Adjunta archivos en Gmail de cualquier fuente con Cloudy

Gmail es un gran servicio de correo, y con Cloudy, podrás adjuntar archivos adjuntos de Box, Facebook, Flickr o Evernote.

Desde hace años, Gmail es mi principal servicio de correo electrónico. ¿Los motivos? Es gratuito, ofrece 15 GB para guardar correos y otros archivos, me libera de prácticamente todo el spam que recibo, puedo consultarlo desde cualquier ordenador y dispositivo con acceso a Internet y con el buscador y las etiquetas organizo mis mensajes al instante.

Su versión web es impecable, pues con un diseño minimalista te permite consultar los mensajes recibidos y escribir tus propios correos. Además, desde hace tiempo permite adjuntar archivos de Google Drive, una opción muy útil si guardas tus documentos en el disco duro virtual de Google. Así pues, ¿por qué no integrar también otros servicios online como Facebook, Instagram o Box?

Cloudy es una práctica extensión para Google Chrome que hace esto posible, es decir, que añade a Gmail la posibilidad de adjuntar en tus mensajes de correo electrónico archivos de tus cuentas de Dropbox, Box, OneDrive, Github, Facebook, Instagram, Flickr, Picasa y Evernote.

¿Cómo funciona Cloudy?

Una vez instalado Cloudy, mostrará un icono con una nube en la ventana de Gmail para escribir mensajes. Si haces clic en el icono, se desplegará una nueva ventana flotante mostrando la lista de servicios compatibles. Algunos son innecesarios porque ya lo permite Gmail por defecto (como adjuntar archivos de tu ordenador, de una URL, de Drive o de la propia Gmail).

Pero los demás servicios listados son muy populares: Facebook, Dropbox, Box, OneDrive, Picasa, Instagram, Flickr, Evernote… El requisito, en estos casos, será que tengas una cuenta de usuario para conectar Cloudy con estos servicios desde la propia ventana flotante.

El proceso para activar cada servicio es muy sencillo. Haces clic en dicho servicio, por ejemplo Dropbox, pulsas el botón Connect to… correspondiente, inicias sesión con tu usuario y listo. En la ventana de Cloudy aparecerán los archivos y carpetas para elegir qué quieres adjuntar. Puedes seleccionar la cantidad que quieras.

Otra opción interesante de Cloudy es la de adjuntar una fotografía o vídeo realizados al momento, usando la cámara de tu ordenador. Para ello tendrás que seleccionar las opciones “Take Picture” o “Record Video“. En el segundo caso, necesitarás dar permisos para usar tu cámara.

Y por último, Cloudy permite buscar imágenes en la web. En concreto, muestra resultados de Wikipedia, Flickr y Google Image.

Conclusiones

Cloudy añade una función muy útil a Gmail. Está claro que puedes hacer lo mismo por tu cuenta, simplemente guardando el archivo de Facebook o Dropbox en tu disco duro y subiéndolo al mensaje que quieres enviar. Sin embargo, si acostumbras a compartir muchos ficheros o imágenes a través de Gmail, Cloudy te ahorrará tiempo.

Otro detalle que puede causar recelo es el hecho de iniciar sesión en tus redes sociales o discos duros virtuales a través de una tercera app, en este caso Cloudy, que a su vez utiliza tecnología externa, de Filepicker.io.

En este sentido, darle permiso a Cloudy para usar tu cuenta es un proceso transparente y en cualquier momento puedes echarte atrás y deshacer el permiso desde la página oficial de, por ejemplo, Dropbox o Facebook.

¿Sueles adjuntar muchos archivos en Gmail? ¿Qué te parece Cloudy?

Sígueme en Twitter: @gilead1984

Cargando comentarios