8 curiosidades acerca de Steve Jobs, el controvertido creador de Apple

Una de las más admiradas figuras en el mundo de la tecnología es, al mismo tiempo, una de las más controvertidas. Steve Jobs cofundó Apple, fue despedido de la empresa y luego regresó a la misma para convertirla en referencia mundial para diferentes industrias.

A pesar de considerarse como la gran mente detrás de productos tales como el Mac, el iPod, el iPhone y el iPad, su temperamento y la manera en la que trataba a  sus empleados, como no darles el crédito debido en muchas situaciones, ayudó a crear una imagen singular para Jobs.

Conozcamos hoy algunas curiosidades de la vida y obra del icono de Apple. Muchos de los hechos aquí listados fueron revelados al público poco después de la muerte del ejecutivo, especialmente en el libro “Steve Jobs,” la biografía escrita por Walter Isaacson.

1) La familia Jandali

Steve era adoptado. Sus padres biológicos eran los estudiantes universitarios Joanne Carole Schieble, una descendiente de alemanes y suizos y Abdulfattah Jandali, quien nació en Siria. El padre de Joanne se oponía al matrimonio de ambos y el bebé fue dado en adopción, para luego ser muy bien recibido por la familia Jobs. La pareja se volvió a encontrar un tiempo después y tuvo una hija.

2) Sin titulación universitaria

Al igual que el cofundador de Microsoft, Steve Jobs no se graduó de la universidad, pero esto no quiere decir que no le gustaran la educación y el conocimiento. Solamente hizo un semestre en Reed College para luego abandonar debido a que se aburría y no quería gastar el dinero de sus padres haciendo algo que él no quería. Pero continuó por otro año y medio en el lugar, tomando clases que llamaban su atención, como Caligrafía y hasta Danza.  

3) Nada de baños

Muchas personas le dijeron al joven Steve Jobs que se diera una ducha. Al cofundador de Apple no le gustaba mucho esta práctica y eran varias las personas que se quejaban de su mal olor. Cuando trabajó en Atari en 1974 se le transfirió al turno noche para que menos personas resultaran… “dañadas”.  

07120105213587

4) Primeros negocios

Uno de los primeros trabajos que Jobs y Steve Wozniak tuvieron fue la venta de un equipo llamado “Bluebox”, el cual permitía a las personas realizar llamadas gratuitas. Ganaron unos U$6000 con este negocio.

5) Creando una identidad

Un par de vaqueros y una sudadera de cuello alto negra son prácticamente el “disfraz” de Jobs y este conjunto tiene una interesante historia. En los años 80, él conoció al diseñador japonés Issey Miyake, quien diseñaba los uniformes para las fábricas Sony. Jobs sugirió lo mismo para Apple, pero la idea fue rechazada de cuajo. Entonces fue el ejecutivo quien le pidió a Miyake que le creara un traje que fuera únicamente para él y que funcionara como una suerte de marca registrada o identidad. Jobs tenía más de 100 conjuntos idénticos.  

07120154993588

6) Religión

De niño Jobs iba a una iglesia luterana con sus padres todos los domingos, hasta que vio una foto en la revista LIFE, mostrando a niños muriendo de hambre. En ese momento él no podia aceptar que Dios permitiera semejante sufrimiento. Más tarde practicó el budismo por varios años, hasta pasando un tiempo en la India en una suerte de travesía personal. Nunca abandonó la meditación Zen y le dijo a su biógrafo que había una probabilidad del 50% de que un dios existiera.

7) Gustos musicales

La siguiente lista es de los músicos favoritos de Jobs, quienes no podían faltar en su iPod: Alicia Keys, Aretha Franklin, The Beatles, Black Eyed Peas, Bob Dylan, Buddy Holly, The Doors, Janis Joplin, John Mayer y Talking Heads.

8) Último respiro

Nada de productos comerciales: el último proyecto de Jobs fue el yate Venus, el que comisionó con la ayuda del renombrado diseñador francés Philippe Starck.  Con 80 metros de largo y un costo de más de U$300 millones, el vehículo estaba listo un año después de su muerte y hoy le pertenece a la familia de Steve. A veces se lo ve yendo y viniendo cerca de alguna isla paradisíaca.  

Traducción de un artículo original en portugués publicado en Tecmundo.

Cargando comentarios