Toma el control de la reproducción automática

La reproducción automática de Windows es una de esas características del sistema operativo de Microsoft querida por algunos, odiada por otros cuantos e incomprendida por el resto. Se trata de una ventana emergente que aparece cuando introducimos un dispositivo extraíble (un CD, DVD, memoria USB, disco duro portátil, tarjeta de memoria…) en el ordenador.

Windows trata de adivinar, como buenamente puede, de qué se trata: si la mayoría es audio, vídeo, imágenes… y nos muestra un menú con distintos programas que iniciar. ¿Te gustaría modificar ese menú? Sigue leyendo.

Paso 1: Instalar AutoPlay Repair

Antes de nada, vamos a necesitar un pequeño aliado para llevar a cabo tan maquiavélico plan, puesto que la reproducción automática no se puede configurar así como así por nuestros propios medios. Vamos a utilizar para ello Autoplay Repair, un programa gratuito, que no requiere instalación, ocupa menos de 300kb y que incluso está traducido al español. Una joya, vamos.

Paso 2: Configurar el programa en español

Primero, especialmente si te quedaste en el “My taylor is rich“, has de ponerlo en español, ya que por defecto se encuentra en inglés. Para ello no hay más que darse una vuelta por Settings, buscar Español en la lista desplegable y aplicar los cambios.

Paso 3: Modificar las entradas

Después de esto ya nos podemos centrar en la ventana principal, que no deja lugar para el error. Los distintos menús de autoarranque se muestran cada uno en una pestaña, de tal modo que si, por ejemplo, quieres editar los programas que te aparecerán al introducir una tarjeta de memoria hasta arriba de fotografías, tan sólo tienes que ir a la pestaña Imágenes.

Cada elemento disponible en el menú se puede modificar, establecer como acción predeterminada y, por supuesto, también la opción a la que seguramente más partido le vas a sacar: borrar. En la captura de pantalla de arriba, por ejemplo, se puede ver cómo se encuentra Opera incluido en la lista de programas para abrir imágenes (¿?), y este es tan sólo un pequeño ejemplo de la cantidad de barbaridades que nos podemos encontrar.

De todas formas, si no estás completamente seguro de si es buena idea eliminar ciertas entradas, siempre puedes crear un pequeño respaldo, desde el que recuperarlas más tarde.

Paso 4: Añadir más programas a la lista

Por otra parte, eso de destruir está muy bien, pero quizá también tengas en mente crear algo nuevo. En el caso concreto de la imagen de abajo, hemos creado una nueva acción, bastante interesante, para que nos aparezca al introducir un dispositivo con archivos de audio en su interior: Reproducir en Winamp. Sólo es necesario introducir un nombre en “Acción”, el nombre del programa en “Proveed”, la ruta en “Aplicación” y, si necesita algún parámetro especial, lo incluiríamos en “Argumentos”.

¿Realizas tareas repetitivas con tus tarjetas de memoria? Automatízalas. Haz un uso inteligente de la reproducción automática y gana un precioso tiempo.

Cargando comentarios