Ya está aquí Google Drive, un Docs con esteroides

El esperado disco duro virtual de Google ya se ha lanzado oficialmente: se llama Drive y te ofrece 5GB gratis para guardar y sincronizar tus documentos en cualquier ordenador.

La sorpresa es que en su nacimiento, Google Drive se ha llevado por el camino a Google Docs. Ahora las funciones de esta suite ofimática vienen integradas en el gestor de documentos online y en las aplicaciones móviles de Google Drive.

¿Estamos ante un cambio de marca y nada más? ¿Qué cosas nuevas aporta Drive respecto a Docs? Descúbrelo con nuestras primeras impresiones:

Google Drive = Google Docs

Google Drive es lo mismo que Google Docs y lo reemplaza completamente: después de haber migrado nuestro perfil, podemos decirlo de forma tajante. Una vez  hagas lo mismo, no quedará ni rastro de la denominación Docs, aunque por supuesto seguirás teniendo tus textos, presentaciones y hojas de cálculo a salvo.

Como puedes ver arriba, la apariencia es prácticamente idéntica. En la columna izquierda puedes navegar por tu árbol de carpetas y filtrar por documentos compartidos; en la columna derecha tienes los listados de ficheros, que puedes seleccionar, marcar como favoritos, abrir para su visualización, etc.

Dentro de los documentos creados desde el propio Drive, el aspecto también es el mismo para cada editor. El trabajo colaborativo con chat incorporado sigue funcionando igual de bien que en Google Docs.

Drive es el visor online universal

La principal diferencia de Drive respecto a Docs es que almacena todo tipo de archivos en tus 5GB, no solo los que la suite ofimática de Google era capaz de abrir o importar.

Su visualizador online se ha vuelto compatible también con muchos más formatos de imagen, sonido, vídeo y con ficheros comprimidos. Incluso ficheros como los PSD de Photoshop se pueden ver desde la web sin plugins y sin problemas.

Un aspecto muy conveniente de Google Drive es que integra un escáner OCR que digitaliza los textos de tus documentos impresos a medida que los subes a la nube. Este escáner detecta incluso algunas imágenes básicas: puedes subir una foto de la Torre Eiffel y encontrarla buscando “torre eiffel” desde el buscador, aunque no figure en el nombre.

Sincronización en cualquier lugar

Google Drive también se ha lanzado como aplicación de Escritorio para diferentes sistemas operativos. Su función es similar a las aplicaciones oficiales de Dropbox, es decir, sincronizar tus documentos locales con los remotos, de forma que puedes subir y guardar ficheros simplemente arrastrándolos con el explorador de archivos.

Google Drive se encuentra disponible para los siguientes sistemas operativos:

Una guerra abierta en las nubes

Con Google Drive, el buscador apunta a despojar de usuarios a Dropbox o SkyDrive. No lo tienen fácil, sin embargo: la base de usuarios de Dropbox y la tremenda cifra de 25GB gratis de SkyDrive son argumentos potentes para ponérselo difícil al menos.

Sin embargo, pese a que la apuesta es menos arriesgada de lo que creíamos, Google Drive tiene a una empresa con una larga trayectoria en servicios online y que no dudará en integrar este disco duro virtual con el resto de sus aplicaciones y con otras aplicaciones web de terceros.

De momento ya puedes solicitar la migración a Google Drive desde este enlace. En breve recibirás el aviso de disponibilidad de tus 5GB.

¿Qué te parece Google Drive? ¿Lo prefieres a Dropbox o SkyDrive?

Cargando comentarios