber algún programa que me deje de funcionar, y lo cierto es que en la web de Microsoft no aclaran demasiado este tema. Mi consulta se puede resumir en estos dos puntos:

  1. ¿Sabéis si existe riesgo de que con el SP3 haya programas que dejen de funcionar, o bien la actualización incluye sólo mejoras de rendimiento y seguridad, y el riesgo de problemas es mínimo?
  2. En el caso de que efectivamente tras instalar el SP3 tuviera problemas, y, por lo tanto, necesitara desinstalarlo, ¿sabéis si la desinstralación es fiable y “limpia” y devuelve el sistema a su estado anterior sin más complicaciones?

El último service pack de Windows XP incluye más de 1.000 correcciones, por lo que la respuesta obvia a si se debe instalar o no es: sí, se debe. A primera vista no notarás grandes cambios, puesto que en su enorme mayoría son pequeños ajustes aquí y allá. En cualquier caso, lo notes o no, tu sistema será más seguro y robusto. SP3 vio la luz hace algo más de un año, y está cerca de conseguir el millón de descargas sólo en Softonic, por lo que puede decirse que ha sido testeado por un gran número de personas con anterioridad.

Sobre su compatibilidad, es más probable encontrar programas que requieran de su instalación que aquellos que no funcionen una vez se ha instalado. Como hemos comentado con anterioridad, Windows XP SP3 cuenta con un año de vida, por lo que cualquier pequeña incompatibilidad que hubiera surgido con algún programa específico ya habrá sido corregida. Los únicos problemas podrían suceder en programas antiguos que detecten erróneamente la versión de Windows, y se nieguen a instalarse, o en aquellos destinados a modificar algún archivo del sistema como UxTheme Multi-Patcher.

En ambos casos, conseguir una versión actualizada de la aplicación será la solución. Si se trata de un programa descatalogado, pero compatible con Windows 2000, puedes engañarle e iniciarlo en modo compatibilidad con Windows 2000. Para lograrlo, haz clic derecho en su icono y selecciona Propiedades. Después, en la pestaña Compatibilidad, marca la primera casilla y selecciona Windows 2000 en la lista desplegable.

Siempre que Windows XP SP3 no haya sido integrado en Windows, éste se puede desinstalar sin ningún problema. Incluso genera automáticamente un punto de restauración, para facilitar el proceso. En cualquier caso, es un proceso que requiere cambiar una gran cantidad de archivos del sistema, por lo que es mejor intentar evitar llegar a este extremo.

Algunas recomendaciones a la hora de instalar Windows XP SP3, extensibles a cualquier otro Service Pack o actualización importante, son las siguientes:

  • Cierra todas las aplicaciones abiertas y guarda todos los documentos. Windows puede tener la genial idea de reiniciar sin avisarte, y eso incluye perder los documentos abiertos sin guardar.
  • Asegurate de que nada puede interrumpir la instalación (por ejemplo, un corte de luz, si hay tormenta).
  • Una copia de seguridad de los datos más importantes es una buena idea también.

¿Conoces alguna otra recomendación al respecto? Aprovecha los comentarios para que entre todos podamos compartir enlaces, programas y explicaciones. Tu conocimiento será bienvenido.

¿Cómo enviar preguntas?

Te animamos a seguir enviando dudas para que cada mes podamos contestar las más interesantes y proporcionar así útiles soluciones. El correo electrónico es el siguiente:

consultorio@onsoftware.com

Tan sólo procura ser conciso y expresar con la mayor claridad posible el problema. Si una pregunta no ha sido contestada aún, no te preocupes, puede que la tengamos en cola 😉

Cargando comentarios