Lo siguiente para Apple: reconocer tus emociones

El iOS del futuro podría ser un sistema capaz de leer las emociones del usuario para anticipar sus deseos y preferencias. Todo ello sin hablar ni teclear. Así es como Apple podría ganar la batalla frente a Google y Microsoft.

iOS 7: más “emocional” que sus predecesores

La interfaz de iOS 7 destaca por un alejamiento de las metáforas visuales innecesarias. Ya no hay maderas, superficies metálicas ni formas que recuerden objetos reales de manera obvia. El “mueble” que separaba el sistema del usuario ya no está ahí.

Para iOS, la consecuencia de “tirar los muebles viejos” es que ahora su interfaz parece “respirar” como un “ser vivo”. Con iOS 7 vemos el sistema operativo al desnudo, sin máscaras. Podemos jugar con todo, obtener una respuesta a cada toque.

¿Qué queremos que sienta la gente?”: esa es la pregunta que el equipo de diseño de Apple se ha hecho recientemente. Y la respuesta, como explica elegantemente el vídeo de abajo, son emociones básicas: alegría, sorpresa, amor… Vínculo.

He estado intercambiando impresiones con varios redactores, aquí en Softonic, y el veredicto es el mismo: iOS 7 es un sistema ágil, elegante y que no estorba. Un terreno de cultivo perfecto para lo que está por llegar.

El software emocional ya está listo

Las emociones son cada vez más importantes en el mundo del software, y su reconocimiento será una parte esencial de los sistemas operativos del futuro y de las aplicaciones que se desarrollen a partir de ahora.

Imaginad un sistema operativo capaz de leer nuestras emociones a partir de la cara que ponemos, del tono de voz que empleamos o de la resistencia eléctrica de la piel. Sería un sistema operativo capaz de adivinar nuestro estado de ánimo.

La app de Sension para Glass ayuda a los autistas a reconocer emociones (fuente)

Los usos de una “Emotion API” son muchos y emocionantes: mejores recomendaciones en la store; una publicidad más acorde con el estado de ánimo del usuario, y toda una gama de posibilidades para juegos y aplicaciones sociales.

En resumen, los métodos para esta computación afectiva ya existen, y los autores de software están explorando sus posibilidades. Por ejemplo, Sension, una compañía de San Francisco, está creando una app para Google Glass capaz de leer emociones.

¿Se unirá Apple a la “revolución emocional”?

Cuando vi que Apple lanzaba un sistema de lectura de huellas digitales, sus intenciones me parecieron evidentes: establecer un contacto directo entre el sistema y el usuario, sin intermediarios y a través de sensores discretos.

Fotomontaje de cómo podría ser un calibrado de reconocimiento emocional en iOS

En mi opinión, si Apple lanzara una característica de este tipo en los próximos años tendría todo el sentido del mundo. Las emociones del usuario siempre han jugado un papel importante en las decisiones de diseño de Apple. Son el secreto de su éxito.

Pero transmitir emociones positivas a través del diseño no es suficiente. El paso siguiente es precisamente detectar y acompañar las emociones del usuario para que se establezca el vínculo definitivo entre hombre y máquina.

Este vínculo puede ser el factor diferencial que haga que iOS siga competitivo frente a un Android y un Windows Phone cada vez mejores en todos los aspectos.

¿Dejarías tú que una app leyera tus emociones?

Sígueme en Twitter: @remoquete

Cargando comentarios