Lara Croft renace en forma de auténtica leyenda

Tomb Raider ha tardado dos años en llegar a las tiendas, pero después de jugarlo, puedo decir que ha merecido la espera, porque con este juego descubrirás por qué Lara Croft es tal y como es.

Tomb Raider ya está aquí. Crystal Dynamics tomó la arriesgada decisión de reempezar la saga y el resultado es fantástico. Con este Tomb Raider viviremos la primera aventura real de Lara Croft, y Crystal Dynamics ha recreado con increíble acierto el viaje que debe hacer el personaje para ser una leyenda. Pasar de ser una simple recién graduada en arqueología a una aventurera experta. Pasar de tener miedo a no dudar a la hora de enfrentarse a cualquier peligro o enemigo. Y desde luego Crystal Dynamics lo ha conseguido.

http://www.youtube.com/watch?v=vh12Rf6bHtA

El resultado es un juego de gran calidad que no deja nada al azar. Con la base de un gran argumento, Tomb Raider es una aventura con una jugabilidad variada gracias a todo tipo de situaciones y, sobre todo, con un apartado gráfico muy maduro y realista. Éste va dirigido a un público que es capaz de entender que un personaje como Lara Croft no nace, sino que se hace y lo hace pasando por una experiencia traumática. Sí, Tomb Raider renace en forma de un auténtico juegazo.

La historia de este Tomb Raider nos lleva a revivir la primera aventura de Lara Croft, una historia que ha salido en todos los manuales e incluso se representó de mala manera en una de las entregas. Es aquí, en este juego donde se cuenta esa gran aventura, y uno de los grandes logros de este Tomb Raider es el minucioso trabajo de creación tanto del guión como del personaje de Lara Croft. Es cierto que se ha visto en muchos vídeos como Lara sufre durante el juego, pero es algo completamente lógico. Lara es al principio una joven graduada de arqueología que tiene su reproductor de música, sus notas teóricas y grandes expectativas con su primera expedición arqueológica. Pero nada más aproximarse a su destino, sufre un accidente terrible y a partir de ahí tendrá que sobrevivir contra la naturaleza, contra una especie de secta que vive en la isla y contra “algo” más. Conforme avanza el juego, verás cómo Lara cambia cada vez hasta volverse diferente, volverse mucho más como el personaje que hemos visto en otros juegos.

Lara Croft y uno de los personajes de la historia
Lara Croft y uno de los personajes de la historia

Esa evolución es lo que mueve el juego y es aquí donde Crystal Dynamics, demuestra una gran maestría porque la jugabilidad de Tomb Raider evoluciona de la misma forma. Combinando una exploración y plataformas, acción muy intensa y Quick Time Events para algunas de las escenas más espectaculares. Es inevitable recordar Uncharted, pero Crystal Dynamics ha cogido lo mejor y lo ha evolucionado para hacerlo menos show y más realista. Un ejemplo es el hecho de que Lara utilizará un arco al principio y no es un simple extra, es necesario en esta isla. También puede usar tres armas diferentes, pero no las maneja con maestría. Crystal Dynamics ha ideado un sistema de experiencia que nos permite ganar habilidades puras de un superviviente y que van desde ser mejor con un arma hasta la posibilidad de encontrar más balas o restos de aquellos cuerpos que registremos.

Este pequeño ejemplo sirve para ver como Lara se convierte en toda una aventurera, aunque desde el principio contará con una ayuda: su instinto. Este Tomb Raider no es un sandbox al más puro estilo GTA, pero tiene mecánicas que lo recuerdan. Como en estos juegos hay una misión principal: volver a la civilización, pero también estamos en una isla llena de locos y con un tesoro arqueológico que descubrir. Y no hay ni un solo indicador de orientación para Lara, lo que da todavía una mayor inmersión en el juego y para ello ha creado el instinto (que recuerda al último Hitman), o lo que es lo mismo, un botón en el juego que te indica al lugar que tienes que ir y sitios que pueden ser útiles, así como tesoros. Es una buena ayuda y es acorde a lo que es el juego porque, repito, no hay ningún indicador de cuando llega el enemigo y muchas veces los enemigos pueden cogerte desprevenida.

Siguiendo con la jugabilidad, en Tomb Raider tenemos tanto exploración como combate y en ambas características, Crystal Dynamics ha ido más allá de lo que nunca hemos visto en Tomb Raider. Aquí Lara no es una acróbata, pero es capaz de ir hasta donde sea con tal de salvar a sus compañeros y enfrentarse a los enemigos. Al contrario que en otros juegos no podemos agarrarnos a cualquier saliente, sino que necesitamos de una herramienta para conseguir escalar. Tampoco podemos activar cualquier objeto, es necesario conseguir herramientas, como una cuerda, un mechero o incluso una palanca. Todas ellas son utilizables para resolver puzles o para acabar con los enemigos.

