Controla ordenadores remotamente con Windows XP

Los programas de control remoto son programas que permiten acceder e interactuar con un ordenador a distancia. Una opción muy útil si quieres controlar el PC de casa desde la oficina o solucionarle un problemilla a un amigo sin moverte del sitio.

El sistema que se suele utilizar es habilitar una conexión cliente-servidor. Por un lado, se instala un programa que se encarga de desviar los servicios locales de la máquina a un destino en la red y por otro, se configura un cliente que permite conectar con tal servidor y utilizar los servicios ofrecidos. Remote Administrador es un claro ejemplo de esto.

Pero hoy en día son muchas las soluciones a nuestro alcance que nos permiten controlar a distancia uno o varios ordenadores.  La figura del servidor es, en la mayoría de los casos, muy parecida: un programa que atiende conexiones entrantes y distribuye servicios locales. Las principales diferencias se encuentran en los clientes: algunos son programas independientes, otros son aplicaciones web y, en algunos casos, son servicios gestionados por terceros.

En pleno auge de este tipo de herramientas, Microsoft decidió incluir en Windows XP este servicio como una función más del sistema. Aunque no ofrece funciones adicionales como el intercambio de archivos vía FTP o la elaboración de inventarios, “Conexión a Escritorio remoto” -que es así como se llama- incluye todo lo necesario para controlar remotamente un ordenador.

Pues bien, como la mayoría de funciones especiales de Windows, conectar con un PC y controlarlo remotamente no es algo trivial. Requiere seguir una serie de pasos que, aunque no son difíciles,  pueden llegar a sacarnos de quicio si no los conocemos. Sigue los siguientes pasos y, en pocos minutos, sabrás cómo controlar remotamente un PC desde Windows XP.

Paso 1- Habilitar los servicios en el ordenador remoto

Para poder utilizar el servicio de control remoto de Windows XP primero debes activarlo. Haz clic con el botón derecho sobre el icono “Mi PC“, selecciona “Propiedades“, accede a la pestaña “Remoto” y marca las casillas “Asistencia remota” y “Escritorio remoto“, si quieres enviar peticiones de asistencia a otro usuarios o controlar ese PC sin recibir una petición, respectivamente.

Paso 2- Configurar el Firewall de Windows en el ordenador remoto

Posiblemente, este sea el paso más delicado. En teoría, simplemente marcando las casillas anteriores, se añade una nueva Excepción en el Firewall de Windows para que este tipo de conexiones tengan acceso al sistema. En la práctica, esto no es suficiente.

Existen dos posibilidades: realizar todos los pasos que Microsoft recomienda  – que no suele funcionar – o desactivar temporalmente el Firewall de Windows XP y confiar que nuestro router o antivirus se encargue de neutralizar cualquier tipo de amenaza.

Opción 1: Modificaciones recomendadas por Microsoft

  1. Inicia una sesión como Administrador
  2. Haz clic en Inicio/Panel de Control
  3. Haz doble clic en Firewall de Windows y accede a “Excepciones”
  4. Haz clic en “Agregar programa”
  5. Haz clic en “Examinar”, selecciona C:\Windows\PCHealth\Helpctr\Binaries\Helpsvc.exe y pulsa “Aceptar”
  6. Haz clic en “Agregar puerto”
  7. En “Nombre” escribe RPC_TCP135 y en “Número de puerto” escribe 135
  8. Acepta todas las ventanas restantes

Opción 2: Desactivar temporalmente el Firewall de Windows

  1. Haz clic en Inicio/Panel de Control
  2. Haz doble clic en Firewall de Windows
  3. Selecciona la opción “Desactivado”
  4. Acepta todas las ventanas restantes.

Paso 3 – Averiguar la dirección IP del PC del ordenador remoto

El método para conocer la dirección IP depende de cómo están conectados los ordenadores: a través de Internet o mediante una red local.

En el primer caso, puedes saber la dirección IP del ordenador que quieres controlar accediendo aquí desde el propio ordenador.

Si los dos ordenadores pertenecen a la misma red local, escribe cmd en el campo “Ejecutar…” del “Menú de Inicio” y escribe ipconfig. En el listado podrás ver la dirección que el ordenador tiene asignada.

Paso 4 – Activar la conexión

Una vez alcanzado este punto, sólo tienes que ejecutar el cliente de Microsoft y conectar con el ordenador en el que has habilitado el servicio. Haz clic en “Inicio/Todos los programas/Accesorios/Conexión a Escritorio remoto”. Introduce la dirección IP del ordenador que quieres controlar y pulsa conectar.

Si todo va bien, aparecerá la típica ventana de usuario. Introduce un usuario con permisos en ese ordenador y, al instante, el Escritorio del ordenador remoto se te mostrará en pantalla.

Cargando comentarios