Análisis Xbox One: Halo Spartan Assault

Halo Spartan Assault para Xbox One es la reedición, ligeramente mejorada y aumentada, del mismo juego ya publicado en PC y móviles. Se añaden otros modos de juego y un DLC que se lanzó posteriormente para formar el primer “juego Halo” de la nueva consola de Microsoft.


Un juego de móvil en consola de sobremesa

Lo cierto es que Halo Spartan Assault nació como juego para móviles, así que toda su estructura, jugabilidad, longevidad, diseño de menús o dificultad se basan en las características propias de esa plataforma. Aunque el medio cambie (a Xbox One) en el fondo sigue siendo un juego para móvil.

A lo largo de 30 misiones debes acabar con los Covenant en niveles de objetivos variables pero que siempre giran alrededor de lo mismo: terminar con todos los enemigos, defender un puesto, eliminar un objetivo determinado, etc. A la larga se hacen pesados.

Como Spartan Assault es algo aburrido la motivación del jugador llega con los diferentes niveles de dificultad y exigencias de puntuación concretas. Cada nivel ofrece una recompensa de experiencia en función de cómo de difícil lo pongas. Cuanto más arriesgues más avanzas. Todo depende de ti, del reto y las mejoras que quieras obtener. Y si eso no te convence siempre puedes pasar por el aro de las microtransacciones, que también está integrado.

Las mejoras de esta versión se centran en más misiones y el modo multijugador cooperativo. Este modo tiene sus propias misiones, independientes de la aventura principal, y se hacen cortas rápidamente.

Las mismas armas de siempre

Halo Spartan Assault es un juego de acción y disparos con vista casi cenital. Te mueves en todas las direcciones y el disparo se realiza con el segundo stick. Así que puedes moverte y disparar independientemente.

Puedes jugar con buena parte de las armas ya vistas en toda la saga, pero solo puedes portar dos a la vez. También hay modificadores permanentes e incluso un poder especial que se recarga solo y que te da ventajas temporales como más escudo, drones o velocidad extra. El resto del juego es más o menos como cualquier juego de Halo, con los enemigos de siempre, pero más enfocado a la acción rápida y con las evidentes diferencias gráficas.

Gráficos insuficientes

Técnicamente Halo Spartan Assault está muy por debajo de lo que esperas encontrar en Xbox One, aun incluso siendo un pequeño juego arcade de descarga. Por mucho que se intente ocultar, éste sigue siendo un juego de móviles y las limitaciones gráficas siguen presentes. El juego ha mejorado, eso sí, en el control que ahora es mucho más fácil y permite moverte y disparar con más precisión.

Conclusión

Parece que Halo Spartan Assault es un juego que Xbox One se saca de la manga solo para salir del paso. Una adaptación que era fácil de hacer y comportaba poco riesgo. El resultado es justo lo que puedes imaginar: un juego accesible pero de acción rápida y vacía. Las mejoras en la consola como el modo cooperativo o desafíos extra no sirven para justificar su compra, ni siquiera esa contenida mejora gráfica. Pero es un juego que seguro les servirá a los muy fans de la saga o a los que busquen jugar en pequeños ratos de cinco minutos.

Puntuación: 5

Disponible en: Xbox One, Windows y móviles.

Cargando comentarios