Cómo leer archivos viejos de un disquete

Jorge tiene documentos muy viejos almacenados en disquetes. Los quiere recuperar y abrir con Word y Excel, pero no puede leer los disquetes ni los archivos:

Necesito recuperar archivos viejos grabados en disquetes (de Lotus 123, Word Perfect y otros). Tengo instalado el Windows 7 en un laptop y tengo una disquetera externa, pero no me lee los disquetes, sino que me dice que los formatee para usarlos. Yo lo que quiero es abrir los archivos ahí existentes. Tengo Microsoft Office 2013. Puedo instalar un Lotus Symphony y ya lo he hecho antes y aun asi no me los abre porque fueron grabados en DOS. ¿Me ayuda por favor?

Jorge

Por lo visto tienes dos problemas de arqueología informática: no consigues extraer archivos de algunos disquetes viejos y no puedes abrir esos archivos.

Es un problema cada vez más común, pero la buena noticia es que se han creado herramientas que permiten rescatar datos antiguos de cualquier soporte legibles.

Rescata los archivos de tus disquetes ilegibles

Por lo que me cuentas, Windows no reconoce el formato el disquete y solicita formatearlo. ¡No lo hagas! Lo más seguro es que el índice del disco se haya vuelto ilegible. Los datos, sin embargo, siguen ahí y se pueden rescatar.

Este mensaje NO significa que los datos se hayan perdido

Un recuperador de archivos gratuito y capaz de escanear la superficie del disco es todo lo que necesitas para recuperar los datos de esos disquetes ilegibles (siempre y cuando no estén físicamente dañados).

Los recuperadores que te recomiendo son:

  • PC File Inspector, un clásico que funciona bien con viejo hardware
  • Recuva, que en la actualidad es el recuperador más famoso
  • Unstoppable Copier, un todoterreno de la lectura de bajo nivel
  • PhotoRec, un recuperador potentísimo que se incluye con TestDisk

Los tres deberían ser capaces de leer tu disquetes si solicitas un escaneo en profundidad. PhotoRec es el más potente, pero también el más complicado de usar: sigue los pasos de este tutorial si te animas a probarlo.

Que el aspecto de PhotoRec no te asuste: es más fácil de usar de lo que parece (sigue el tutorial)

Otro buen programa es ISOBuster, un lector de soportes dañados que no solo lee CD y DVD rayados o ilegibles, sino también disquetes, discos ZIP, discos duros, etcétera. Tiene un modo de lectura en profundidad que salta sectores dañados y encuentra restos de cualquier archivo.

ISOBuster es la utilidad de referencia para leer discos dañados

Es posible que los archivos que encuentres tengan nombres extraños. Guíate por los tamaños y las fechas, e intenta recordar qué contenían. En la duda, rescata todos los archivos que encuentres y haz una copia de seguridad de los mismos antes de intentar cualquier tipo de apertura.

Abre los documentos con la ayuda de Gnumeric y Abiword

Me comentas en tu correo que los archivos que intentas abrir son de Word Perfect y Lotus 1-2-3 para MS-DOS. En su época, estos programas eran los más usados en sus respectivos campos (procesado de textos y hojas de cálculo), pero, curiosamente, Office no los abre o los abre con muchos errores.

Hay un programa que sí abre hojas de cálculo WK1 y WK4 (el formato Lotus 1-2-3), y es el editor de datos Gnumeric, que es gratuito y funciona tanto en Windows como en Mac y Linux. Descarga e instala Gnumeric, abre los archivos antiguos y guárdalos a otro formato más moderno, como XLS.

Gnumeric puede abrir hojas de cálculo antiguas de Lotus 1-2-3 o Quattro Pro

En cuanto a los documentos de WordPerfect, intuyo que son de versiones anteriores a la 5.0, que Word sí puede leer. En todo caso, te recomiendo echar un vistazo a los conversores de Graham Mayor: los hay para WP, WordStar y Works. Otra opción es usar el editor de textos gratuito AbiWord.

AbiWord incluye por defecto plugins para abrir archivos WordPerfect y StarOffice

Para el futuro: guarda tus archivos en formatos abiertos

Dentro de diez o veinte años es posible que no puedas abrir archivos que guardaste ahora. Si quieres ser previsor y evitar que te pase lo mismo que me has comentado, sigue estos consejos:

  • Guarda una copia de tus documentos en varios formatos
  • Guarda tus archivos en múltiples soportes (CD, Internet, disco duro)
  • Dale preferencia a formatos abiertos, como los de OpenOffice
  • No comprimas los datos con ZIP o RAR si puedes evitarlo

Sígueme en Twitter: @remoquete

Cargando comentarios