Acción en compañía

El juego multijugador online referente llega a Dreamcast y lo hace aprovechando todo el potencial de la infraestructura de Sega

Llegamos a uno de los puntos más complicados dentro del mundo de las consolas, el arcade en primera persona.

Pero si detrás de esa complicación está Id Software nuestros temores desvanecen ya que podemos confiar en la experiencia de estos chicos. Pero vayamos a despejar nuestras dudas al respecto…

Desde los lejanos tiempos de Wolfenstein 3D, pasando por la saga Doom, Id Software ha sido considerada como una de las pioneras en su trabajo dentro de la acción en 3D y está vez lo tiene más difícil que nunca.

Tradicionalmente los juegos de estas características han tenido una migración al mercado de las consolas de lo más polémico. El mando de control es muchas ocasiones no se ciñe a las funciones que obtiene el juego en su versión en PC. Pero, en el caso en que nos encontramos, Sega soluciona el problema de la siguiente manera: Si no puedes con el enemigo únete a él. Con el juego podemos adquirir en un espectacular pack, un teclado y un ratón que nos facilitaran desde un principio la adaptación al juego. Añadiéndole al juego las opciones online de su hermano en PC, ya tenemos una versión para Dreamcast de Quake III Arena.

La eterna cuestión: ¿sólo o acompañado?
Mientras otros juegos pueden disfrutarse en solitario, Quake III Arena basa toda su fuerza en el modo multijugador aunque todo hay que decirlo también contamos con un modo de un solo jugador que también es atractivo.

Cuando jugamos solos nos enfrentamos a bots controlados por la IA de la máquina. Disfrutamos de una acción similar a la de muchos arcades de lucha uno contra uno: luchamos contra la máquina y si la vencemos accedemos a una fase superior donde el nivel de los oponentes también es superior. La versión de Dreamcast nos ofrece mapas que ya hemos contemplado en nuestro PC, pero la cosa cambia si vamos avanzando en el juego ya que Id Software nos propone mapas exclusivos realizados para esta nueva versión, que nos sorprenderán gracias a que guardan una similitud gráfica comparable a la de un PC. Eso quiere decir que ¿Sega DreamCast es una gran máquina o que la versión PC está un poco descuidada?

Sin embargo, donde más brilla el juego sin duda es en las opciones de multijugador. El juego es sencillamente un compendio de emociones que es difícil de describir: satisfacción, rabia, destrucción, compasión, sadismo, … se mezclan en una acción sin límite. Podremos luchar en una sola pantalla mediante cuatro mandos de control y la pantalla partida en cuatro divisiones, con la única limitación de que debemos tener enchufados 4 controladores, nunca el teclado y el ratón ya que imposibilitaríamos la acción a tres de nuestros amigos y oponentes por un instante.

Los modos de juegos en esta modalidad te permiten jugar un “deathmatch”, un deathmatch por equipos, un modo de “captura de bandera” y para finalizar un modo torneo. Pero lo mejor está todavía por llegar…

Las opciones online
Si todavía no estáis satisfechos con las posibilidades de este título, esperad a conectarlo a Internet y poder disfrutar de un modo multijugador a pantalla completa.

Una vez estamos conectados a Internet, nos encontramos con un a lista de unos 200 servers operativos. Cada server permite la conexión de hasta cuatro jugadores para participar en los modos de juego antes mencionados.

Como todo lo que sucede a través de Internet, deberemos tener una buena conexión si queremos disfrutar al máximo de la partida ya que de lo contrario nos sentiremos como aquel usuario que se compra Quake III para PC y no cuenta con una potente aceleradora gráfica…el juego se muere y nos hunde en la más absoluta miseria y desesperación.

Además, próximamente Id Software pondrá a la disposición de los usuarios una extensión para los usuarios de PC donde se contienen las versiones para Dreamcast de los diferentes mapas exclusivos para consola y permitirá a los usuarios de PC conectarse a servidores híbridos donde los usuarios de PC se puedan enfrentar a los de Sega.

El juego es perfectamente compatible con el nuevo adaptador de banda ancha para Dreamcast pero ante la no disponibilidad de este periférico en el mercado no os podemos ofrecer detalles de cómo es esta experiencia en algún momento del juego.

Sorprendentes gráficos dan una lección al PC
Las texturas que podemos observar en esta versión de Dreamcast son en muchos momentos muy superiores a las de su hermano “mayor” de PC. En muchos de estos instantes los efectos de luz y los modelos de los protagonistas de la acción hacen que nos sintamos como si estuviéramos contemplando el mejor de los juegos de PC de estas características, si exceptuamos la perfección de Unreal Tournament.

Los modelos faciales y las características físicas no han estado tan bien definidas nunca en un PC y las animaciones de los mismos nos demuestran que cada personaje tiene una personalidad propia dada la gran variedad de elementos que se incluyen en cada uno de ellos.
Los diseños de las armas están muy bien detallados y durante la partida podremos distinguir perfectamente qué tipo de arma lleva nuestro adversario entre manos.

Lástima de sonido
Sin embargo, poco podemos argumentar a favor de los efectos sonoros dada la inconsistencia de los mismos. El sonido de los cohetes es realmente realista, las voces de los protagonistas están perfectamente recreadas y el nivel de la música es realmente aceptable pero en estos efectos terminan muchos de los alardes que en el aspecto sonoro se puedan remarcar.

El verdadero problema en este apartado es el molesto anuncio de “quedan cinco minutos para finalizar partida” o las diversas exclamaciones según nuestro comportamiento durante la partida. Se ha intentado mantener el alarde técnico de la versión PC pero en este apartado no se ha conseguido los resultados deseados.

Nuestra opinión
En este punto nos paramos para que vosotros acabéis de descubrir todos los espectaculares aspectos que nos hayamos podido dejar de analizar. Nunca un juego de estas características ha sido tan maravilloso en ninguna de las consolas que existen en el mercado por lo que os animamos a que los pocos detalles que no hayáis podido descubrir en estas líneas os sorprendan detrás de los rincones de cualquiera de los niveles del juego en el que os encontréis.

Felicidades a Id Software por esta brillante adaptación que se convierte, en muchos momentos, en una obra maestra que supera en muchos aspecto al mundo del PC

Lo mejor
Es el más puro arcade en tu DreamCast

Lo peor
No tener el teclado y el ratón

Cargando comentarios