Particiona tu disco duro sin perder los nervios

En informática, una partición es una división virtual de una unidad de disco física. Windows y Mac OS X, por ejemplo, utilizan una única partición, mientras que Linux consta de dos o más.

Disponer de más de una partición es muy útil para organizar mejor tus archivos, mejorar el rendimiento del sistema y evitar perder todos los datos si falla el sistema operativo.

Gracias a programas gratuitos como Paragon Partition Manager, Easeus Partition Master o Partition Wizard podrás particionar tu disco duro en pocos y sencillos pasos.

Cuando instalas Windows por primera vez, el instalador crea una única partición en tu disco duro, ya sea en formato FAT32 (Windows 9x a XP) o NTFS (Windows XP a Vista/7).

El proceso de generar esa partición implica perder los datos previos, pues para obtener una sola partición hay que formatear el disco.

¿Qué ocurre cuando necesitas más de una? ¿Deberás formatear el disco y volver a instalar Windows? Gracias a programas como Easeus Partition Master el proceso es más rápido y sencillo.

A continuación repasamos el proceso de particionado de un disco estándar mediante Easeus Partition Master, si bien el proceso es prácticamente idéntico con Paragon Partition Manager y Partition Wizard.

Paso 1 – Copia de seguridad de tus documentos

Aunque este paso es opcional, más vale prevenir que curar. Nunca se sabe qué puede fallar, así que mejor guarda una copia del sistema y/o de tus documentos y archivos por si perdieras la partición actual de tu unidad de disco.

En Softonic encontrarás programas para ello, gratuitos y de pago, para todos los gustos.

Paso 2 – Consigue espacio para la nueva partición

Como hemos dicho al principio, Windows por defecto crea una partición única que ocupa todo el disco duro. Para añadir una o más particiones nuevas, deberás cambiar el tamaño de esta primera partición.

Para ello, selecciona la partición, haz clic en Resize/Move y escoge el espacio de la nueva partición. Puedes hacerlo moviendo el gráfico (de derecha a izquierda) o colocando la cifra en MB en el campo Unallocated Space After.

Paso 3 – Define la partición en el espacio libre

En la ventana principal del programa de particionado verás que la unidad de disco contiene la partición original y un espacio gris vacío. Selecciona ese espacio y haz clic en Create (Create partition).

Ahora deberás asignarle un nombre (Partition Label), una letra para ver la partición en Mi PC como si fuera un disco más (Drive Letter) y el sistema de archivos (NTFS para XP/Vista/7).

Paso 4 – Aplica los cambios

La ventaja de los particionadores de disco es que te permiten realizar operaciones sin tocar el disco. Así, volver atrás sobre tus pasos es muy fácil porque no has realizado ningún cambio realmente.

Una vez estés seguro de los cambios que vas a aplicar a tu disco, en el ejemplo cambiar el tamaño de la partición original y crear una partición nueva con el espacio libre, sólo tienes que hacer clic en Apply.

El programa te pedirá que reinicies el ordenador, momento en que un nuevo menú te mostrará el proceso de particionado del disco.

Después se iniciará Windows, y cuando abras Mi PC verás la nueva partición (D:\ en el ejemplo) junto con la que tenías previamente (C:\).

Enlaces de interés

Cargando comentarios