Backups: crea tu receta para las copias de seguridad

En el marco del Mes Europeo de la Ciberseguridad, publicamos cada semana un artículo sobre las amenazas a la seguridad informática más importantes. El tercer artículo trata sobre backups. Las copias de seguridad pueden ser una pesadilla si las haces sin pensar en tus necesidades. Por eso tienes que crear tu propia solución casera.

Llamamos “backup” o copia de seguridad a la acción de guardar datos de cara a una posible recuperación de los mismos, una maniobra que es necesaria en el momento en que los datos originales son borrados o sustraídos.

Según datos proporcionados por BackBlaze en su encuesta anual, un 30% de los usuarios nunca han hecho copias de seguridad de su ordenador, y solo un 10% hace copias de seguridad diarias. Un 93% de los usuarios solo hace copias locales, y un 46% de los usuarios domésticos pierde datos cada año.

Un 30% de los usuarios nunca hace copias de seguridad de su PC (fuente)

La misma encuesta afirma que en 2016 un 36% de los usuarios mundiales guardará sus datos en la nube, pero esto no hace sino aumentar las preocupaciones. En el informe de 2013 de la Cloud Security Alliance, la pérdida de datos en la nube es la segunda preocupación principal de los usuarios.

Backups en el siglo XXI: dentro y fuera de la nube

Hoy en día, con nuestros datos en la nube y en los teléfonos móviles, los antiguos paradigmas de backup parecen haberse quedado obsoletos. Y es que la seguridad que ofrece la red es alta: aunque un PC deje de funcionar, los documentos están a salvo en otros sitios donde se han sincronizado.

Pero la Nube, lejos de haber matado las copias de seguridad, las ha vuelto más complejas. El riesgo de perder los datos sigue ahí, sobre todo cuando hay hackers al acecho. Apostar por un solo caballo, o en este caso, nube, es muy peligroso. Y de tanto en tanto, los usuarios descubren esto a un alto precio.

La mejor estrategia consiste en combinar varias soluciones de backup a partir de las necesidades que se tienen. Elegir una solución a ciegas solo porque la recomienda un amigo no suele conducir a nada bueno.

Los cuatro niveles de los backups domésticos

Hay muchas formas de hacer un backup. Dependen de la habilidad del usuario, del tiempo que desea invertir y de sus necesidades. Las circunstancias también condicionan: no es lo mismo un backup en Android que un backup en Windows 8.

Al preguntar a la gente sobre qué guarda a la hora de hacer una copia de seguridad y cómo, he notado que hay una tendencia a tratar los datos de forma diferente según su importancia y la frecuencia con la que se accede a ellos.

Un modelo que describe los cuatro niveles de las copias de seguridad caseras

A partir de los comentarios que he ido recopilando, he llegado a la conclusión de que los datos de un usuario se organizan en cuatro niveles que, ordenados por urgencia, describen facetas diferentes. Veamos cuáles son y qué programas los cubren.

Nivel I: Datos esenciales (identidad)

En este nivel está el núcleo de nuestra identidad digital. Está compuesto por contraseñas, certificados y firmas digitales, claves de cifrado y otros elementos de identificación personal almacenados como archivos.

Sin estos datos, no podemos acceder a otros ni tampoco usar los dispositivos a nuestra disposición. La pérdida de las contraseñas equivale en ocasiones a una pequeña muerte informática, sobre todo si hay cifrado de por medio. Un ejemplo es perder la contraseña de MEGA, lo que supone perder el acceso a los datos para siempre.

Programas y métodos recomendados para el nivel I:

Este tipo de información puede guardarse manualmente -por ejemplo, las firmas digitales-, pero resulta más cómodo recopilarla con programas específicos, como los gestores de contraseñas y perfiles. Los que recomiendo son:

  • Dashlane, un genial gestor de contraseñas para PC, Mac y móvil
  • LastPass, gestor de contraseñas para los navegadores (multiplataforma)
  • Google Chrome con la sincronización de datos activada
  • MozBackup (Windows), para copias de seguridad de Firefox (contraseñas incluidas)
  • Instrucciones para el backup de certificados y firmas digitales en Windows

Nivel II: Datos activos (corto plazo)

El segundo nivel contiene datos importantes para el presente y el futuro próximo. Algunos ejemplos son la tesis de un estudiante, una base de datos de clientes o el código fuente de un programa en desarrollo.

