Conversores de vídeo online

Recuerdo perfectamente el boom de los conversores de vídeo. Todo el mundo andaba como loco buscando un programa que cambiase el formato de no sé qué códec con nombre raro, a otro con un nombre aún más raro.

Siempre salía alguna aplicación que aseguraba ser compatible con todo, normalmente no lo era y los que sí convertían entre todos los formatos a menudo eran programas complicados.

Todas estas idas y venidas entre formatos se debía a que la gente descargaba vídeos de Internet y luego necesitaba convertirlos a un formato compatible con el dispositivo de reproducción que había comprado: un DVD, teléfono móvil, iPod, etc.

Hoy en día, la mayor parte de las conversiones de formato se pueden hacer directamente en Internet. Hay varias páginas que ofrecen este servicio. Todas funcionan prácticamente igual que un programa instalable: se carga un vídeo, se indica el formato de salida y algunos parámetros de conversión, y se elige la manera de recibir el vídeo resultante, normalmente en una dirección de correo electrónico.

Hay muchas páginas, algunas de ellas descargan y convierten un vídeo indicándoles una dirección web:

Cargando comentarios