Los 5 peores filtros de Instagram

Los filtros de Instagram, la popular app de fotos de iOS y Android, son siempre los detonantes de batallas campales entre los aficionados a la fotografía y los gourmets de las instantáneas. Mientras unos defienden que éstos dan la versatilidad que buscaban sin necesidad de ser expertos en las teorías de la luz, los otros replican que tan sólo generan atrocidades que desmerecen esta red social. ¿Quiénes tienen razón? Francamente creemos que ambos grupos la tienen. Algunos de los filtros realmente consiguen ayudar a los fotógrafos noveles y dar esa chispa de calidez que la foto necesitaba, mientras que otros hacen que sopesemos el quitarnos los ojos con una cuchara.

Seguro que están harto de ver rankings de los mejores filtros de Instagram y miles de ejemplos sobre cómo utilizarlos de la forma más efectiva. Nosotros, como somos así de inconformistas, hemos decidido dar la vuelta a este enfoque y dedicar un artículo a los grandes ignorados: los 5 peores filtros de Instagram. ¿Te imaginas ya cuáles forman parte de este elitista grupo de lo mejor de lo peor?

1. Kelvin

Seamos realistas, la palabra Kelvin jamás augura nada bueno. Ya cuando estudiábamos química odiábamos convertir los grados Centígrados a Kelvin y nadie puede evitar hacer una mueca cada vez que le regalan algo de la marca Kelvin Klein. El filtro de Instagram sigue la tónica de este funesto nombre añadiendo una sobresaturación excesiva a la imagen. Si sacaste una mala foto, tranquilo, Kelvin conseguirá hacerla incluso peor.

2.Inkwell

Sorprendente como la vida misma, el filtro Inkwell pasa al monocromo cualquier fotografía que tomemos. ¡Incluso una en blanco y negro! Innovador ¿verdad? Aunque se encuentra lejos de la mediocridad de Kelvin, Inkwell entraría dentro de la categoría de filtro inútil pues Instagram ya cuenta con Willow, otro que hace prácticamente lo mismo.

3. Brannan

Para muchos, Brannan podría considerarse el anti-filtro de Instagram (con perdón de Kelvin) pues hace exactamente lo que un buen filtro no haría jamás: apagar los colores y restar nitidez a las imágenes. Es por ello que este filtro sólo adquiere cierta relevancia si se quiere transmitir una sensación de pérdida, futilidad y desasosiego.

4. 1977

El filtro 1977 emula, tal y como su nombre indica, a una fotografía tomada a finales de los 70. En esencia añade una capa amarillenta que nos recuerda a las antiguas instantáneas tomadas con Polaroid. Cierto es que dar este aire retro a según qué fotos puede resultar atractivo e incluso un acierto, pero siempre dentro de un contexto que tenga un mínimo sentido. Si la tecnología fotográfica ha avanzado desde los 70, por algo será.

5. Sutro

Sutro no puede considerarse un mal filtro como tal, pero resulta tan poco versátil que difícilmente hay alguna fotografía donde encaje. A grandes rasgos, éste da un aire oscuro y tétrico a cualquier imagen, por lo que no es recomendable utilizarla en selfies, panorámicas, fotos de familia, mascotas y básicamente en nada que no te cause pánico o un ataque depresivo.

¿Te gusta Instagram? ¿Eres fan de sus filtros? Si no te acaban de convencer los que hay siempre puedes probar otras apps para mejorar tus fotos.

Cargando comentarios