Una de las escenas con más acción y donde Lara se defenderá como puede
Una de las escenas con más acción y donde Lara se defenderá como puede

Otro de los aspectos originales del juego es que todo es actualizable. A lo largo del juego encontraremos “restos” que podremos utilizar en diferentes campamentos, que son checkpoints en realidad para construir mejorar para nuestras diferentes herramientas y armas. Es en el uso de estas herramientas donde tenemos una de las pocas quejas: la cuerda. Durante todo el juego Crystal Dynamics se ha empeñado en dar el realismo suficiente para que empatices con Lara, pero la cuerda que usaremos para conseguir acceso a diferentes lugares no ayuda, porque parece que no se acaba nunca, sea cual sea la distancia. Y ahí momentos que no recogemos la cuerda como para recuperar suficiente. Tal vez el único momento en el que Crystal Dynamic sacrifica realismo en pos de la jugabilidad.

Pero si hay un sitio en donde el jugador siente ese realismo es en el combate. El juego ofrece enfrentamientos de todos los tipos y en cualquier lugar y en el 90% de las ocasiones son enfrentamientos que se parecen más a cazar que a enfrentamientos a lo Uncharted. Hay algunos de estos que se parecen, pero pocos. Lo normal es que uses el arco y lo utilices para acabar con los enemigos de una forma silenciosa. A eso hay que añadir que gran parte del juego transcurre de noche o en lugares con bastante oscuridad, con lo que el sigilo es primordial. También te puedes cubrir, pero al contrario que en otros juegos no necesitas un botón para hacerlo, sino que se hace de forma automática y es que Crystal Dynamics hace que Lara se cubra con increíble realismo y sin necesidad de pulsar un botón.

Es cierto que también hay multijugador, pero no lo hemos podido probar porque realmente los servidores estaban cerrados (lógicamente) en cualquier caso, este multijugador me parece un añadido como el de Uncharted, es decir, puede ser divertido por lo adelantado por los desarrolladores, pero en realidad lo más importante del juego está en la aventura para un jugador. Además de ello, una vez que acabes el juego siempre puedes intentar conseguir todos los secretos que te hayas dejado o jugarlo de nuevo en dificultad mayor, algo que os aseguro de lo que tendrás ganas.

Si el guión está bien y la jugabilidad engancha, como es el caso de Tomb Raider, no podía ser menos bueno el apartado gráfico y Crystal Dynamics ha creado un título inolvidable. El apartado gráfico de este Tomb Raider refleja con grandísimo acierto la evolución del personaje, un entorno muy hostil al que tiene que sobrevivir Lara Croft y no solo eso, sino también algunas escenas duras, muy duras. No porque sean explicitas, sino porque te ponen realmente en la piel de Lara cuando tiene que tomar decisiones de vida o muerte durante todo el juego.

Lara tendrá que ir más allá de lo que cualquiera imagina
Lara tendrá que ir más allá de lo que cualquiera imagina

Por otro lado, Crystal Dynamics demuestra una vez más su maestría a la hora de crear animaciones para los personajes. Detalles como el hecho de que para atravesar una ventana tenga que sentarse Lara en el marco de la misma, o como al subir una escalera flexiona el empeine resultan sorprendentes. Además, Crystal Dynamics juega muy bien con el entorno y veremos como la animación de Lara cambia cuando está cerca de enemigos o como al agarrarse a una pared su forma de moverse no se parece, como podría esperar, a Assassin’s Creed.

Además de las animaciones de Lara, Crystal Dynamics ha creado una isla con diferentes entornos y momentos del día. Desde un bosque nocturno, un barco o un enorme templo oriental, cada uno de estos escenarios está recreado con gran detalle. Esto lo podemos ver en pequeños detalles, como los grabados del templo o el óxido de algunos metales. Todo para lograr la perfecta ambientación que está presente en todo momento.

Pero Crystal Dynamics no se ha parado ahí y como en el cine, ha puesto la música al servicio de la historia. El resultado es un juego que no solo emociona con las imágenes, también con la música. Poniendo la composición musical adecuada en cada momento, en cada situación de tensión o de acción, dando lugar a una gran banda sonora. A eso hay que añadir un doblaje acertadísimo en entonación que logra que Tomb Raider sea una experiencia completa.

Así se hace un reboot de una saga histórica

Tomb Raider nació hace 17 años y ahora renace en un juego que es, de largo, mucho mejor que aquel. Aquel juego reforzó una idea que ya vimos en Fade to Black y lo hizo de una forma magistral. Ahora esta entrega no es que reinvente la videoaventura, pero la pule hasta el punto de mejorar los mejores juegos de este género, incluido Uncharted ¿Cómo lo hace? Creando una situación creíble pero al mismo tiempo rodeada de cosas incomprensibles, muy al estilo de Indiana Jones, y situaciones tan intensas que el jugador debe reaccionar de una forma inmediata igual que lo haría el personaje en el juego.

La combinación de todos estos elementos dan lugar a un título que una vez que lo acabas, y en esto doy una experiencia propia, no puedes dejar de recordar de forma muy vívida algunas de las escenas, algo que pocos juegos logran y que lo ponen a la altura de los grandes.

Cargando comentarios