El kit esencial para mejorar las funciones de Windows

Aunque es el sistema operativo más usado, Windows dista mucho de ser perfecto. Nos ha traído multitud de funciones y herramientas sin las cuales sería imposible trabajar hoy en día, pero cada una posee aspectos mejorables.

Por suerte, las utilidades de terceros están ahí para completar lo que falta. Hay unas más ligeras y otras más pesadas; unas para situaciones puntuales y otras que no dejarás de usar en todo el día. Pero todas tienen algo en común: elevan Windows a la máxima potencia.

¿Quieres saber cómo sería nuestro Windows ideal? Pues echa un vistazo a todas las cosas que vamos a tunear:

1. El Escritorio (Fences)

Windows organiza los iconos del Escritorio según distintos criterios. En la práctica, cuando se juntan muchos de ellos, al final lo que queda es una ristra en la que es difícil distinguir nada.

Esto viene a remediarlo Fences, una herramienta que ya te enseñamos a fondo aquí pero que nunca está de más recordar. Con ella puedes crear diversos espacios (o vallas) donde ubicar iconos del mismo tipo para que los encuentres más rápido.

¿Quieres más? Sustituye los iconos por un dock (como RocketDock o Nexus) o mantenlo limpio con una utilidad que los ubique automáticamente, como DropIt. Si lo que quieres es modificar el Escritorio por completo, Rainmeter es tu mejor opción sin duda.

2. El Explorador (Total Commander)

Una de las áreas que más usas en Windows es también una de las que ha mejorado menos con el tiempo. La previsualización, los distintos tamaños de icono y otras funciones lo hacen todo más bonito, pero casi nunca más útil.

Nosotros preferimos Total Commander. Su aspecto puede ser algo tosco pero la eficiencia manda y esta alternativa vive gracias a ella: visualización de dos carpetas a la vez, conexión rápida y fiable a unidades en red y servidores FTP, montones de opciones contextuales para renombrar, transferir…

¿Quieres más? Hay pequeñas mejoras o tweaks del Explorador que ya os resumimos en este artículo. Por ejemplo, QT TabBar añade pestañas al explorador, mientras que StExBar incluye nuevas funciones en la barra de botones.

3. La Barra de Tareas (Taskbar Shuffle)

En Windows 7, esta parte del sistema operativo es una de las que más ha evolucionado. Sus versiones anteriores, sin embargo, pueden mejorar más en ciertos aspectos.

Un ejemplo es que sus elementos no se pueden reordenar. En ese caso, nada mejor que Taskbar Shuffle para arrastrar los programas a un lado y a otro según te convenga; igual que en Windows 7, pero sin mostrar solo el icono.

TaskBar Shuffle

¿Quieres más? ¿Qué te parecería tener más información de tu sistema en la barra? Perfgraph hace precisamente eso, para que tengas una visión general de lo que pasa en tu PC y actúes en consecuencia. También tienes otras utilidades en este artículo.

4. Herramienta “Mover a” (TeraCopy)

La transferencia de archivos, aunque presenta esa hoja de papel flotando tan relajante, es una de las que más sacan de quicio. Es lenta y poco fiable, además de carecer de opciones tan simples como un botón de pausa.

TeraCopy

Pues bien, esa y otras funciones las añade TeraCopy, un complemento simple pero tremendamente eficaz que incluye información precisa sobre las transferencias de archivos, ordenación por prioridad y muchas más cosas.

¿Quieres más? Con funciones similares tienes SuperCopier, cuyo desempeño está ligeramente por debajo aunque en este caso es una aplicación gratuita.

5. Portapapeles (Click.to)

Esta función tan etérea apenas ha cambiado en quince años: copias un elemento y, si te deja, lo pegas en otro sitio.

¿En serio no hay algo mejor que eso? Por supuesto: Click.to añade accesos a diversos programas para que se abran y se pegue el contenido en ellos, o redes sociales para que se envíe directamente a tus amigos. Una forma de agilizar tu trabajo con texto e imágenes.

¿Quieres más? Si es más capacidad para el portapapeles lo que pides, ArsClip y Clipboard Manager te la van a dar. Ambos clasifican además los elementos copiados por tipo, incluso con accesos rápidos.

6. La Papelera de Reciclaje (Unlocker)

Ese almacén donde va a parar todo lo que no queremos tener a la vista. Su mantenimiento es fundamental, aunque no siempre pone de su parte para hacerlo: esperas interminables, archivos bloqueados o desconocidos…

Un imprescindible es Unlocker, que resuelve uno de sus conflictos más recurrentes: el de los archivos bloqueados por programas o problemas de permisos. Un clic derecho y podrás decirles adiós definitivamente. No es infalible, pero funciona la mayoría de las veces.

¿Quieres más? RecycleBinEx es el complemento ideal para la Papelera, sobre todo si eres de los que la tiene a rebosar de documentos. Su búsqueda rápida, filtrado y eliminación definitiva son esteroides puros para el cubo de basura informática por excelencia.

7. El Menú Contextual (FileMenu Tools)

El clic derecho de toda la vida te presenta opciones que a menudo se quedan cortas. En ciertos casos, seguro que podría ser aún más “contextual”.

Para mejorar este menú puedes usar FileMenu Tools. En sus preferencias puedes definir qué opciones nuevas aparecerán en este menú, algunas de ellas exclusivas de este programa. Así pues el programa no solo mejora en eficiencia, sino que trae consigo nuevas posibilidades.

Filemenu Tools

¿Quieres más? Este tipo de mejoras es muy abundante, así que no te faltarán alternativas como las que te resumimos aquí. Pero eso sí, procura no llenar el menú de elementos, uno de los problemas más comunes entre los usuarios.

8. El Administrador de Tareas (System Explorer)

Allí donde acudes para saber lo que se cuece en tu ordenador y, en algunos casos, mejorar su rendimiento. Su primera pestaña es comprensible, pero a partir de “Procesos” la cosa cambia: un montón de nombres raros que muchas veces no sabes si convendría cerrar, si son malignos o realmente necesarios.

System Explorer

System Explorer es, simple y llanamente, lo que esta aplicación debería haber sido por defecto. Clasifica los servicios y procesos según el programa, indica su grado de seguridad y el uso que hacen de los diferentes recursos del sistema, de una forma mucho más gráfica y organizada.

¿Quieres más? Como alternativa existe Security Process Explorer pero, para qué engañarnos, no le llega ni a la suela de los zapatos. Otro programa complementario es Prio, que hace que tu PC recuerde las prioridades de ejecución de procesos; una herramienta avanzada pero muy útil

¿Qué programas usas para mejorar cada una de estas áreas de Windows?

Cargando comentarios