Angry Birds entra en crisis: Rovio, su creadora, despide a más de 200 trabajadores

¿Llega el fin de una era? Rovio, la compañía detrás de la popular saga Angry Birds, ha despedido a 213 de sus trabajadores.

Esto es lo que podemos leer en la página oficial de la compañía: “Rovio se reestructurará y concentrará sus actividades en tres áreas de negocio principales: juegos, media y productos de consumo. Las negociaciones se aplican a toda la organización salvo a aquellos que trabajan en la película de Angry Birds en Estados Unidos y Canadá. La compañía se involucrará en ayuda a aquellas personas que han sido despedidas después de esta estructura”.

Iba a ocurrir. Tarde o temprano iba a ocurrir. En el año 2013 entrevisté a Rovio y les pregunté si no temían depender al 100% de los Angry Birds. ¿Qué ocurriría cuando fracasase? Ellos me respondieron dándome un peluche y poca cosa más.

Siento ser agorero pero todo lo que sube tiene que bajar. Los últimos juegos de Angry Birds no han tenido el éxito deseado. Y los otros juegos desarrollados o distribuidos por Rovio tampoco gozaron de éxito. Angry Birds cansa y Rovio se está quedando sin huevos con los que sorprendernos.

Pero todo tiene un lado bueno: es en los momentos de crisis cuando nos salen nuestras mejores ideas. Así que, ¡adelante, Rovio: reinvéntate!

Lo que sí es loable de Rovio es su empeño en ayudar a la gente despedida. En esta ocasión he decidido ahondar un poco en las repercusiones de esta noticia en la industria PERO no debemos olvidar que 213 trabajadores se han quedado sin trabajo. Se mire por dónde se mire, eso será siempre una mala noticia.

Cargando comentarios