Android Wear vs. Apple Watch

Google anunció Android Wear en junio de 2014 con el LG G Watch y el Samsung Gear como primeros smartwatches Android. Más tarde, con el Motorola 360, introdujo el primer Android Wear redondeado. Ahora son seis los modelos disponibles, con precios y estilos diferentes.

El Apple Watch, por otro lado, habilitó los pedidos el 10 de abril, ya está a la venta en EEUU y el 26 de junio se pone a la venta en España y México. Hay tres versiones distintas en dos formatos, 38 milímetros y 42 milímetros. Ahora es cuando ambas plataformas, Android Wear y Apple Watch, pueden por fin enfrentarse.

android wear faces

Android Wear ofrece seis estilos diferentes de distintos fabricantes, pero el sistema operativo está bloqueado por Google, así que pasar de un reloj a otro no supone grandes cambios. Cada reloj es una plataforma exclusiva. Conectar Android Wear a un móvil Android requiere Bluetooth y la app Android Wear.

Por lo que respecta Apple, Watch OS es el nuevo sistema operativo de la casa, que conecta fácilmente con iOS gracias a lo cerrado de la plataforma. Esto otorga al Apple Watch una conectividad sin complicaciones, pues hay menos dispositivos a los que necesita conectar.

Pero, más allá de la plataforma, ¿cuáles son las diferencias entre Android Wear y Watch OS?

Interfaz de usuario

Ambos sistemas usan el toque con sutiles diferencias. Android Wear es un sistema táctil en el que mueves tarjetas con barridos en varias direcciones, para ocultar o activar información. Presionar la pantalla activa acciones como las respuestas de voz para los mensajes o el control de la reproducción multimedia.

Android Wear también tiene soporte para los comandos de voz a lo “Ok Google”, que llevan a cabo acciones en apps compatibles. Android Wear interactúa con las apps del teléfono, y solo hay un número limitado de apps propias de Android Wear instaladas en el reloj.

apple watch friends

Watch OS usa una combinación de toque y controles físicos. La corona digital del Apple Watch se usa para desplazar y hacer zoom en el contenido, un sistema pensado para que el dedo no bloquee la pantalla. La corona también permite que los poseedores de relojes clásicos se sientan como en casa. También hay un botón lateral que se usa para acceder a los contactos frecuentes. Puedes enviar dibujos, patrones de toques e incluso el latido de tu corazón.

Los controles táctiles se usan para interactuar con las aplicaciones, pero en lugar de tarjetas, Watch OS usa iconos flotantes que se pueden ir rotando. El Force Touch de Apple se usa como sistema de entrada secundario para controles adicionales. Sin embargo, la combinación de toque y corona puede confundir a los usuarios.

Carátulas (Watch Faces)

La funcionalidad básica de todo smartwatch es mostrar el tiempo. Tanto Android Wear como Apple Watch tienen esta función, y ambos cuentan con una amplia selección de carátulas. Apple limita la personalización de las carátulas incluidas, sin opción de instalar nuevas a menos que estén incluidas en una actualización de Watch OS.

Android Wear tiene carátulas incluidas de fábrica, otras añadidas por cada fabricante, así como carátulas de terceros. Si no te gustan las que vienen incluidas en tu dispositivo, puedes buscar nuevas en Google Play. Google requiere que las carátulas para Android Wear cumplan estándares de calidad.

Notificaciones

Un uso común de los smartwatches es mostrar notificaciones. Da igual lo que Google y Apple afirmen sobre las funciones adicionales: recibir notificaciones es la función estrella. Tanto Android Wear como Apple Watch envían notificaciones y cuentan con la opción de bloquear notificaciones de apps determinadas.

Dependiendo de cuántas apps hay instaladas en el móvil, puede darse el caso de que recibas notificaciones de apps poco útiles. Android Wear es rápido gestionando las notificaciones, y se puede silenciar el móvil cuando este se conecte a Android Wear.

apple watch

En teoría, también el Apple Watch debería tener esta funcionalidad. Si estás conectado a tu Apple Watch, tu móvil no debería vibrar ni tampoco hacer sonar melodías: solo puedes enterarte por el reloj. Pero en estos primeros días, prepárate para recibir muchas notificaciones irrelevantes.

Control por voz

Android Wear usa “Ok Google” para activar los comandos de voz. Puedes dar comandos simples, como llamar a alguien, obtener direcciones y encontrar respuestas a preguntas sencillas a través de Google. Una característica genial es “Play Music”, que arranca el reproductor de música; puedes incluso especificar un artista, aunque los resultados no siempre aciertan.

La voz también se usa para contestar mensajes. Hay un botón “Contestar” en apps compatibles: tras presionarlo, puedes dictar tu mensaje. Android Wear grabará el mensaje y lo enviará de vuelta. Es genial para cuando estás conduciendo y necesitas enviar un mensaje rápidamente.

Apple Watch usa Siri, que se activa diciendo “Hey Siri”. También en este caso puedes grabar mensajes, obtener direcciones o consultar los eventos del calendario. Hay más comandos de voz, como saber la hora.

El control por voz es todavía poco fiable. Cuando funciona es fantástico, pero en la práctica supone añadir un paso adicional a cualquier tarea.

Ejercicio

Otra gran función de los smartwatches es el registro de datos de salud y forma física. Por desgracia, ninguno logra la perfección en este campo. Algunos relojes Android Wear pueden grabar información como el número de pasos, el ritmo cardíaco o las calorías consumidas, pero a menudo se trata de datos poco precisos.

