Vuelve el mejor Sandbox

GTA faltaba en la nueva generación y, sin duda, esta entrega parece ser absolutamente increíble

La serie Grand Theft Auto siempre está en el candelero, ya sea por su calidad o porque Jack Thompson le da publicidad gratuita. Eso sí, desde el año 2001 no hemos visto algo realmente nuevo de GTA, porque siempre han sido variaciones de Grand Theft Auto III.

Por supuesto, no nos engañemos Vice City y San Andreas han sido grandes juegos, pero en realidad han sido derivaciones de ese Grand Theft Auto 3 que entro en la generación de PS2 y de Xbox –mucho más tarde- y que, ahora, se prepara para llegar a la nueva generación con Grand Theft Auto IV.

Y como no podía ser de otra manera, volvemos a Liberty City, la ciudad que vimos en Grand Thef Auto III y, claro, inspirada totalmente en Nueva York, de hecho, gracias la nueva generación, estamos ante casi un calco de esta ciudad estadounidense.

Pero que Grand Theft Auto IV entre en la nueva generación no es sólo gráficos, también es jugabilidad,porque esta entrega del juego incluye muchos cambios y, una vez más, veremos Euphoria.

Argumento: nuevo personaje
Desde hace mucho tiempo tenemos claro que las tramas entre los diferentes Grand Theft Auto se mezclan y se cruzan y que por supuesto en cada nuevo juego tenemos un nuevo personaje.

En el caso de esta entrega, hay que decir que el protagonista es un inmigrante ruso llamado Niko Bellic que decide emigrar a Liberty City tras hablar con su primo Roman que le dice que todo es dinero, riqueza y que descubrirá un nuevo mundo.

Sin embargo, cuando llega descubre que todo es muy diferente y que su primo vive al filo de la pobreza y, no sólo eso, sino que es un simple taxista de Nueva York. Tendrá que ponerse manos a la obra para comenzar a labrarse una reputación en los Estados Unidos.

Prepararos para una nueva aventura al margen de la ley en la que el protagonista tendrá que salir de su estado y, lo más importante, ayudar a su primo también. Este argumento sirve para ponernos de manifiesto de que va a ir el juego, porque el personaje en cuestión está bastante versado en bajos fondos y, por supuesto, armas, algo que le vendrá de miedo en el juego.

Evidentemente, el encuentro con nuestro primo servirá para, básicamente, comenzar el juego y tener las primeras misiones disponibles, algo que ya conocemos de otras entregas de la serie.

Jugabilidad: reajustandola al máximo
Es evidente que cuándo se ven las pantallas y se visionan los vídeos, lo primero en lo que nos fijamos es en el impresionante apartado técnico, pero, desde luego, el nuevo Grand Theft Auto incluirá desde una ciudad inmensa para explorar hasta nuevas opciones en persecución, apunte y, por supuesto, el motor físico Euphoria, del que ya habréis oído hablar, pues es uno de los que citamos en nuestro avance del nuevo juego de Star Wars.

Pero vayamos en orden, porque Euphoria lo envuelve todo y afecta a la jugabilidad indirectamente. Lo primero que hay que decir es que “en esencia” el juego sigue siendo el mismo. Es decir, nos encontramos con un personaje al margen de la ley, tenemos una enorme ciudad a explorar que según los creadores es más grande que incluso el juego San Andreas, lo que implica un tamaño considerable. Por supuesto tendremos misiones y submisiones, todas ellas ideales para hacer que disfrutemos de la enorme ciudad que tenemos entre manos.

Sin embargo, hay cambios significativos, porque tanto la conducción como disparar cambian bastante. En primer lugar la conducción que si bien se maneja de forma parecida a anteriores juegos, aquí entra en acción el motor físico Euphoria, como veremos. Los coches ahora se mueven de forma mucho más realista y conducirlos ya no es como si llevasemos una “barca” sobre el mar. Esto hace que muchas de las persecuciones tomen una nueva dimensión y, sobre todo, gracias a la nueva cámara de persecución.

