5 trucos para encontrar trabajo tan básicos que te olvidas de aplicarlos

¿Te cuesta encontrar trabajo? Es obvio que en los tiempos que corren es difícil, pero puede serlo un poco menos si aplicas algunos consejos básicos que, en la jungla que es buscar empleo quizás has olvidado. No, hoy no te hablaré de cómo preparar el CV perfecto o cómo preparar la entrevista de tu vida, sino de una serie de trucos de búsqueda de trabajo tan sencillo que es muy probable que estés olvidando.

1. Ve al grano y personaliza cada CV

Cuando escribimos la introducción de nuestro CV o la carta de presentación para optar a un empleo muchas veces usamos palabras vacías o expresiones muy técnicas… ¡Despídete de ellas! El primer filtro de una empresa cuando busca empleados suele ser un ordenador que trackea palabras clave. Luego viene la revisión de alguien de recursos humanos que, muy probablemente, no es experto en el empleo al que aspiras y que dedicará escasos segundos a revisar tu currículum.

Así pues simplifica la presentación de CV o tu carta, centrándote en tus puntos fuertes y, sobre todo, adaptándola al empleo al que optas. ¿Se repiten determinadas palabras sobre habilidades o conocimientos en la descripción del empleo al que te presentas? Úsalas en tu presentación para llamar la atención de tu futuro empleador… ¡que vea que sabes de ese trabajo y que te interesa!

2. Tu currículum no está grabado en piedra

De acuerdo, hacer un currículum es un rollo, pero ya que dedicas tiempo a confeccionarlo dedícale tiempo a modificarlo de vez en cuando. No solo la carta de presentación tiene que ser modificada en función del empleo al que optas, sino todo tu resumen. Si has trabajado en diferentes empleos destaca más los que se parezcan al trabajo al que aspiras, incluso elimina algunas experiencias laborales que no aporten nada en ese caso o ponlas al final de tu página en el caso de Linkedin. Tampoco tengas miedo en descartar algunos aspectos usando puntos o negritas.

Por cierto, un consejo especifico de Linkedin. Si te vas a dedicar a modificar tu página desactiva las notificaciones que reciben tus contactos cuando haces modificaciones en tu perfil. Para ello entra en tu perfil, haz clic en Gestionar dentro de Privacidad y configuración, y una vez allí accede a Privacidad>Privacidad del perfil. Ahora haz clic en Compartir ediciones de perfil y activa el NO.

3. Sal a la calle (literalmente) y habla con todos

Aunque la mayoría de empleo se encuentra en Internet no te limites a buscarlo en la red pasivamente. Aunque parezca mentira aún se puede buscar empleo sin pasar por el filtro online. Patéate la ciudad en busca de ofertas de empleo y, no solo eso, sino que es buena idea contactar directamente con empresas de tu interés ofreciendo tus servicios, muchas veces su ofertas de empleo aún no están online y quizá podrías ser de los primeros en optar a una de ellas.

Y sí, no nos gusta el enchufe por el enchufe pero tampoco seas ingenuo: si conoces a gente que trabaja en empresas en la que crees que podrías encajar habla con ellos. Diles que te informen si necesitan a alguien e incluso, en el caso de que acabes optando a un puesto, coméntales que sean tu valedor o referencia y es que, ¿no contrarías antes a alguien que, además de estar capacitado para el puesto, sea una persona recomendada por un trabajador de tu empresa?

4. No te pases de aburrido

No te estoy diciendo que cuando presentes tu candidatura a un puesto de empleo o vayas a una entrevista tengas que ir en plan “colega”; sé profesional pero no seas aburrido en tu lenguaje y, sobre todo, no abuses de los clichés, tanto en tu CV como en las entrevistas. Busca tus puntos fuertes y poténcialos, permitiéndote incluso un pequeño toque de humor u originalidad.

A menudo las empresas prefieren cierto grado de sinceridad y honestidad a una persona supuestamente  perfecta, como un robot. Ser un poco más “tú” te hace más especial a ojos de los responsables de Recursos Humanos. Es más, si ven que mientes o falseas mucho se van a dar cuenta enseguida, así que de poco te servirá hacer teatro.

5. Si no estás en Linkedin… ¡no existes!

Como ves en alguno de los anteriores puntos he mencionado Linkedin. Lo mío con Linkedin no es una obsesión personal sino un hecho: hoy en día un 90% de los encargados de Recursos Humanos de las empresas usan Linkedin. Allí publican sus ofertas de empleo y buscan a posibles candidatos para ellas.

Imagina la situación: un reclutador busca gente de tu perfil justo en tu zona geográfica. Si estás en Linkedin te puede encontrar y puede que te contacte o que por lo menos se interese por tu perfil. ¡Si no estás en esta red social nunca tendrás esta oportunidad!

¿Vas un poco perdido con Linkedin? Aquí te ofrecemos 7 consejos para mejorar tu perfil

Cargando comentarios