Navega más seguro con el protocolo HTTPS

Seguramente habrás visto miles de veces en la barra de direcciones de vuestro navegador la palabra “http” justo al inicio de la dirección web que estáis visitando. Eso es un protocolo de transferencia de hipertexto, pero con la proliferación de servicios y páginas con acceso mediante contraseña, HTTP se ha quedado anticuado y es potencialmente inseguro.

Es por eso que hay que estar muy alerta del protocolo y, en sitios donde puedes ser víctima del robo de datos personales, controlar que la dirección que estamos visitando empieza por “https://”, un protocolo que cifra la transferencia de datos de forma mucho más segura.

Conoce cómo activar este protocolo en las principales páginas web y los pasos que tienes que seguir para que tu estancia en la red sea mucho más segura. ¡Allá vamos!

Los inicios de sesión

A continuación te explicaremos cómo configurar tuss principales cuentas para habilitar el cifrado de HTTPS, pero primero de todo, un consejo fundamental: las páginas de registro y de inicio de sesión son el principal foco de peligro, y por defecto, cargarán con el protocolo HTTP. Prueba de añadir una “s” al final, manualmente. Tan simple como esto. Si quieres estar tranquilo, accede a tus datos personales sólo desde páginas HTTPS:

Los sitios confirman que son seguros con información verificada, que puedes revisar pinchando en el botón que aparecerá en tu barra de navegación.

Si no pueden ser verificados y, por tanto, son inseguros, nuestro navegador nos advertirá con un mensaje de este estilo:

Tenlo en cuenta especialmente en sitios en los que debemos introducir datos personales privados, como páginas de compra electrónica, tal y como lo explicamos en nuestro artículo sobre estafas en la red.

Cómo activar HTTPS en Facebook

Sin duda, las redes sociales como Facebook son páginas potencialmente peligrosas para ti y tus preciados datos. Entra en Facebook y, en la parte superior derecha de la página principal, haz clic en Configuración de la cuenta. Una vez dentro, en la parte inferior de la página encontrarás Seguridad de la cuenta. Activa la casilla de Navegación segura y dale a Guardar.

Normalmente, al hacer un cambio de este estilo, la página desactivará la sesión y deberás volver a acceder con tus datos personales, ahora sí, con más seguridad.

Si no sucediera, sal de la sesión y vuelve a entrar. Si en la pantalla anterior has activado también la opción Notificaciones de inicio de sesión, Facebook te pedirá que identifiques los dispositivos con los que entres en la red.

Esto es una medida de seguridad implementada para evitar que ordenadores y dispositivos ajenos al nuestro accedan a nuestra red social. Esta petición te la hará cada vez que accedas desde un sitio nuevo, también desde el móvil.

Incluso si limpias las cookies o usas programas como CCleaner, Facebook dejará de reconocer tu ordenador como habitual y volverá a pedirte que lo identifiques. Recibirás un correo a tu cuenta asociada indicándote la entrada en Facebook. Lee bien los datos y si recibes este email y no lo reconoces, haz clic en el enlace para denunciar una intrusión.

En ocasiones, accedemos a páginas y grupos de Facebook que no tienen habilitado el contenido mediante conexión segura. Algunos ejemplos son los juegos basados en Flash o páginas de fans de grupos musicales con vídeos y canciones en streaming, una opción de Facebook que funciona solo con HTTP. Nos saldrá, eso sí, este mensaje para decidir qué hacemos.

Twitter y otras redes sociales

Aparte de Facebook, nuestro día a día está dedicado a otras redes sociales. Por ejemplo, Foursquare por defecto ya viene configurado en HTTPS, incluso su página de registro y de inicio de sesión. En cambio, otros sitios como LinkedIn no están aún verificados como sitios seguros para la navegación.

Otro ejemplo de sitio recurrente es Twitter, así que refuerza su seguridad. Haz clic en la flecha superior derecha y en Configuración. Accede a Cuenta y baja hasta el final de la página, donde encontrarás la opción Sólo HTTPS. Marca la casilla y guarda los cambios. Ten en cuenta que esto afecta sólo a la página de Twitter, así que si accedes a tu cuenta desde otro cliente deberás revisar que sean sitios seguros, y ya te advertimos que la mayoría no lo son.

Tus cuentas de correo

Otro pilar fundamental de nuestra relación con Internet son nuestras cuentas de correo. Aquí hay que extremar la precaución, por diversos motivos. Primero, porque sitios como Gmail se han convertido en nuestra cuenta de muchos más servicios como Blogs, Imágenes, Google+ o Docs. Hay muchos más datos que vigilar. Segundo, porque la inmensa mayoría de páginas web que requieren registro tienen la clásica opción de “He olvidado mi contraseña”, y te la envían sin ningún tipo de pudor a tu cuenta de correo. Si alguien tiene tus datos del correo, date por perdido.

Empecemos por Gmail. Haz clic en el engranaje de la parte superior derecha o Configuración, según sea vuestro diseño. En el apartado General, en el que estaréis por defecto, hay una opción que debes marcar: usar siempre https. Guarda los cambios, y comprueba que se han hecho efectivos en la barra de direcciones.

Hotmail sigue en plena forma, con 15 años a sus espaldas y 300 millones de usuarios en todo el mundo. Cabe decir que cuanto más popular sea un servicio, más goloso será para los ladrones y piratas.

Tomar precauciones con Hotmail es más complicado, es una opción que cuesta un poco de encontrar. En la parte superior derecha, abajo de tu nombre, haz clic en Opciones y en el desplegable elige Más Opciones. En la página que aparecerá, en el apartado Personalizar Hotmail elige Opciones avanzadas de privacidad. Abajo tienes la opción Usar HTTPS para conseguir más seguridad. Haz clic en la frase Ir a configuración de HTTPS e introduce tus datos personales.

¿Tienes activado HTTPS en tus sitios habituales? ¿Lo echas en falta en alguna de tus web favoritas?

Cargando comentarios