6 trucos simples y rápidos para acelerar tu ordenador

No importa lo avanzado que sea tu ordenador. Tarde o temprano le invadirá el mal más clásico y abominable del mundo de la informática: las ralentizaciones. ¿Tu ordenador empieza a tardar en arrancar o le cuesta iniciar ciertos programas? No te preocupes: sigues estos seis trucos sencillitos y volverá a ir de maravilla.

1. Instala solo lo necesario; desinstala lo que no uses

¿Cuántas aplicaciones, programas o extensiones para el navegador tienes instalados en tu PC? Cuantos más elementos instalados tengas, más lento irá el Sistema Operativo.

Recomiendo hacer una limpieza general de programas. Desinstala aquellos que llevas dos o tres meses sin utilizar y quédate con lo mínimo, con lo necesario. En Windows es tan fácil como ir a “Desinstalar o cambiar un programa” y ordenarlo por frecuencia de uso.

172277.alfabetajuega-pc-trucos-1-021216

Una vez lo tengas todo limpio, piénsatelo dos veces antes de instalar nada nuevo. ¿Realmente lo necesitas? E incluso si ese es el caso, quizás existen versiones web de dicho programa (con lo cual no tendrías que ni instalarlo) o tal vez existe una versión portátil que puedes instalar en un USB.

En cuando a los programas y extensiones que realmente necesites, no olvides hacer limpieza de tanto en cuando. Usa programas como CCleaner para librarte de todo espacio o elemento innecesario. Los usuarios de Mac cuentan con la ayuda de Disk Inventory X, que te ofrece un vistazo gráfico a la situación de tu disco duro. Los de Windows tienen una ayuda equivalente: Windows Directory Statistics.

Si solo tienes tiempo para hacer uno solo de estos trucos, que sea este: notarás enseguida como tu ordenador funciona de maravilla una vez lo has puesto a dieta.

2. Actualiza a menudo todo, absolutamente todo

“Pero eso es una paliza”. ¡Lo sé! Pero mantener al día tanto el software como el firmware es una de las claves para tener un Sistema Operativo sano y enérgico. ¿Motivos? Los que quieras: se optimiza el código, se mejora la compatibilidad con el resto de elementos que tengas instalados, arregla bugs de seguridad… Tienes más información en este otro artículo sobre cómo mantener tu PC seguro.

C5qC8GjUYAAP7pI

Este truquito es aún más importante con las últimas actualizaciones de Windows o macOS; las actualizaciones suelen incluir mejoras cruciales para evitar cuelgues o ralentizaciones.

La buena noticia es que a estas alturas muchos de tus programas ya incluyen la opción de actualizarse automáticamente en un segundo plano. Pero yo que tú haría un repaso rápido solo por si las moscas.

3. Vigila los programas que funcionan en segundo plano

Uno de los motivos por los que tu ordenador va tan lento es la presencia de demasiados programas funcionando en segundo plano. Si realmente utilizas algunos de estos programas, déjalos así porque los tendrás inmediatamente a tu disposición. Lo importante es que te encargas de los programas que no te aportan nada.

Esta tarea es puro ensayo y error. Si quieres descubrir cuáles son los programas en segundo plano que más ralentizan tu ordenador tendrás que consultarlo en el Administrador de Tareas (Windows) o en Usuarios y Grupos (Mac) e ir probando poco a poco.

4. Asegura la seguridad

El malware afectará negativamente el rendimiento de tu ordenador. Por no olvidar a esas malditas extensiones de navegador cuyo único objetivo es recopilar información de tu PC para vendérsela a terceros.

Podría decirte que todo se arregla siendo selectivo con lo que se instala, pero existe mucho malware y adware que se instala de forma sigilosa. Te recomiendo que apuestes por un antivirus. Aunque sé que me estoy tirando piedras sobre mi propio tejado (al fin y al cabo este es un portal de descargas prácticamente freeware), vale la pena invertir un poco de dinero en la edición profesional de un antivirus.

logos

Si tienes Windows, Avira es una opción perfecta que equilibra protección, facilidad de uso y coste. Y casi casi al mismo nivel tenemos Avast! que, por desgracia, ha empezado a introducir elementos intrusivos como la instalación casi por despiste de su navegador, SafeZone. Si no fuera por estos detalles le habríamos dado más puntos. Y ya en los puestos más bajos tienes Kaspersky y BitDefender.

En cuanto a Mac, tenemos Sophos Anti-Virus: compacto, fácil de usar y puedes personalizar los escaneos al detalle. ¿No te convence? Prueba con ClamXav 2, Avast! o Avira mismamente.

5. Cuando el culpable es muy evidente…

¡…ve a por él!

En ocasiones será evidente que un programa específico, cuando lo activas, ralentiza tu Sistema Operativo. En ese caso debes enfocar todos tus esfuerzos en solucionar el problema.

Puede sonar muy cutre, pero en ocasiones desinstalar y volver a instalar un programa obra maravillas ya que se elimina toda la basura temporal que llevaba eones acumulada.

Captura

Si se trata de un navegador quien te da problemas, como es el caso de Chrome, puedes eliminar el historial reciente para ver si el rendimiento mejora.

Y ya que estamos hablando de extensiones: mantén las extensiones y las pestañas abiertas al mínimo.

6. Un clásico: a reiniciar se ha dicho

reset

A veces vale la pena dejarse de líos y restaurar tu ordenador a su estado inicial. Las últimas versiones de Windows y Mac convierten este trámite en un proceso sencillo en el que no perderás ni uno solo de tus datos personales. Eso sí, asegúrate de tener un backup de todo lo importante, por si acaso, y que te resultará fácil reinstalar todos los programas que sueles utilizar.

Si quieres reiniciar Windows, encontrarás todas las opciones pertinentes en Copias de seguridad y restauración. En Mac, reinicia tu ordenador y mantén presionado Cmd+R para encontrar esta función.

Fuentes utilizadas para la redacción de este artículo: Gizmodo (texto 1, texto 2), Apartment Therapy, CMIT Solutions, Coding Sec

Cargando comentarios