Bioshock Infinite: Todo sobre su final

Bioshock Infinite deja cabos sueltos… ¡nosotros te los atamos!

Ya te has acabado Bioshock Infinite. Te habrá gustado o no, pero si algo te ha dejado con preguntas es su final. En este artículo intentaremos responderte las principales dudas surgidas del desenlace del juego, uno de los más complejos de los últimos años.

Si quieres saber más, sigue leyendo… pero si aún no terminaste Bioshock Infinite te recomiendo que huyas como de la peste de este artículo ¡está plagado de spoilers!

Pero… ¿qué es lo que ha pasado?

Elizabeth aprovecha su habilidad para abrir portales (es decir, realidades alternativas) y llevar a Booker al momento en que su vida se bifurcó en varias líneas temporales: el día de su bautismo.

Bautizarse o no… esa es la cuestión

En ese momento Booker descubre que si decide aceptar el sacramento,  cambiará su nombre por el de Zachary Comstock convirtiéndose así en el antagonista de la historia. Elizabeth le cuenta que sólo hay una forma de eliminarlo: matar al Booker de antes del bautismo. Al hacerlo no sólo terminará con la vida del protagonista del juego, sino con su propia existencia. No olvidemos que ella es Anna DeWitt (A.D), hija de Booker y, por tanto, también morirá si acaba con la vida de su padre.

Este es a grandes rasgos el final de Bioshock Infinite… Pero tras los títulos de crédito hay una escena que nos deja muchas dudas, vamos a responderlas.

¿Qué relación hay entre Booker y Comstock?

Como decía, la existencia de Booker se bifurca en el momento en que acude a su bautismo. Si lo rechaza seguirá siendo Booker, un pobre diablo alcohólico y jugador traumatizado por su época como soldado en la terrible masacre de Wounded Knee. Su desgracia se incrementa cuando tenga que hacerse cargo de su hija Anna.

Comstock, por su parte, es el Booker que decide bautizarse convirtiéndose en un líder espiritual y mandamás de la flotante ciudad de Columbia. Cabe decir que en esta ascensión al poder no está solo, cuenta con la ayuda del científico Lutece, de quién  hablaremos más adelante.

Pero jugar con el destino tiene un precio: debido a sus “poderes” Comstock es estéril y por tanto no puede tener descendencia que siga su legado. Es por eso que buscará a Booker y con la mediación de Lutece comprará a su hija Anna. Booker accederá al trato… pero se arrepentirá en el último momento. Demasiado tarde, pues la pequeña ya partirá con Comstock a su línea temporal, no sin antes perder el dedo meñique en el cierre del portal…

¿Cómo se encuentran Booker y Comstock, si pertenecen a realidades distintas?

Si hay un nombre crucial en toda la historia de Bioshock Infinite este es el de Lutece. Este científico es la clave para viajar entre universos, y  responsable directo de la creación de la ciudad de Columbia.

Aunque podría pensarse que son hermanos, esta pareja de científicos son la misma persona en líneas temporales distintas, con la única diferencia de que en una es hombre y en la otra mujer.

Ambos, en sus respectivos mundos, investigan la posibilidad de realizar viajes entre dimensiones, poniéndose en contacto y desarrollando un increíble poder que podrán al alcance de Comstock. Los viajes entre dimensiones le convertirán en un “Profeta”, un ser todopoderoso que aparentemente tiene visiones, cuando lo único que hace es viajar entre dimensiones gracias a sus aliados. Es decir, Comstock es así gracias a Robert y Rosalind Lutece.

¿Por qué precisamente Anna?

Podemos entender que Comstock quiera tener un hijo para continuar su legado… ¿pero por qué “adopta” a Anna? Muy simple, él sabe que una vez fue Booker y que esta niña, por tanto, lleva su sangre.

Vender a Anna es la peor decisión que Booker podía tomar…

A todo esto, ¿por qué la tuvo encerrada tantos años en una torre, custodiada por el monstruo mecánico Songbird? Sencillamente, para ocultarle sus orígenes  y prepararla, en un sitio seguro, para ser su heredera, un sitio donde pueda desarrollar sus poderes. Estos probablemente se desarrollaron porque una parte de ella –el dedo meñique- se quedó en la dimensión de Booker: esto alteró su código genético haciéndola un ser muy especial.

¿Por qué Booker va en busca de Elizabeth?

Toda esta explicación anterior nos ayuda a entender el inicio de Bioshock Infinite, el por qué Booker va en busca de la joven Elizabeth. La misión le es encargada por Lutece que, por venganza –Comstock pretende que Fink le mate por conocer todos sus secretos-, envía a Booker al universo donde están Comstock y Elizabeth con la misión de salvar a la chica y diciéndole la misma frase con la que una vez se lo arrebató “Tráenos a la chica y saldarás tu deuda”.

En este momento Booker no se imagina que también es Comstock, antagonista de la historia, ni que la muchacha que tiene que rescatar es la pequeña que se dejó arrebatar.

Poco se podía imaginar Booker que la muchacha que debía salvar era su añorada hija

¿Qué hay de Rapture?

Como bien sabrás, la ciudad acuática de Rapture es el escenario de los primeros Bioshock… ¡pero también aparece en Infinite! ¿Se trata de un guiño al fan o hay algo más?

Lo cierto es que hay algo más, pues como se nombra en Infinite, gran parte de los avances tecnológicos de Columbia creados por Jeremiah Fink fueron una inspiración de lo que Ryan logró en Rapture. Así, comprendemos que ambas ciudades pertenecen a un mismo universo, aunque esta afirmación es algo peliaguda en  el sistema multiverso de Infinite…

Ah, y como curiosidad, ¿recuerdas un grito desgarrador que se oye en un momento dado de Bioshock? ¡Sí, se trata de la muerte del Songbird, que efectivamente sucede en Bisochok Infinite cuando estás en Rapture! Kevin Levine y sus chicos lo tenían todo pensado.

¿Tienes más teorías sobre el final de Bioshock Infinite? ¡Nos encantaría que nos las contases!

Cargando comentarios