Deshabilita las 6 opciones más inútiles de Windows XP

Como cualquier programa que se precie, Windows XP trae una configuración por defecto que no tiene por qué estar al gusto de todos. De hecho, podría decirse que la mayoría de los usuarios no están de acuerdo con algunas de estas opciones de fábrica.

Vamos a ver a continuación cómo deshabilitar las opciones más inútiles de Windows; aquellas que, quizá, nunca debieron haber sido activadas.

1. Ocultar las extensiones de archivo para tipos conocidos

Desconocemos a qué cerebrito de Microsoft se le ocurrió que ocultar las extensiones para los archivos “conocidos” era una gran idea. Sí… sin duda es mucho más fácil que unos archivos tengan extensión, otros no, que unos archivos con un mismo icono se abran con un programa, otros con otro… Una gran idea, si lo que quieres es infectarte con todo tipo de troyanos al pensar que son otra cosa.

Para prescindir de esta “genial idea” no tienes más que abrir el Explorador de archivos, ir al menú Herramientas, pestaña Ver y desmarcar la casilla Ocultar las extensiones de archivo para los tipos de archivo conocidos.

2. No mostrar archivos ni carpetas ocultos

Esta opción está relacionada con lo anterior, vuelve a ser un “ojos que no ven, corazón que no siente”. En este mismo blog de OnSoftware estamos viendo la cantidad de veces que necesitamos acceder a Documents and Settings y otras carpetas ocultas. Mantener “invisibles” estas carpetas es una pérdida de tiempo y no tiene ninguna utilidad real.

Sin embargo, puede servir de camuflaje para malware o para hacernos perder el tiempo buscando algo que “no está”.

Se deshabilita en el mismo apartado que hemos visto antes. Es decir, en el Explorador de archivos, menú Herramientas, pestaña Ver, seleccionando Mostrar todos los archivos y carpetas ocultos.

3. Agrupar los botones similares en la Barra de tareas

Esta característica de Windows podría considerarse de utilidad moderada. En una pantalla de pocas pulgadas como la de un ordenador portátil, puede cumplir con su objetivo: evitar que tengas tropecientas ventanas en la Barra de tareas.

Sin embargo el hecho de que casi todos los programas incorporen las pestañas en su diseño hace que sea más un incordio que otra cosa.

Se deshabilita desde el Panel de Control, en Barras de tareas y menú Inicio, deshabilitando Agrupar los botones similares de la Barra de tareas.

4. Limpieza de iconos no utilizados en el Escritorio

Cada 60 días Windows va a sorprenderte con su sabiduría mostrándote iconos del Escritorio que no has utilizado. Lo cierto es que yo no ando diciéndole a él lo que usa o deja de usar, así que me parece lógico que él debería dejarme tranquilo con lo que tengo en mi Escritorio.

Si te pasa como a mí, ve al Panel de ControlPantalla, pestaña Escritorio, pulsa sobre Personalizar Escritorio y desmarca la casilla Ejecutar Asistente de limpieza de escritorio cada 60 días.

5. Barra de idioma

No se sabe a ciencia cierta cuál es la teoría por la cual debería ser útil tener permanentemente un recuadro en la Barra de tareas desde el cual cambiar el idioma del teclado.

Está claro que si se trata de una persona que utiliza teclados de distintas configuraciones, le puede ser útil, en tanto que no termine volviéndose loco, pero para el resto de mortales no deja de ser un estorbo.

Para librarte de ese ES (u otro) que te mira fijamente desde la Barra de tareas,  debes hacer clic derecho sobre él y pulsar Cerrar la Barra de idioma. En la ventana que aparecerá, marca la casilla y pulsa en Aceptar.

6. Búsqueda asistida

Me parece genial que le hayan encontrado trabajo al adorable perrito Rufus, al mago Merlín y a sus amigos, pero cuando estás buscando algo es generalmente porque no quieres perder el tiempo en mirar manualmente dónde puede estar. Es decir, tienes algo de prisa.

Aguantar como viene un perrito y tener que lidiar con un menú asistido que en vez de ayudar lo que hace es confundir, no es la forma óptima.

Una forma bastante más directa es la búsqueda clásica. Obtenerla requerirá un poco más de esfuerzo que en los casos anteriores.

Primero tienes que abrir el Editor de Registro, por ejemplo ejecutando regedit.exe en el menú Ejecutar (atajo: Win + R). Después navega hasta esta clave:

HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Explorer\CabinetState

Haz clic derecho en el panel de la derecha y selecciona Nuevo, Valor Alfanumérico. A continuación te dejará cambiar el nombre. Introduce “Use Search Assist“, sin las comillas.

Después haz doble clic y en el recuadro que aparecerá escribe “no” y pulsa en Aceptar. Ya está.

[ Inspiración tomada prestada de OnSoftware inglés ]

Cargando comentarios