¡Basta de cajas! Este año regala aplicaciones y contenidos digitales

Cada vez más gente regala apps y juegos en Navidad. Y lo hace con vales que se pueden enviar por correo. Y es que regalar bits es una de las decisiones más inteligentes, ecológicas y prácticas que pueden tomarse en Navidades.

El regalo electrónico, entendido como un vale canjeable por aplicaciones, juegos o contenidos digitales -como música o libros- es ante todo práctico: su producción y envío es instantáneo. La tarjeta regalo virtual evita hacer cola delante de tiendas y centros comerciales.

Al no requerir transporte, el vale para comprar software o contenidos también es ecológico: ningún camión debe transportarlo desde la fábrica y no hay que gastar materiales en su producción: basta con conectarse a Internet y pagar. Es un proceso rápido, sencillo y seguro.

Pero es que además de práctico y ecológico, el vale electrónico es tan flexible como una tarjetas regalo clásica, o incluso más: la variedad de contenidos que el receptor puede adquirir es inmensa, y va desde libros electrónicos hasta juegos para tablets y teléfonos móviles.

Si la persona a la que vas a regalarle una tarjeta es…

…alguien que lee muchos libros electrónicos (ebooks)

Regalar libros es bonito, poético incluso. Pero si la persona a la que va destinado el libro usa un ebook, es mejor optar por los libros electrónicos. Las tarjetas regalo de Amazon se pueden imprimir o enviar por correo y Facebook; naturalmente, con ellas también se pueden comprar libros para el lector Kindle. Barnes & Noble, la otra gran librería en Internet, también dispone de tarjetas regalo virtuales para su NOOK. Consulta con tu librería virtual o presencial de confianza: casi todas las grandes cadenas y editoriales ofrecen la posibilidad de regalar libros electrónicos o tarjetas regalo en formato electrónico.

…alguien que usa mucho su smartphone, tablet o reproductor MP3

Fíjate en el teléfono, tablet o reproductor de música de la persona a la que quieres regalar. ¿Es un iPhone, iPad o iPod? Entonces, las tarjetas regalo de iTunes son perfectas, pues permiten comprar aplicaciones de iOS y Mac OS, juegos, música y libros con total libertad de elección.

Tarjeta regalo para Windows y Windows Phone y Xbox

Si por otro lado la persona a la que vas a hacerle el regalo usa Android y de los productos de Google, lo que has de comprar es las tarjetas regalo de Google Play, que además de permitir la compra de aplicaciones, dan acceso a películas, música y libros. No han llegado todavía a todos los países, pero Google está en ello.

En el mensaje que va con la tarjeta no olvides hacer sugerencias: “Ahora podrás pagarte el WhatsApp” va a ser sin duda de las favoritas. Pero también puedes sugerir la compra de stickers para LINE, o incluso regalarlos tú mismo.

…alguien que juega mucho con el PC o la videoconsola

Los jugones adoran recibir videojuegos. Y si pueden elegirlos, mejor todavía. La popular tienda de juegos y comunidad Steam tiene su propio sistema de tarjetas y códigos canjeables, y Origin, su competidor directo, vende sus EA Game Cards.

Las videoconsolas principales, por supuesto, también tienen su sistema de puntos canjeables (fueron pioneras en esto). Así, Sony tiene las PSN Cards para su PlayStation, Nintendo vende las Nintendo Cards y Microsoft cuenta con las Xbox Gift Cards.

Hay infinidad de tiendas de videojuegos que venden títulos en descarga digital. Si tienes alguna favorita o no quieres regalar juegos con protección DRM (antipiratería), puedes probar con GoG -especializada en juegos antiguos- o con uno de los magníficos Humble Bundle.

…alguien a quien le gusta escuchar música vía streaming

Ah, los melómanos. Si no se ponen quisquillosos con los vinilos y los mini-disc, regalarles una tarjeta de regalo para que compren música nunca es mala idea. Ya he mencionado los vales de iTunes Store y Google Play, pero hay una tercera posibilidad todavía mejor: las suscripciones.

Hoy en día, la música se escucha en streaming, pagando una cuota mensual a cambio de reproducciones ilimitadas y en alta calidad, sin descargas permanentes ni archivos que llenen el disco duro. Pero para disfrutarlos al máximo y sin publicidad hay que pagar.

¿Qué te parece regalar una suscripción a Spotify Premium para un año? Y quien dice Spotify, dice Deezer (planes Premium o Premium+), Grooveshark (plan Anywhere) o Rdio (planes Web, Ilimitado o Familia). Es regalar música ilimitada durante un año.

¿Sigues sin tener claro qué regalar? ¡Usa tu creatividad!

A cada circunstancia, diferentes opciones. Si una persona hospeda sus páginas web en un servidor, puedes regalarle un año de servicio. Si estás ante un apasionado a los juegos de rol, puedes comprarle dinero virtual para comprar objetos. Y si la otra persona quiere iniciar una nueva vída, ¿por qué no regalarle una parcela en Second Life?

Cierto, un regalo impreso y canjeable a través de un código no destaca por su buena presencia bajo el árbol, pero puedes estar seguro de que quien lo recibirá mostrará su agradecimiento, puesto que le darás la libertad de elegir entre un muy amplio abanico de posibilidades. Y hacer que una hoja impresa luzca bonita no es tan complicado

¿Qué aplicación, juego o suscripción te gustaría recibir estas Navidades?

Cargando comentarios