Dale a Windows 7 el aspecto de Windows XP

Uno de los aspectos de Windows 7 que más llama la atención es su interfaz gráfica. No es que sea un cambio radical con respecto a las versiones anteriores, pero es suficiente para que resulte, en un principio, algo impactante.

El problema radica en que, si no te gusta, no tienes muchas alternativas. El menú clásico ha desaparecido y, por mucho que se intente, la Barra de tareas nunca llega a ser igual a lo que ya conocíamos. ¿Estás realmente harto de estas “mejoras”? ¿Te gustaría volver atrás? Te enseñamos cómo.

Pantalla de inicio

A la hora de personalizar Windows 7, tendremos que empezar por el principio. La pantalla de arranque, o bootscreen, no puede modificarse todavía pues Microsoft así se lo ha propuesto. Mucho más sencillo es sin embargo cambiar la pantalla de bienvenida.

Con Windows 7 Account Screen Edition puedes cambiar el fondo de la pantalla de bienvenida por el que más te guste. ¿Te sientes nostálgico? No te será difícil encontrar la de Windows XP buscando un poco en Google.

Menu Inicio

Mucha gente echa de menos el Menú Inicio clásico (que en paz descanse). Afortunadamente, es posible traerlo de vuelta por medio de programas externos. Classic Windows Start Menu hace una buena imitación, aunque la mejor -sin lugar a dudas- es la de Classic Shell. No notarás la diferencia con respecto al original.

Barra de tareas

La Barra de tareas de Windows 7 es un tanto peculiar: o la amas, o la odias. En cualquier caso, las opciones de personalización que trae el propio Windows podrían mejorarse. Ahí es donde entra en juego Windows 7 Taskbar Tweaker, con el que puedes eliminar previsualizaciones, y jump lists, y cambiar el comportamiento del ratón. El problema es que debe quedarse residente en memoria para surtir efecto, si bien su tamaño es tan reducido que apenas se nota.

Conseguir que la Barra de tareas se parezca a la de Windows XP tanto como se pueda requiere algo de paciencia. Para empezar, debes ir a Barra de tareas y menú Inicio, en el Panel de Control.

Aquí, tienes que marcar Usar iconos pequeños y, en la lista desplegable Botones de la barra de tareas, marcar No combinar nunca o Combinar si barra está llena (según tus preferencias).

¿Echas de menos el Quick Launch o Inicio Rápido? Si es así, haz clic derecho en alguna parte libre de la barra, selecciona Barra de herramientas y, a continuación, elige Quick Launch en la lista.

¿No te aparece Quick Launch? En tal caso, deberás seleccionar Nueva barra de herramientas y seleccionar la siguiente carpeta:

C:\Users\ tu nombre de usuario \ AppData\Roaming\Microsoft\Internet Explorer\Quick Launch

El resultado final será algo como esto. ¿Recuerda a Windows XP, verdad?

Temas

¿Quieres ir un paso más allá? ¿Estás realmente harto de Windows Aero y su transparencia? No desesperes, aún no está todo perdido. Para empezar, lo primero que necesitas, si vas a cambiar el tema de Windows, es parchear determinados archivos del sistema operativo.

Para ello, no hay forma más sencilla que utilizar Universal Theme Patcher, capaz de parchear todas las versiones de Windows desde XP, incluso las de 64 Bits.

Sólo tienes que hacer clic a los botones Patch de los archivos necesarios (en el caso de Windows 7, son tres). Después, es preciso reiniciar.

Por supuesto, necesitarás temas de Windows. Si eres un auténtico fanático de Windows XP, no te puedes perder esta adaptación del tema Luna para Windows 7. La imitación es perfecta, aunque puede presentar algunos errores, como que no parpadee la Barra de tareas para avisarte de que alguien te está hablando.

Los iconos

El tema anterior trae incluido el famoso fondo de pantalla de la verde colina, pero no los iconos clásicos. Si realmente quieres camuflar tu Windows 7 como si de XP se tratara, este elemento no te puede faltar.

Conseguir los iconos originales de Windows XP no será complicado, los tienes aquí. El problema es que es un archivo ICL, por lo que no resulta demasiado práctico. Deberías extraerlos y cambiarlos por tu cuenta: una tarea demasiado pesada.

Mucho más rápido será utilizar IconPackager junto con un pack de iconos de Windows XP. El proceso es tan fácil como instalar IconPackager, descargar el paquete de iconos, abrirlo con IconPackager (está asociado por defecto) y presionar Apply Icon Package. Pan comido.

Tweaking variado

Por supuesto, si quieres modificar Windows 7, también podrás utilizar los diversos programas de optimización y tweaking disponibles para dicho sistema operativo. Algunos de ellos son los siguientes:

Resultado final

¿Te preguntas cómo puede quedar? En la imagen de abajo tienes la respuesta.

Aunque no lo parezca, esto es Windows 7: hemos utilizado Classic Shell, el tema Luna para Windows 7 y el pack de iconos de Windows XP.

Artículos relacionados

Cargando comentarios