Adobe Creative Suite CS2 ¿gratis?

La noticia corrió como la pólvora este lunes. Aparentemente, Adobe estaba ofreciendo públicamente la descarga gratuita de su Creative Suite CS2. Vieja, sí, pero con nada menos que Photoshop, Indesign e Illustrator. Programas tan deseados que, a pesar de contar con más de siete años de antigüedad, despertaron al instante el interés de todos.

Nos pusimos manos a la obra en seguida. Lo primero fue comprobar que no se trataba de un bulo. La página era oficial, los servidores seguros y la versión, correcta… ¡hasta ofrecían el número de serie para registrarlo!


No perdimos tiempo y nos apresuramos a compartir con vosotros este regalo de Navidad tardío. En las horas siguientes, la página tardaba en cargar para, finalmente, volverse inaccesible. “Está saturada”, nos dijimos, pensando que estabais todos igual que nosotros, bajando la Suite como si no hubiera un mañana.

Lo sorprendente llegó al día siguiente: Adobe se pronuncia al respecto. Eso sí, intentan ser lo más discretos posibles: nada de comunicado oficial, Dov Isaacs escribe en un foro de soporte de Adobe. Al parecer, Adobe no está ofreciendo la descarga gratuita de su Suite CS2. ¿Se puede bajar? Sí. ¿Se puede activar con el número de serie que ofrecen? . Pero es una solución, dicen, para aquellos usuarios que ya tenían una copia legal de Photoshop CS2 y compañía pero que no podían activarlo online. No existe ningún tipo de comprobación, el sistema se basa, digamos, en nuestra buena fe.

En la web de Adobe puedes encontrar instrucciones detalladas de cómo bajarlo y, justo a continuación, un recordatorio de que sólo debes hacer esto si en un pasado remoto compraste la Suite CS2.

Me recuerda a los grandes almacenes que no contratan personal de vigilancia en horas de baja afluencia de público, porque sale más a cuenta que alguien robe una taza de Hello Kitty que pagar a un guardia de seguridad.

Pero puede haber algo más escondido tras esta extraña jugada. ¿Está Adobe ofreciendo una versión antigua de sus programas estrella para disuadir a los usuarios de descargar ilegalmente las versiones más nuevas? O, siendo un poco más malpensados… ¿pretenden torpedear el ascenso de las alternativas gratuitas y libres como GIMP? No hay duda de que se trata de un movimiento inesperado.

¿Qué opinas tú?

Cargando comentarios