Los mejores programas para encontrar pareja

Tradicionalmente se puede pensar en el ordenador como un antagónico de la vida en pareja. ¿Demasiado tiempo matando marcianitos? Entonces difícil será que encuentres nunca a tu media naranja.

No obstante, los tiempos están cambiando y la informática ha extendido sus tentáculos a todos los ámbitos de nuestra vida. Ahora que estamos a las puertas de San Valentin, ¿todavía sin novia? No te preocupes, tu ordenador te echará una mano…

1. Ponte a punto

Antes de encontrar a tu alma gemela, vas a necesitar una pequeña puesta a punto, y es que no queremos que, tras encontrarla, ésta salga corriendo después de ver tu desaliñado aspecto.

¿Unos kilos de más? No hay problema,  utiliza un programa como Cron-O-Meter para llevar un registro de tu dieta de forma concienzuda. Si tu corte de pelo es del siglo pasado, con Hair Master puedes probar otros de forma virtual.

Pon a prueba nuevos peinados

En cuanto a tus hábitos, ¿quién querrá ser tu novio/a con ese aliento a tabaco que mata a las plantas? Pásate al lado saludable de la vida y deja de fumar, controla con Off4Fit que descansas suficiente mientras trabajas (tus ojeras te lo agradecerán) y deja de lado los platos precocinados y cocina tus propios platos saludables con Perejil.

2. Localiza a tu alma gemela

Llegados a este punto, ya estás preparado para localizar a esa persona tan especial, pero ¿dónde está? En la inmensidad de Internet se hablan muchos idiomas, así que quizá debas aprender alguno para asegurarte el éxito.

En cualquier caso, utilizar los servicios especializados de páginas como OKCupid o Meetic te facilitarán mucho las cosas. Mediante sus inmensas bases de datos y tests de compatibilidad encontrarás a muchos candidatos, ¿pero cuál será tu alma gemela? Es difícil de adivinar, salvo que seas un experto tarotista y te ayudes de JTarot, pero utilizando vuestros nombres, podrás calcular vuestra afinidad amorosa con Afinidad Amorosa.

De acuerdo, admitimos que el método no es demasiado científico: si eres de los que prefieren el manejo de datos, genera tus propias estadísticas con WiniDams o, incluso, arréglatelas para obtener el ADN de la otra persona, léelo con Serial Cloner y comprueba que sois biológicamente compatibles.

3. Conoceros mejor

El siguiente paso va a ser conoceros mejor. Para ello, nada como la mensajería instantánea: en Windows Live Messenger puedes utilizar emoticonos curiosos para llamar su atención y, si prefiere Facebook, chatea cómodamente desde Digsby.

Emoticonos

Impresiona a dicha persona con los correos electrónicos llenos de color y animaciones de Incredimail, acompáñalos de frases célebres o los poemas de Bécquer para mostrar tu lado más intelectual, o descarga vídeos de animalitos adorables en Youtube con aTube Catcher para enternecer su corazón.

Si todo va bien, pronto el texto se os quedará corto: será el momento de conversar cara a cara con Skype, incluso si no estáis en el ordenador, con VoipBuster u otros programas VOIP.

4. Si todo va bien…

Si todo va bien, quizá haya llegado el momento de quedar en el mundo real, no virtualmente como en SecondLife. ¿Pero dónde hacerlo? Busca un sitio bonito y especial con Google Earth, pero acuérdate de consultar el tiempo antes. Que los nervios no te alteren, utiliza Aura para relajarte antes de la cita y, si fuera necesario, consulta tus bioritmos para asegurarte de que irás a tope de energía y optimismo.

¿Es el momento? Tus bioritmos te lo dirán

Coge su mano y lee su futuro con MB Free Palmistry, utiliza tu voz y lúcete con tu canto, si antes practicaste con Karafun en casa. Por la noche podrás poner de manifiesto los conocimientos sobre la Luna adquiridos en Virtual Moon Atlas, o sentiros diminutos en la inmensidad del universo con Stellarium.

En cualquier caso, no te olvides de hacer reir a tu futura pareja, por ejemplo, poniendo una voz graciosa con Funny Voice y guarda las fechas importantes en un calendario como Rainlendar: ¿no querrás olvidarte de vuestro aniversario, verdad? Cuando llegue el momento, envíale una tarjeta de felicitación personalizada, explícale que te ha calado hondo en el corazón (si quieres ser específico, acompáñate de BoneLab), muéstrale cómo tu pulso se acelera con su presencia con TestPULSE y, si todo va bien… ¡quién sabe! lo mismo haya llegado el momento de pensar en boda o incluso buscar la descendencia conjunta.

¿Ha llegado el momento de tener un hijo?

¿Te ha ayudado la informática a encontrar pareja, o todo lo contrario?

Cargando comentarios