Las apps Android más raras de 2014

En las profundidades de Google Play acechan apps singulares. Apps que jamás hubieras imaginado que existían. He aquí algunas de ellas, las que emergieron a lo largo de 2014 y nos dejaron atónitos.

Visitar Google Play es como entrar en una enorme librería. Los bestsellers y las promociones se ven de inmediato: están en el escaparate. Es cuando te internas en el depósito que encuentras títulos extraños. Y hay muchos: casi un millón y medio de aplicaciones. La mayoría tienen menos de cien descargas y se quedan sin actualizaciones.

Nos hemos adentrado en las mazmorras de Google Play en busca de las apps más insólitas que han aparecido a lo largo de 2014. Encontrarlas ha sido más fácil de lo que pensamos. El problema ha sido entenderlas: algunas eran tan curiosas como incomprensibles. Por razones de espacio hemos elegido diez.

Si quieres probarlas, aquí tienes la lista. No nos hacemos responsables de tu reacción ante gráficos absurdos y funciones inútiles. Pero una vez que las tengas en tu móvil, podrás presumir de haberlo visto todo. Literalmente.

Flappy Potato: ¡vuela, patata, vuela!

Los clones de Flappy Bird se cuentan por decenas, pero Flappy Potato es quizá el más extraño. Cada vez que presionas, una anónima patata recibe impulso. No un pájaro, ni tampoco un avión, sino una patata. Según el autor del juego, Flappy Potato estimula el apetito, y su patata es la más famosa del mundo. No voy a contradecirle: prefiero seguir volando con mi patata.

Echa un vistazo a Flappy Potato

Free Pee: encuentra el WC libre más cercano

La noble misión de Free Pee es ayudar a quien tiene un apretón a encontrar un lavabo gratuito.  Cuenta con un modo offline (ideal para quien viaja sin conexión) y lo que sus autores definen como una “gran comunidad” de… bueno, de usuarios. Los WC se pueden valorar tras el uso, y añadir nuevas letrinas es muy sencillo. En cierto modo, Free Pee es más útil que Airbnb.

Echa un vistazo a Free Pee

Slap: una curiosa competición de bofetones

Hay muchas maneras de desahogarse. Hay quien corta fruta con una katana, como en Fruit Ninja… y hay quien prefiere abofetear a un extraño conejo, que es de lo que va Slap. El juego cuenta con modo infinito y modo zen, así como con la opción de cambiar la cara del conejo por la de otra persona –foto mediante–. De no ser por los controles, que son muy difíciles de dominar, hubiera podido ser un clásico.

Echa un vistazo a Slap

Polyfauna: ¿una nueva forma de arte?

No es un juego ni tampoco un salvapantallas, sino una experiencia psicodélica creada por un grupo de artistas (entre ellos Thom Yorke, líder de la banda Radiohead). El resultado, tanto a nivel sonoro como visual, es misterioso e hipnotizador. Entrar en Polyfauna es como convertirse en un grano de polen perdido en una alfombra. Recomendamos probar esta app a oscuras y con auriculares.

Echa un vistazo a Polyfauna

Talking Putin: bienvenida sea la sátira

La sátira política produce apps a menudo peculiares. Es el caso de Talking Putin, una colección de mini-juegos en los que el heroico presidente de la Federación Rusa hace gala de sus dotes deportivas y de su capacidad para derrotar terroristas a machetazo limpio. Y por supuesto, también puedes hablarle como si fuese Talking Tom. Y si prefieres la política americana, puedes probar Talking Obama.

Echa un vistazo a Talking Putin

InstaFace: Animal Face: ¿qué dice el zorro?

En los últimos años las cabezas de animales se han vuelto muy populares. En el vídeo musical The Fox, por ejemplo, los protagonistas se disfrazan de criaturas del bosque. Conseguir algo así con el móvil es fácil: solo hay que bajar InstaFace: Animal Face. Es una app que permite sustituir las cabezas de cualquier foto con la de uno de los diez animales disponibles. El montaje resultante se puede luego exportar y compartir.

Echa un vistazo a Instaface: Animal Face

Impossible Breakfast Simulator: real como la vida

Vivimos una auténtica fiebre de los simuladores. Los hay para todos los gustos. Lo que no imaginábamos es que también había un simulador en primera persona de… desayuno 2.0. El objetivo es aparentemente sencillo: tienes que comer cereales a la vez que juegas a Flappy Bird. Lo que no es sencilla es la ejecución: a la vez que presionas la pantalla del móvil, tienes que deslizar la cuchara: un fallo de coordinación y pierdes la partida.

Echa un vistazo a Impossible Breakfast Simulator

The Battle Cats: una perla que viene de Japón

Diez millones de jugadores no pueden estar equivocados: PONOS (The Battle Cats) es un juego adictivo y muy bien hecho. Tiene, eso sí, protagonistas muy especiales: gatos sonrientes. Miles de gatos sonrientes. Un ejército inacabable de mininos de distintas formas y tamaños que… En fin, es mejor que lo descubras tú mismo (te aseguramos que el juego es muy entretenido, eso sí).

Echa un vistazo a The Battle Cats

Crazy Foot Doctor: un asunto delicado

Tras ver simuladores de cirugía, ortodoncia y primeros auxilios creíamos haberlo visto todo. Pero aquí está Crazy Foot Doctor, un juego “educativo” de podología en el que hay que tratar diversas condiciones de los pies sin que los pacientes sufran demasiado. Pero lo más inquietante del juego no son los ojos saltones de los pacientes, sino la opción de hacerles cosquillas en los pies con una pluma de pájaro.

Echa un vistazo a Crazy Foot Doctor

Butt: no hay quien entienda este… ¿juego?

No te esfuerces en entender qué hace esta app: es imposible. Su larga y absurda descripción, en la que el autor mezcla autobiografía e historia de los videojuegos, obliga el jugador a dejarse llevar por el caos. ¿Es un chiste privado? ¿Un experimento de arte dadaísta? Quién sabe. Lo que sí sabemos es que Butt es una de las apps más extrañas del año. ¡Y la han bajado más de cien personas!

Echa un vistazo a Butt

Estas apps son un reflejo valioso de los tiempos

En estas apps marginales vemos pesadillas, tensiones y contradicciones de nuestra sociedad. Incluso si son inservibles tienen valor como producto cultural, igual que si fuesen libros, películas o canciones. Merecen por lo tanto un sitio en nuestra memoria (y en la del móvil).

¿Qué otras apps extrañas has probado en 2014?

Sígueme en Twitter: @remoquete

Cargando comentarios