¿Qué esta cámara? Básicamente se trata de un nuevo sistema en el que veremos como es posible cambiar nuestra perspectiva no sólo para conducir mejor, sino también para ver quien nos persigue, es decir, que será más fácil distraer a los policías o evitar a aquellos que me persigan, en teoría.

Y decimos en teoría, porque evidentemente descubriremos que la IA de los enemigos también es muy superior en este juego y son capaces de seguirnos a todos lados, con lo que la cámara será de gran ayuda en ciertos puntos.

Por otro lado tenemos el sistema de puntería. Sí, ya se puede disparar desde el coche de frente, algo que se pedía para este juego casi desde el primer título. Sin embargo lo interesante es que depende de cómo apretemos el gatillo de apuntar, tendremos dos modos. Por un lado si pulsamos suavemente el gatillo, veremos como se nos pone en un modo de apuntado rápido, muy parecido al visto en otros GTA, sin embargo lo interesante es verlo apretando al máximo, momento en que entraremos en un modo de apuntado preciso.

En este modo no sólo apuntaremos a sitios concretos de nuestros enemigos –o víctimas, según se mire- y estos, además reaccionarán de nuevo a esos disparos –si, eso es Euphoria- así que si disparamos a la cabeza caerán fulminados, pero si disparamos, por ejemplo, a la pierna, este caerá directamente al suelo.

Este sistema también funciona de otra forma y es que cuando disparamos a distancia a un enemigo, si fallamos, el enemigo no disparará directamente hacia nuestra posición sino que lo hará hacia la dirección que él crea, lo cual lleva a situaciones bastante singulares cuando nos disparan.

De esta forma, lo que queda claro es que Euphoria va a estar presente en todo el juego, porque ofrece una física realista sobre todo para personajes. No sólo eso, sino que además incluye un sistema de animación increíble que el nuevo GTA aprovecha al máximo.

Las misiones y las novedades
También las misiones han sido bastante remodeladas y encontrarás que el sistema ha cambiado un poco, o mejor dicho ha evolucionado. De esta forma, encontramos que tenemos el sistema de antes, es decir, por puntos que vamos a buscar, pero ahora se ha añadido un GPS.

Este nos dará direcciones de hacia donde tenemos que ir, lo que significa que no tendremos que abrir el mapa cada dos por tres. Además, para ciertos objetivos tendremos que “conectarnos” a los ordenadores de la policía que irán consiguiendo la información para las siguientes misiones.

Sólo así seremos capaces de conseguir algunos de los objetivos y, de hecho, algunos será necesario que utilicemos determinados momentos de persuasión para acabar con los enemigos.

Gráficos y sonido
Gráficamente sólo hay que ver las imágenes para darse cuenta de que estamos ante un juego que sigue la estética de todas las entregas, pero con un nivel de detalle jamás visto hasta ahora. Como resultado veremos coches extremadamente bien hecho y que se deforman con gran realismo en general. Además, los modelos de los personajes son excepcionales y sus animaciones, gracias al citado Euphoria, no se quedan atrás.

Sin embargo, todo queda empequeñecido ante el gran trabajo para crear Liberty City. La verdad es que la calidad en este sentido es absolutamente increíble en todos los sentidos y, no sólo eso sino que veremos como tenemos un juego que también ha cuidado al máximo el apartado de efectos visuales.

¿Y el sonido? Nueva recopilación –de los años 90- para cada una de las radios y, no sólo eso, sino también efectos posicionales. Eso sí, no creemos que en esta ocasión vaya a estar doblado.

Conclusiones
Muchos y muy grandes juegos van a salir este año, pero sin duda, GTA IV volverá a ser portada en todas las revistas porque, realmente, se trata de un nuevo cambio brusco en la saga.

Cargando comentarios