Llévate tus pestañas de Chrome donde quieras

Google ha lanzado Chrome oficialmente para iOS y Android. Con estas versiones, que se unen a las de Windows, Mac y Linux, el navegador está presente en la mayoría de equipos de sobremesa y móviles actuales.

Tanto si eres usuario de Chrome en varios ordenadores como si lo utilizas indistintamente entre el PC, el móvil y la tablet, hay una opción con la que puedes aprovechar una de sus mejores ventajas: la sincronización de pestañas. Es como tener el mismo navegador abierto en cualquier equipo al que te conectes a Internet.

A continuación te explicamos en qué consiste la sincronización de pestañas y cómo funciona:

En qué consiste

En un artículo anterior viste cómo era posible crear diferentes perfiles para Google Chrome. Esta opción te permite acceder a una versión personalizada del navegador, con marcadores, extensiones y preferencias adaptadas a tus necesidades.

Lo que también permite la creación de perfiles de usuario de Chrome es guardar las pestañas que no hayas cerrado antes de salir de la aplicación. Además, al enlazar la sesión con una cuenta Google, es posible almacenar dichas pestañas en la nube, de forma que puedes abrirlas en otra instancia del Chrome mediante un sencillo gestor de dispositivos.

Cómo activar la sincronización

Para activar la sincronización de pestañas tienes que enlazar tu usuario de Chrome con tu cuenta de Google. Esta acción se realiza en el apartado Configuración > Iniciar sesión.

Si has hecho la sincronización, verás un apartado que se llama “Configuración avanzada de sincronización” en el que puedes decidir qué aspectos del navegador quieres sincronizar entre varios equipos.

Es decisión tuya elegir los tipos de datos que se sincronizarán entre tus navegadores. Sin embargo, para que la sincronización entre pestañas funcione, es necesario que marques al menos la casilla “Pestañas abiertas“. Opcionalmente puedes cifrar los datos sincronizados para mayor seguridad.

Como es lógico, el proceso de activación has de llevarlo a cabo en todas las instancias de Chrome en las que quieras usar esta funcionalidad.

El gestor de dispositivos

Tal vez estás pensando que este sistema no te conviene o que es un peligro, ya que normalmente no se visitan las mismas páginas en casa que en el trabajo, y no es cuestión de que aparezcan de improviso al abrir el navegador en determinadas situaciones.

Por suerte, este problema no sucede en el sistema ideado para Google Chrome. Al abrir cualquier navegador sincronizado, las pestañas abiertas en otros dispositivos aparecerán en una pequeña lista llamada “Otros dispositivos” a la que se accede desde distintas formas.

En las versiones de sobremesa de Chrome, la tienes en la zona inferior al abrir una nueva pestaña:

En las versiones para móviles, en cambio, se encuentra situada en esta pestaña o bien en una opción del menú junto a la Omnibarra:

También hay un método común a todas las versiones que consiste en teclear la URL chrome://sessions/ Una vez dentro, solo tienes que hacer clic en la página que quieres abrir, y podrás verla siempre que tengas conexión a Internet en ese momento.

Versiones de Chrome

Desde luego, la sincronización de pestañas de Chrome es una maravilla que funciona con una facilidad pasmosa independientemente del dispositivo que uses, y además es menos intrusiva de lo que parece.

La única pega que hemos encontrado es que para que tenga efecto, los navegadores sincronizados deben estar abiertos en los respectivos equipos. Esto quiere decir que si cierras Chrome en tu PC o móvil, dejarás de ver las pestañas en el resto de navegadores, aunque sí funcionará si dejas el equipo bloqueado o en reposo.

¿Qué te parece la sincronización de pestañas de Chrome?

Cargando comentarios