La revolución de Google Earth (II). La competencia

Como decíamos en el anterior artículo, si bien Google Earth se ha convertido en una herramienta imprescindible para muchos usuarios de Internet, la enorme variedad de sus prestaciones ha provocado cierto descuido en algunos aspectos.

La competencia, que existe, se ha especializado en los servicios peor cubiertos de Google Earth para arrebatarle algunos clientes.

Sin andar con más ambages, el programa de la NASA World Winds tiene toda la superficie de la tierra en relieve, incluyendo el fondo oceánico cercano a la costa. En este punto, a Google Earth todavía le queda bastante.

Ocurre lo mismo con respecto a la atmósfera. Google Earth dispone de capa de nubes, radar y de las previsiones meteorológicas de weather.com. Hasta la versión 1.4 de World Winds, el programa de la NASA le saca ventaja al de Google en lo que a meteorología se refiere. Sobre todo por las herramientas: pluviómetro, simulación de la incidencia de los rayos solares sobre la tierra, historial de terremotos y mucha más información sobre todo tipo de fenómenos meteorológicos registrados en los servidores de la agencia espacial norteamericana.

Todos estos datos quedan representados con colores o gráficas sobre la superficie de La Tierra aportando una gran comodidad al estudio.

Seguramente llegará el día en que Google Earth alcance a World Winds en lo que a la meteorología se refiere, pero por ahora la diferencia es notable.

Pese a las bondades de World Winds, el competidor más directo de Google Earth se llama Microsoft Virtual Earth. El concepto de programa es similar al de la compañía californiana.

Virtual Earth se ha centrado desde el principio en el territorio estadounidense. Existe una gran diferencia de resolución entre el suelo norteamericano y el resto del mundo. Esta especialización geográfica se acusa más en el servicio de información de tráfico, sólo disponible para EEUU.

Sucede lo mismo con el número de modelos en 3D. Si Google Earth dispone de la Isla de Manhattan, Virtual Earth suma a esto buena parte del resto de Nueva York. Además cuenta con modelos tridimensionales por todo el país como las cataratas del Niágara, el Golden Gate, el Congreso, etc. Ahora bien, en el resto del planeta cuesta encontrar alguno.

Virtual Earth tiene su propio Panoramio, se llama Bird´s Eye. La novedad se encuentra en que el programa ofrece una imagen aérea de algunas zonas que coincide exactamente con el mapa. Consiste en una foto aérea integrada en el mapa.

El otro aspecto en el que Virtual Earth puede competir con Google Earth es la velocidad de navegación, fundamentalmente porque el primero tiene menos capas que cargar, ya veremos cómo evoluciona esta cuestión cuando vayan añadiendo más imágenes.

El mundo del software libre también ha hecho su aportación a los navegadores terrestres, me estoy refiriendo a Earth 3D. Difícilmente puede competir con Google en algo, pero para aquellos a los que les gusta modificar los programas a su gusto puede interesarles.

En torno a Google Earth se agrupa la gran mayoría de usuarios que no tiene necesidades demasiado complicadas. Sin embargo, a aquellos que persiguen prestaciones muy concretas les conviene echar un vistazo a la competencia porque en muchos casos, se han resguardado del empuje de Google en refugio de la especialización.

Enlaces:

Cargando comentarios