¿Llamadas no deseadas? ¿SMS publicitarios? ¡Basta ya!

Si a lo largo del día pierdes demasiado tiempo atendiendo llamadas de los pesados de turno ciertos inoportunos y cada vez recibes más mensajes publicitarios que te distraen de tus quehaceres diarios, puede ser que haya llegado la hora de instalar un filtro de llamadas en tu teléfono móvil.

¿Qué es un filtro de llamadas? Básicamente, son programas que se encargan de preseleccionar las llamadas que recibes. Es decir, se dedican a bloquear llamadas y mensajes entrantes teniendo en cuenta parámetros como el contacto, el prefijo o la identificación de la llamada. En cierta manera, es como bloquear un contacto en el Messenger pero a nivel telefónico.

En Softonic.com puedes encontrar diferentes programas que se encargan de hacer esto. Entre los más completos están Advanced Call Manager y Best BlackList, dos programas que, aunque algo distintos, comparten un mismo objetivo: filtrar llamadas y mensajes.

Por un lado, con Advanced Call Manager puedes filtrar llamadas utilizando diferentes reglas. Permite bloquear todas las llamadas, bloquear sólo los contactos definidos en una lista negra, bloquear todas las llamadas de números desconocidos y todos sus opuestos.

Por otro, Best BlackList utiliza los grupos de contactos de tu agenda telefónica para especificar a quién quieres atender y a quién no. A nivel de funciones es algo más limitado pero, en consecuencia, también resulta bastante más sencillo de utilizar.

Ambos funcionan de un modo totalmente transparente. Antes de que la llamada sea aceptada y el teléfono suene, el filtro de llamada activo captura el número de teléfono y lo compara con su lista de teléfonos o grupos de contactos bloqueados (o aceptados, depende el modo seleccionado). Si el teléfono está en la lista, el programa bloquea la llamada y cancela cualquier tipo de aviso. En caso contrario, el proceso de llamada entrante transcurre con normalidad.

Gracias a la velocidad a la que se realiza este proceso, la sensación que tiene un contacto bloqueado es que tu teléfono está ocupado o fuera de cobertura. De esta manera, puedes dejar de atender a cualquier persona de un modo más correcto y, en cierta manera, elegante.

En definitiva, hoy en día el tiempo es un recurso muy preciado y cualquier tipo de acción que nos permite ahorrar tiempo es bienvenida. Aunque lo más cortés es contestar a tus llamadas, en ocasiones, ya sea porque no es un buen momento o por cualquier otra razón, hacerlo se convierte en un compromiso para ambas partes. Utilizar uno de estos filtros es, sin duda, una interesante solución.

Cargando comentarios