Aprendiendo de nuevo a disfrutar de la música

Harmonix reinventa el género que le llevó a la fama. Los cambios de Rock Band 3 son grandes y mejoran la experiencia para que comencemos de nuevo en la música.

Ya hemos probado Rock Band 3 y nos hemos quedado de piedra. Hay tantos cambios, tantas novedades que para ser una tercera entrega casi parece que estemos ante un juego nuevo y eso es algo que nos encanta. Partir de una idea que funciona bien, renovarla y hacer un título de una calidad como el que tenemos entre manos es una genialidad. Y todo ello gracias a Harmonix.

Y es que si nos ponemos a recordar, Harmonix es una compañía que sabe de juegos de música. Empezó hace bastante tiempo, pero su primer gran, gran éxito fue Guitar Hero, un título que realmente nos hacía sentirnos como si fuéramos un auténtico guitarrista de un grupo de rock. La segunda entrega incidió en este sentido y mejoró todo lo visto en la primera parte de una forma notable, convirtiéndose también en todo un éxito. En aquel momento Harmonix decidió que necesitaba evolucionar el género, necesitaba ir hacia adelante y presentó a Activision una nueva franquicia llamada Rock Band. Activision prefirió ser conservadora y Harmonix decidió irse con otra distribuidora, el resultado fue que nació Rock Band.

El menú de Carrera
El menú de Carrera

Rock Band es la serie musical definitiva. En el primer juego ya nos demostraron que tocar la batería, la guitarra, el bajo y encima cantar era algo que, simplemente divertía en grupo y en solitario, con sólo escoger uno de estos instrumentos. Si a eso sumabas un increíble modo online, gráficos de nueva generación y una banda sonora de gran intensidad, tenías un juego impresionante en todos los sentidos. Rock Band repitió conceptos, ofreció nuevas canciones, pero en sí, era el mismo juego y, además, competía con el primer Guitar Hero de grupo.

Tras estos dos juegos, Harmonix realizó una versión especial para un grupo mítico: The Beatles. Se trataba de un Rock Band diferente, que casi podíamos comparar directamente con un documental, ya que además de poder tocar las melodías más destacadas del grupo, también pudimos ver la historia de este mítico grupo. Repitieron el formato con Green Day: Rock Band, pero en realidad no había novedades, ya que se trataba de Rock Band 2, pero con un repertorio que solamente era de un grupo.

Así que ya tocaba renovación y esto es Rock Band 3, una remodelación del concepto tocar en grupo o mejor dicho tocar música. Mientras Guitar Hero: Warriors of Rock opta por el mismo formato musical, pero más ajustado y una temática que se orienta totalmente al rock más puro, en el caso de Rock Band 3, Harmonix se plantea llevarnos al siguiente nivel con el modo Pro. Es verdad que esta característica es más bien para aquellos que casi quieran tocar de verdad instrumentos virtuales y que es mucho más complejo, pero indica a primera vista el salto del nivel de juego. ¿Significa esto que el resto de Rock Band 3 no ha mejorado? Ni mucho menos.

Batería, guitarra, teclado
Batería, guitarra, teclado

En primer lugar con un modo carrera mucho más largo y basado principalmente en los fans que consigamos. Para conseguir más fans tenemos que tocar los diferentes instrumentos y superar salas. Sólo así pasaremos al siguiente nivel. Hasta aquí podemos pensar que es como en cualquier otro juego de la serie, pero en realidad, tenemos que hacer más, porque sólo tocando y consiguiendo pasar de sala no alcanzaremos más niveles. Hay que demostrar que somos mejores todavía y hacerlo en diferentes instrumentos. Sí, al contrario que los otros dos Rock Band, esta tercera entrega obliga en el modo carrera a tocar más instrumentos y a disfrutar de toda la dimensión de la música si queremos avanzar en el juego.

Pero hay más, porque ya desde el nivel medio nos hace tocar en el caso de la guitarra con el traste naranja, algo que no pasa en ningún otro juego musical. Y no es que sea más difícil, porque las notas son las mismas que hay en ese nivel, lo que ocurre es que al comenzar a tocar te das cuenta de que si colocas la mano de otra forma, aprendes más rápido . Sí, se disfruta mucho más tocar música y al comprobarlo este sistema con otros juegos de la serie, como The Beatles Rock Band, resultó que era mucho más efectivo tocar de esta forma.

El teclado en sí
El teclado en sí

Evidentemente, nos toca referirnos al teclado, el instrumento nuevo del juego. Es un añadido interesante para la saga. No sólo por jugar de una forma más cómoda, sino también porque algunas de las melodías están especialmente diseñadas para aprovechar este pequeño teclado. Lo más curioso del teclado es, precisamente, tocarlo en modo pro. Los entornos son amigables y como podemos cambiar al modo pro sin necesidad de un instrumento de 200€ (es el caso de la guitarra), la verdad es que es algo que nos ha entusiasmado bastante.

Con todo lo que hemos dicho, la jugabilidad de este título se resume rápidamente en algo tan simple como: disfrutamos tocando. Ese es el principal resumen de este nuevo título musical y es precisamente el objetivo de Rock Band 3. Pero lamentablemente no todo es bueno y Harmonix también saben como vendernos DLC y en este caso han optado por una política un poco agresiva.

¿Por qué? Porque cada vez que sale un DLC, nos aparece en la lista de temas que podemos tocar. Sí, resaltados de otra forma. Sí, especificando que es de compra. Pero no es un lugar aparte, sino que está mezclada y la incitación a comprarla es inevitable y excesivamente agresiva. Esta es probablemente la única nota negra de este juego musical.

Algunas imágenes de su cuidada estética
Algunas imágenes de su cuidada estética

Porque visualmente es un juego extraordinariamente cuidado. No sólo por el sistema de notación, mucho más estilizado que en Guitar Hero o por los personajes, que siguen la estética de la serie, sino más bien porque todos los menús, los ambientes y los lugares que visitaremos están en perfecta armonía, no hay nada que hayamos visto que desentone, algo digno de alabar. Por supuesto, los gráficos no son el punto álgido del juego.

Como ya es habitual en los Rock Band, lo mejor del juego es la banda sonora. No es exactamente como la de Guitar Hero, porque aquí hay muchos más tipos de canciones, desde rock a baladas, pasando por canciones españolas o grandes clásicos. Grupos como Dover, Queen, Roxette o cantantes como Juanes están aquí en una larga lista de 83 canciones. Todas ellas remasterizadas y perfectamente adaptadas para que en todo momento nos de la sensación de que realmente estamos tocando esos temas ante miles de personas.

El grupo en Acción
El grupo en Acción

Reinventarse o morir…

Hace poco poníamos la noticia de que el descenso de ventas en los juegos musicales es acusado. Probablemente hay muchos títulos, pero viendo Rock Band 3, sintiendo como se puede tocar y además, admitiendo el gran esfuerzo por renovarse, está claro que es un juego a comprar y a disfrutar ya sea tocando en solitario o en grupo.

Cargando comentarios