Dos alternativas a Windows Update

Windows Update es el mecanismo que utiliza Windows para mantenerse actualizado y protegido con los últimos parches de seguridad. Lo más normal es acceder a él desde su página web o activando las actualizaciones automáticas.

Pero ambos métodos tienen sus pegas. Windows Update sólo funciona en Internet Explorer, requiere del uso de ActiveX (cosa que no siempre será posible) y a veces es un poco pesado. En cuanto a las actualizaciones automáticas, descargan únicamente las actualizaciones de seguridad críticas y suponen una conexión permanente con Microsoft que más de uno preferiría evitar.

Y eso por no contar lo más importante, la conexión a Internet. Con ambos métodos necesitas descargar los parches de Internet cada vez que instalas Windows. Esto no es mucho problema si lo haces muy de vez en cuando o sólo en un equipo pero ¿y si tienes que instalar decenas de equipos a la vez? ¿Y si no quieres descargar lo mismo cada vez que instalas Windows?

WinUp, la opción fácil

WinUp es un paquete con (casi) todas las actualizaciones que han salido para Windows hasta determinada fecha. En el caso de la última versión, la 2.9, hasta Mayo de 2008.
La principal ventaja de WinUp radica en que es muy sencillo e intuitivo. No hay más que seguir el asistente para terminar con Windows a la última.

Sin embargo, no te permite seleccionar qué quieres y qué no quieres instalar. Por lo tanto si sólo se desean instalar algunas actualizaciones concretas, has de bajarte el paquete completo, buscar la carpeta donde se guardan e iniciar la instalación.

Así pues, WinUp es la opción recomendada para usuarios domésticos que tan sólo quieren tener su Windows actualizado sin batallar con Windows Update.

Windows Updates Downloader, la opción avanzada

Windows Updates Downloader es un programa para descargar las actualizaciones para Windows y otros programas. Funciona con un sistema de listas disponibles en su página web de las que puedes seleccionar qué vas a descargar.

Una de sus ventajas es que seleccionas con total libertad todo lo que quieres descargar de forma muy similar a como lo harías en Windows Update. Además, los parches quedan descargados y listos para que un administrador del sistema se ponga manos a la obra y los integre en instalaciones de Windows mediante utilidades como nLite.

Pegas también tiene, claro. Para empezar, las listas no siempre están actualizadas a la última. Además, no instala los parches, sólo los descarga. Con todo esto, Windows Updates Downloader es un programa que está más enfocado a administradores del sistema que a usuarios comunes.

Cargando comentarios