DropBox VS SkyDrive, ¿cuál es el mejor?

Alojar archivos en la nube es la mejor solución para tener copias de seguridad, para acceder a tus documentos estés dónde estés, compartirlos con tu equipo de trabajo o para tenerlos siempre disponibles, a la vez, en diferentes dispositivos. Las razones son diversas y las opciones, infinitas.

Hemos seleccionado a dos de las grandes herramientas para guardar archivos online y las hemos enfrentado. Un servidor se ha puesto las cosas fáciles y ha escogido DropBox, mientras que Alberto ha querido competir fuerte y se ha decantado por SkyDrive. Ya al final, Fabrizio nos ha puesto sobre la mesa un montón de opciones igualmente válidas. ¡Prepárate para el combate!


¿Más vale maña…

Pocos se atreven a discutir la superioridad de DropBox como herramienta de almacenamiento online. De hecho, en alguna ocasión lo hemos designado como el mejor. Aunque al principio ofrece solo 2GB de espacio gratuito, si te encariñas con él (lo cual comprobarás que es muy fácil) y lo recomiendas a suficientes personas, podrás llegar a disponer de hasta 8GB. Eso sin contar que siempre tienes la opción de pagar por más.

La gran baza de DropBox es su aplicación de escritorio, potente y muy fácil de usar, que está asociada a tu cuenta. Con el aspecto de una carpeta normal, cualquier archivo que coloques dentro tendrá, en pocos segundos, una copia online accesible no solo desde tu navegador sino también desde cualquier dispositivo donde tengas instalada una de sus aplicaciones, ya sea Android, iOS, BlackBerry… Cuando arranques el ordenador, la carpeta se sincronizará y en pocos instantes tendrás otra copia disponible.

…o fuerza?

SkyDrive es un serio competidor en este mercado de servicios que ofrecen espacio en la nube. ¿Su punto fuerte? Nada menos que 25 GB de espacio online gratuito. Igual que 12,5 DropBoxs juntos. Pero, eso sí, no puedes subir archivos que superen los 100 MB.

SkyDrive, por extraño que parezca, no cuenta con una aplicación de escritorio oficial, aunque sí soluciones de terceros. Estamos hablando del magnífico SDExplorer, que se integra en el explorador de Windows y permite arrastrar y soltar archivos a la cuenta SkyDrive que se haya asociado.

¿Y para mantener archivos sincronizados? Ahí tenemos a Windows Live Mesh, el DropBox de Windows que integra sus 5GB de sincronización automática a los 25 de SkyDrive. Sin olvidarse de sus aplicaciones móviles: para Windows Phone 7 y para iPhone.

Dos puntos más a favor de SkyDrive: su capacidad de ser compatible con todas las aplicaciones de Windows Office, permitiendo editar archivos de Word o Excel desde el navegador gracias a sus versiones Webapp, y su futuro: SkyDrive y Windows 8 van a dar muchísimo que hablar próximamente. Una integración completa con todas las aplicaciones metro, una aplicación de escritorio oficial (¡por fin!) y el acceso remoto a tu disco duro para acceder a aquellos archivos que no tengas en la nube no son simples mejoras estéticas: SkyDrive promete toda una revolución.

Y tú, ¿qué prefieres, DropBox o SkyDrive?

Cargando comentarios