Las apps compatibles se conectan con Google Fit (la app de salud de Google), aunque recolectar datos requiere a veces de productos adicionales, como la banda FitBit. Otro problema es que algunos relojes carecen de los sensores necesarios para proporcionar información precisa. Además, estas apps requieren estar conectadas con el móvil, lo que dificulta el ejercicio físico.

Apple-Watch-buff-dude

Los sensores del Apple Watch controlan la frecuencia cardíaca y usan el acelerómetro para medir movimientos, pasos y calorías quemadas. Cuando se conecta al móvil, el Apple Watch usa también el GPS para ejercicios que no pueden contarse con pasos, como ir en bicicleta.

Igual que pasa con el dúo Android Wear y Google Fit, la pareja Apple Watch y Health solo pueden obtener datos de otras apps, y algunas precisan una conexión al iPhone para poder transmitir datos. Tener que llevar el móvil a cuestas al hacer deporte desincentiva un poco salir a hacer ejercicio.

Pagos móviles

Tanto Android como Apple usan pagos a través de tecnología NFC. En móviles Android, puedes usar Google Wallet para pagar en tiendas adheridas a sus condiciones. No hay ningún sistema de pago integrado en los relojes Android Wear.

apple pay

En esto, Apple va un paso por delante: tanto el iPhone 6 como el iPhone 6 Plus usan NFC para compras en tiendas. El Apple Watch tiene NFC, así que ni siquiera hace falta el iPhone para pagar. Un punto extra a favor del Apple Watch es que se puede usar Apple Pay con una selección de iPhone más amplia, desde el iPhone 5 hasta el 6 Plus.

¿Qué hay del software?

Tanto Android Wear como el Apple Watch tienen funciones básicas similares, pero el sistema operativo está diseñado con dos enfoque diferentes. Android Wear es una extensión de Google Now, en la que es fácil saltar desde el móvil al reloj si usas Now y sus datos seleccionados. Watch OS, por otro lado, es una extensión de iOS. Tiene muchas características similares, como Siri, y apps que no pueden quitarse y que rara vez usas. Los usuarios de iOS se sentirán a gusto pasando a Watch OS por las similitudes en el diseño e interfaz. La diferencia radica en cómo interactúas con la pantalla usando la corona y los toques.

Con todo, la clave del éxito para todo wearable es el soporte para apps de terceros. Sin apps, no hay razones de peso para comprar un smartwatch. La mayoría de apps no necesitan grandes cambios para funcionar en una u otra plataforma. Son las funciones específicas de cada reloj lo que aporta valor. Las apps de comunicación son un ejemplo típico de esto: contestar con tu voz es más fácil que sacar el móvil y escribir un mensaje con el teclado.

Las apps de redes sociales, a su vez, proporcionan vistazos rápidos a lo que está pasando, pero la mayoría de la gente no necesita su Twitter en el smartwatch. Esta es un área en la que los desarrolladores no han descubierto todavía cómo integrar funciones sociales. La mayoría de veces, se trata de notificaciones o la extensión de algo que funciona en la app del móvil.

Los desarrolladores piensan en los usos de los smartwatches

BMW y Hyundai están lanzando apps que conectan los iPhone y móviles Android a sus coches. Son apps que han llegado también a los smartwatch, dándonos la posibilidad de arrancar el coche o cerrar las puertas a distancia. Conforme más coches implementen esta tecnología, los smartwatch podrían reemplazar la llave del coche algún día. Y con el lanzamiento de Android Auto y CarPlay, el crecimiento podría ser aún más veloz.

La casa conectada (smart home) es otra área en la que las empresas empiezan a moverse. No es una tendencia novedosa, pero es una que se está reforzando. Las bombillas Philips Hue pueden controlarse a través de una app; Nest tiene una app Android que controla la temperatura en casa; Honeywell Lyric es un termostato compatible con Apple Watch, y Lutron Caséta es otra app de control de luces compatible con el reloj de Apple.

Otra vía es usar la tecnología de estos dispositivos para reemplazar tecnología obsoleta. Es el caso de SPG para Apple Watch, un reemplazo de la clásica llave de hotel usada en una cadena hotelera. Sí, puedes usar el Apple Watch para abrir la puerta de tu habitación en cualquier Starwood Hotels & Resorts.

La innovación no debería consistir en inventar nuevos usos para un smartwatch, sino en cómo puede reemplazar tecnologías existentes y mejorarlas. El uso de Android Wear y el Apple Watch está basado en una necesidad artificial: no puedes reemplazar el móvil y actuar como un puente de información.

Con Apple en la arena de los smartwatch, es de esperar que el desarrollo de apps para smartwatches aumente. A Apple se le da bien empujar a las empresas a usar su nueva tecnología, mejor que a Google. Ya que ambos son los dos protagonistas de la partida, veremos más innovaciones y mejoras.

Lo que puede ser bueno y malo a la vez, porque si te gustan los móviles, puede que necesites nuevo hardware para tomar ventaja de las últimas novedades.

¿Quieres saber más cosas sobre el Apple Watch? Entonces regresa a nuestra página resumen para descubrir todo lo que deberías saber sobre el Apple Watch.

Adaptación de un artículo en inglés de Chris Park. Sígueme en Twitter: @chrislikesrobot

Cargando comentarios