El clásico del baloncesto arcade vuelve en una gran versión

EA regresa uno de los grandes clásicos de las máquinas recreativas al panorama actual con una versión para Wii divertida, pero que le falta el componente online.

NBA Jam es un clásico de los arcades de baloncesto. Un juego bastante simple en el que cuatro baloncestistas de dos equipos diferentes se enfrentan para ver quien consigue más puntos y, eso sí, sin prácticamente normas y con unos mates estratosféricos.

Mates imposibles
Mates imposibles

En su momento, NBA Jam fue uno de los primeros juegos que transformaban el deporte en un arcade divertido de recreativa y tuvo tanto éxito en su momento que se sucedieron muchas entregas, pero poco a poco se fue perdiendo el espíritu original de la saga y se fue diluyendo lo que fue NBA Jam en su momento. Después, la franquicia pareció desaparecer hasta que EA decidió que iba a resucitarla. Primero como juego para Wii y luego como añadido en las versiones NBA Elite 11 de Xbox 360 y PS3, aunque en este último caso al final saldrá en disco independiente, sobre todo tras la cancelación del juego anteriormente citado.

Hemos jugado sin parar a este NBA Jam de Wii y, la verdad, lo que más nos ha costado es precisamente ponernos a escribir este artículo, porque estamos ante uno de los grandes clásicos perfectamente revividos. Eso sí, desde el principio hay que decir que es un juego que, como en el título original de recreativa, se disfruta mucho más en compañía.

Velocidad y diversión al estilo americano
Velocidad y diversión al estilo americano

NBA Jam en su versión para Wii tiene dos modos diferentes. Por un lado tenemos el clásico sistema de juego en el que cuatro jugadores, dos por equipo, se enfrentan en un partido de baloncesto sin reglas y en el que prácticamente todo vale. Tenemos mates imposibles, empujones y una velocidad de juego absolutamente endiablada. Como en el juego original, no controlamos a los dos jugadores, sino sólo a uno de ellos, mientras que el otro lo controla la máquina. Eso sí, podemos decirle que nos pase el balón en cualquier momento.

Sin embargo, Electronic Arts ha aportado su propio grano de arena a la franquicia con el Remix Tour. Este modo es realmente curioso porque se juega prácticamente igual, pero con variaciones tan interesantes como jugar un partido a base de mates hasta que se rompa el tablero o algunas “batallas de jefe” que nos hará enfrentarnos a personajes desbloqueables y auténticas leyendas del baloncesto, como por ejemplo, Julius Erwing. Este modo sirve como variación y, porque no decirlo, como excusa para poner un buen modo de juego para un solo jugador. Pero no os engañéis, si queréis disfrutar al máximo de NBA Jam Wii, hay que hacerlo en compañía.

Variaciones del Remix Tour de este NBA Jam para Wii
Variaciones del Remix Tour de este NBA Jam para Wii

Porque la concepción de NBA Jam es simple y sencilla: gana por más puntos al contrario. El baloncesto de NBA Jam es como el de todo buen arcade de este deporte. Encestar mediante mates y en el caso de este juego, lo que se hace es potenciarlo al máximo, con mates imposibles que llevan a los jugadores a saltar por encima del aro a varios metros de altura. También podemos hacer alley-oops, ese pase en el aire que machaca nuestro compañero para anotar. Quedan espectaculares y suelen ir acompañados del mítico “Boom Shakalaka”, la combinación de palabras de argot urbano para decir que hemos hecho un mate impresionante.

Pese a que NBA Jam tiene un carácter claramente arcade, eso no significa que sea un juego fácil cuando jugamos contra la máquina, porque una vez más la IA de NBA Jam es agresiva e intentará quitarnos el balón, empujarnos y, prácticamente humillarnos siempre que pueda. EA ha reflejado esto perfectamente, pues ya era un comportamiento que veíamos en la recreativa original de Midway.

Finalmente tenemos que hablar del control del juego. Un control que, sinceramente, es excelente. EA ha trabajado todas las posibles combinaciones, es decir, con Nunchuk, sin él, con mando clásico, etcétera. Sería mentira si no dijésemos que el mejor controlador posible es el mando clásico de la Wii, pero es cierto que con Nunchuk y el mando de la Wii, el título es francamente divertido y los gestos que hay que hacer son muy, pero que muy sencillos de aprender.

Uno de los nuevos modos
Uno de los nuevos modos

La respuesta a nuestros comandos, sea cual sea nuestra elección de controlador, es inmediata y rapidísima, con lo que jugar a NBA Jam en Wii se convierte en toda una experiencia. Y, como hemos dicho, si estamos en grupo el juego se vuelve mucho, pero que mucho más divertido.

Técnicamente, NBA Jam es un buen juego. Al ser en Wii lo que vamos a notar más es que la resolución es un poco baja, incluso para los estándares de la consola. Eso sí, si se ha sacrificado este apartado es para ofrecer efectos visuales, animaciones y modelos acordes al juego y con una velocidad de fotogramas constante y muy fluida. El resultado es que una vez que te pones a jugar, te olvidas por completo de esa resolución y disfrutas al máximo del título.

Del sonido poco tenemos que decir. El juego está completamente en inglés, pero no nos ha importado mucho, ya que se conservan las voces originales del arcade, con las imposibles exclamaciones del presentador.

Adiós a la canasta
Adiós a la canasta

Lo que sí hemos echado de menos, y mucho, es la posibilidad de jugar online a NBA Jam. Es cierto que EA ya dijo que lo sacrificaba en Wii para que la jugabilidad fuera excelente, pero aún así, creemos que hubiera sido todo un acierto que hubiera estado presente.

Un clásico perfectamente revivido

NBA Jam para Wii no pretende ser un simulador de baloncesto, pretende ser un juego divertido enmarcado en este deporte y, la verdad, lo consigue al 100%. Es verdad que echamos de menos algunas características, sobre todo el online, es verdad que visualmente puedes apreciar píxeles en los gráficos por su baja resolución, pero aún así, NBA Jam es tremendamente divertido de jugar, sobre todo en compañía. Un título totalmente recomendable.

Cargando comentarios