Es información viva, trabajo en progreso de cuya integridad depende el éxito en objetivos laborales o vitales. Por su naturaleza, estos datos generan multitud de versiones que a veces deben ser recuperadas para proseguir el trabajo, y requieren de un acceso constante desde cualquier dispositivo.

Programas y métodos recomendados para el nivel II:

Los programas de almacenamiento en la Nube, como Dropbox o Drive, son los más indicados para guardar este tipo de datos, sobre todo si se complementan con un programa de copia de ficheros tradicional que automatice el backup.

  • Dropbox, la aplicación de referencia para el almacenamiento en la nube
  • Google Drive, alternativa a Dropbox, ideal para dispositivos Android
  • SkyDrive, la opción de Microsoft, integrado en Office 2013 y Windows 8
  • Cobian Backup, fantástico programa de copias, ideal para combinar con Dropbox
  • SpiderOak, un cliente de backup muy completo que está ganando aceptación

Nivel III: Datos inactivos (largo plazo)

Los datos que dejan de ser de importancia vital se almacenan a mano o de forma automática. Fotos, vídeos y correos antiguos son un ejemplo obvio, pero también están los registros de conversaciones de WhatsApp y Skype, así como los favoritos.

Rara vez son consultados, pero siguen teniendo valor para su propietario. De su correcta organización y del mantenimiento de su integridad depende la facilidad con la que pueden ser recuperados en el futuro.

Programas y métodos recomendados para el nivel III:

Muchas personas optan por un copiado manual de estos datos, pero lo mejor es usar un mixto de transferencia periódica, gestión de archivos y recuperación de datos de aplicaciones, sobre todo en teléfonos móviles.

Nivel IV: Datos funcionales (sistema y aplicaciones)

El sistema operativo y las aplicaciones instaladas, así como su configuración -opciones, que no contraseñas-, son la parte que reviste menos urgencia a la hora de hacer una copia de seguridad. Muchos usuarios optan por ignorar este nivel por completo.

Que el sistema deje de funcionar o resulte dañado no afecta normalmente a los datos de los demás niveles, sino únicamente a su recuperación, que se vuelve más difícil, pero no imposible. Recuperar este nivel permite volver a trabajar en un tiempo récord (recordemos que no siempre hace falta formatear el disco duro).

Programas y métodos recomendados para el nivel IV:

Las tácticas más habituales para preservar los datos de este nivel son la creación de imágenes de sistema (snapshots) que permiten restablecer el equipo a un estado anterior, así como la separación preventiva de datos y programas.

Con una partición adicional, puedes restablecer el sistema sin tocar los documentos

Los sistemas operativos, además, se han vuelto más estables y seguros, y cuentan con funciones para recuperar su estado original en caso de desastre, como Time Machine (OS X) o Restaurar Sistema (Windows).

  • Crear una partición aparte en el disco duro solo para los documentos (tutorial)

Ahora construye tu propia “receta de backups”

Un backup completo incluye los cuatro niveles, pero eso no siempre interesa al usuario, sobre todo por cuestiones de tiempo; a muchas personas les basta con asegurar los dos primeros niveles que he descrito más arriba. En mi caso, mi solución se compone de:

LastPass + Google Drive + IFTTT + Acronis True Image (para el sistema operativo)

Tengo amigos que prefieren confiar en soluciones integradas en el sistema operativo, como Restaurar sistema o Time Machine, y otros que, por otro lado, han montado complejos sistemas de backup diario con discos duros redundantes.

¿Cuál es tu receta para los backups caseros?

La semana que viene, en la última entrega, una lista para proteger tu privacidad

Cargando comentarios