Vuelve uno de los padres del survival horror

Increible puesta al día de uno de las sagas de juegos de terror más famosas de todos los tiempos

Infogrames está de gira con un autobus en donde va inscrita la frase Alone in the Dark. Para muchos usuarios, esta frase es el significado del terror. Terror que vino dado hace ahora ocho años por un juego que te hacia erizar todos los pelos del cuerpo.

Mucho antes de la malvada Umbrella, secretos mucho más oscuros eran desvelados a los usuarios en una aventura llena de terror.

Vuelve el horror
De nuevo nos tendremos que sentar para ser Edwarn Carnby, aunque en este caso también podremos ser una investigadora de lo paranormal. Todo ocurre por la desaparición de un amigo y por la aparición en escena de una tablas un tanto misteriosas, unas tablas que, según cuentan, son capaces de producir el fin del mundo.

Esta situación no es extraña a los ojos de nuestro buen investigadory su misión tampoco le es indiferente. El ha conocido horrores mayores y sabe que va a enfrentarse al mal de nuevo. Su pistola y su cordura son las únicas armas que necesita para sobrevivir a un nuevo infierno. Le acompaña una investigadora de lo paranormal que aunque no se asusta fácilmente, va a descubrir que el horror de esta aventura va más allá de todo lo conocido.

Así, nuestros dos personajes van a enfrentarse a esta nueva aventura creada por los maestros del horror, Infogrames. Pero esta vez, ni los más experimentados jugadores de Survival Horror van a poder creer lo que se les viene encima.

Luz, un jugador de excepción
He jugado a casi todos los survival horror que se han creado tanto para PC como para DreamCast, PlayStation y los más nuevos de PS2. Todos ellos tienen una serie de premisas que conocemos. Una situación límite que en un principio desconocemos. Unos enemigos abundantes y poderosos, y finalmente alguna que otra explicación científica a lo que está ocurriendo. Por supuesto en medio nos encontraremos con toda clase de personajes secundarios y, evidentemente, también nos encontraremos con algún que otro científico arrepentido que nos contará todos los secretos de la base en la que nos encontramos.

Pero estas premisas que creo Capcom con Resident Evil y que tantas veces hemos visto en los juegos de la compañía no se aplican a los juegos de la serie Alone in the Dark. Nuevamente y al igual que en anteriores entregas, el juego no tiene una explicación científica. Nuestros adversarios estarán venidos de otro mundo, del mundo de las tinieblas. Y precisamente esto último es lo que más vamos a ver.

Hasta ahora casi todos los Survival Horror que hemos visto tenían luz, pero en esta última entrega la luz proviene de una simple linterna. Eso significa que tendremos que alumbrar en todo momento lo que tenemos ante nuestras narices. De esta forma, la sensación de opresión durante todo el juego es increíble. No sabremos que tenemos a nuestra espalda, ni siquiera lo que tenemos delante, a no ser que utilicemos la linterna. Esta sensación se mantiene durante todo el juego en cualquiera de los dos personajes, lo que significa que en todo momento tendremos que escoger con sabiduría nuestro camino hacia delante.

Si a eso combinamos el hecho de que tendremos que andar disparando en multiples ocasiones (sí, al fin podemos hacer las dos cosas a la vez) nos encontramos con uno de esos juegos únicos dentro del Survival Horror.

Controlando a los dos personajes
Una de las cosas que más nos ha llamado la atención del juego es el hecho de que sea tan diferente la aventura de jugarla con el detective o la médium. Por ponerlo más claro, no podremos averiguar toda la verdad de lo que ocurre a no ser que juguemos cada vez el juego con los dos personajes.

De esta forma descubriremos que con la médium tendremos que utilizar mucho más la cabeza, pues sus enigmas son algo más complejo, mientras que con Carnby, la fuerza será totalmente necesaria, a no ser que queramos acabar siendo pasto de monstruos.

De esta forma el juego nos permite controlar a dos personajes muy diferentes, pero a la vez muy parecidos en muchos aspectos. De hecho, la distribución de teclas inicial (puede modificarse) nos parece muy cómoda y nosotros ni siquiera la cambiamos. Aparte de eso, nuestro personaje respondía perfectamente a nuestras ordenes y a toda velocidad. Lo más fascinante de este control, para nosotros, es el uso de la linterna.

Su utilización será básica para sobrevivir a los diferentes entornos del juego y aunque en los primeros compases del juego parece innecesaria, conforme avancemos en el juego descubriremos que necesitamos de esta para poder descubrir objetos ocultos y, por supuesto, alguna que otra sorpresa.

Ambientación y gráficos
La evolución del último Alone in the Dark a esta cuarta entrega es sencillamente increíble. Los gráficos de este juego son sencillamente increíbles y los efectos de luces son de lo mejor que hemos visto, aunque eso sí, no superan a Blade, The Edge of Darkness. De cualquier forma, en lo que se ha esforzado Infogrames especialmente es conseguir oprimir al usuario con la ambientación y obligándole a sentir verdaderos escalofríos en su espalda. El resultado es francamente impresionante y de nuevo sentimos ese terror de la primera parte.

Los modelos gráficos, sobre todo de Carnby, han sufrido una evolución importante, ofreciendo a los usuariosun modelo gráfico detallado que, lamentablemente, hablan por telepatía. Esta pequeña broma se refiere, evidentemente, a la ausencia de movimiento en los labios de los personajes. Increíble en estos tiempos pero cierto. Un pequeño fallo en este increíble juego.

Sonido
Infogrames sabe que el sonido es la piedra angular de cualquier juego de terror, y en este caso no iba a ser menos. Al increíble doblaje del juego (que aprendan otras compañías) se unen los efectos especiales del juego que son realmente increíbles y que consiguen mantenernos continuamente la acción.

Pero lo que verdaderamente os extremecerá en este juego será la banda sonora del juego. Única y verdaderamente sobresaliente todo el juego. Sin duda de lo mejor que se ha creado para un videojuego.

La opinión de Sólo Juegos
Ha vuelto el maestro. Esta es la frase que puede resumir perfectamente al juego que nos ocupa. Simplemente genial en todos los aspectos y con un resultado técnico final increíble. Si eres amante de las emociones fuertes y de los enigmas más complejos, este es, sin ninguna duda tu juego.

Lo mejor
Más alone in the Dark que nunca. El doblaje inmenso (gracias infogrames)

Lo peor
No mueven los labios (sí, esto es lo único que podemos decirle al juego)

Cargando comentarios