Adiós a Windows 8

Hoy nos despedimos de uno de los sistemas operativos que ha durado menos de la historia de Microsoft. Windows 8 acaba su ciclo con solo tres años de vida después de recibir su última actualización de seguridad el martes 12 de enero de 2016. Esto sucede porqué Microsoft considera la actualización gratuita a Windows 8.1 como un Service Pack, el grupo de actualizaciones de seguridad que recibían los sistemas operativos anteriores al ciclo rápido de actualizaciones que se inició con Windows 8.

Si tu cuentas con un sistema operativo con Windows 8 debes ser consciente del peligro que supone continuar usando un sistema que no tiene soporte oficial, aunque la solución para ti es cómoda: actualizarse a Windows 8.1 es gratuito y fácil (puedes seguir nuestro tutorial). Lo mismo pasa con actualizarse a Windows 10. Aunque claro, un buen antivirus y sentido común hacen que una importante parte de usuarios incluso sigan usando Windows XP (por encima de Windows 8) como sistema operativo principal y a este ya hace algunos meses que lo despedimos. No lo recomendamos, pero ese afán vintage por quedarse con el sistema operativo de nuestra infancia cuenta con todos nuestros respetos.
Mientras esperamos noticias hoy sobre Windows 10 Mobile, no solo Windows 8 sino también todas las versiones de Internet Explorer anteriores a Internet Explorer 11 se dejaran en el olvido y expuestas a vulnerabilidades: cualquier nuevo agujero de seguridad descubierto se quedará sin parche. Pero, claro, también cuentas con alternativas a este navegador que seguirán funcionando.

Via: Softpedia

200 millones de usuarios para Windows 10

Precisamente la semana pasada recibíamos una nota de prensa de Microsoft en el que, como ya es común, se resumía el último artículo del Blog Oficial de Microsoft: Windows 10 ya ha sido activado en 200 millones de dispositivos, con un gran empuje gracias al último Black Friday con el que sumaron un 40% más de nuevos dispositivos con Windows 10. De hecho, el ritmo de adopción es muy alto: un 140% más rápido que el que consiguió Windows 7 y un 400% que el que tuvo Windows 8, un sistema que marcó el paso necesario para llegar a Windows 10 pero que fue tachado de ser demasiado rompedor y alejado de sus usuarios.

De hecho, como podemos ver en el gráfico extraído de StatCounter, Windows 8 supone menos del 3% del global de sistemas operativos a nivel mundial. Cabe destacar el crecimiento constante de Windows 10 que ya se ha puesto al nivel de Windows 8.1 mientras los usuarios de Windows 7 van en declive en la misma proporción.

Podríamos decir que echaremos de menos a Windows 8, pero todos sabemos que no es cierto. Larga vida a Windows 10. Almenos, hasta el 14 de Octubre de 2025.

Cargando comentarios