Probamos Alien Isolation, una sorpresa alucinante

Alien Isolation es el nuevo juego basado en la famosa franquicia. Un juego de terror, sigilo y mucha ambientación ochentera. Hemos probado una versión preliminar del juego y estas son nuestras impresiones.

Cuando se anunció el nuevo juego Alien Isolation debo confesar que me tomé la noticia con bastante frialdad. Después de años probando decepcionantes juegos de Alien, había perdido la esperanza de recuperar el espíritu de aquel añorado Alien versus Predator (el de 1999). O de Alien 3 de Super Nintendo, o el del juego arcade de Konami, o incluso aquel primer “Aliens” para ZX Spectrum que tanto miedo me dio con apenas 9 años.

Pero me equivocaba. Y me alegro

Lo primero que me ha gustado de Alien Isolation es que en el juego no sólo estás tú y el alien, como había imaginado inicialmente. También hay humanos y androides, interactuando en una historia que parece bastante angustiosa al estilo de la película original.  Sólo hay un único alien (esta vez sí) acechando a los tripulantes. Este cambio le da al juego una nueva dimensión, mucho más divertido y ameno de lo que imaginaba inicialmente.

Otra cosa sorprendente es la manera que tiene el juego de mezclar puzles y acción. Generalmente las interacciones con la estación espacial, sus puertas, paneles de control y ordenadores son muy estilo años 80. Todo tiene luces parpadeantes, botones grandes, pantallas CRT, colores de pantalla desgastados… un estilo interesantísimo perfectamente ejecutado.

Alien Isolation tiene una buena variedad de puzles que interactúan con el escenario. Por ejemplo, en un momento determinado había que abrir una puerta con un dispositivo de mano. La pantalla del dispositivo mostraba unos jeroglíficos pixelados que debías copiar seleccionando los botones oportunos. Si lo hacías antes de que termine el tiempo, conseguirías abrir la puerta.

En otra sección tuve que modificar el flujo energético de toda una sección. Esto te permite abrir y cerrar puertas, activar ventiladores, respiraderos, luces, etc. Pero el sistema es bastante complejo y lento de usar, y está hecho así adrede por los diseñadores del juego para que manipular este sistema sea estresante. El juego no tiene pausa en estos puzles, así que si el alien está rondando puedes acabar muerto.

Alien como gran protagonista

Pero al margen de la cuidadísima puesta en escena, con pasillos copiados al detalle de los de las películas, con muertos aquí y allá, habitaciones de ciencia ficción, luces parpadeantes y secciones totalmente destrozadas, lo que le da vida a Alien Isolation es por supuesto ese alien que siempre está acechando.

Es un peligro incesante que te pone alerta al menor ruido que oyes (el trabajo sonoro es excepcional). Por suerte tienes el famoso detector de movimiento que puedes sacar en cualquier momento y vigilar qué ocurre ahí fuera. Puedes ocultarte debajo de las mesas, en las esquinas oscuras o en cajas y taquillas.

Lo importante es que el alien no te descubra nunca, y es bastante fácil que lo haga. El alien es bastante listo, te puede oír y sentir si haces demasiado ruido, además sus movimientos son a veces erráticos lo que lo hace impredecible del todo.

Conclusión

Alien Isolation me ha parecido una magnífica y alucinante sorpresa. Como decía no esperaba nada de él (más por la desastrosa inercia de los últimos juegos que por otra cosa), pero en las pocas horas que he disfrutado de esta preview me he divertido, emocionado, aterrorizado y sorprendido muy gratamente. Si el resto del juego sigue en la misma línea, estoy convencido de que Isolation nos hará olvidar rápidamente aquel fallido Aliens Colonial Marine.

Sígueme en Twitter: @raulprz

Cargando comentarios