El futuro más cercano de los coches conectados

¿Cómo serán los coches conectados en un futuro cercano? Según pudimos informarnos en el Salón del Automóvil Internacional de 2015, el plan consiste en convertir la tecnología existente en herramientas más cercanas a la audiencia mayoritaria. Por ejemplo, en la actualidad muchos coches conectados tan solo establecen una conexión con tu móvil; en el futuro cercano estos coches tendrán conexión a Internet y tecnología propias para no dejarte colgado. También veremos cómo muchas responsabilidades que tenemos como conductor se irán relegando poco a poco a los coches.

Un coche conectado todavía más conectado

Hoy en día es probable que tu coche esté online gracias a su simbiosis con tu móvil, pero en el futuro tu coche se conectará él solito. Un ejemplo real: la inminente tecnología de SEAT utilizará la antena de radio de tu coche para mantenerte conectado. Es todo un avance teniendo en cuenta que a veces el teléfono decide traicionarnos mientras estamos al volante.

Un coche con su propia conexión y software pensado expresamente para la conducción debería guiarnos mejor y ser más eficiente que un coche que intenta adaptarse a apps externas como Google Maps.

Como mencioné en mi artículo anterior sobre coches conectados, en el futuro cercano tendrás un mayor control de tu coche desde el teléfono. Las tecnologías existentes se unirán de una forma más coherente. Por ejemplo no necesitas tener una app instalada que te recuerde dónde aparcaste el vehículo y tener OTRA app instalada para encender el aire acondicionado. Todas las funciones que hasta ahora tienes por separado estarán unidas en un solo software.

Podrás controlar también el interior de tu coche, desde la temperatura hasta la posición de conducción pasando por tus emisoras de radio favoritas. Podrás guardar tus preferencias en un perfil. Basta con que lo selecciones para conducir como a ti te gusta.

Antes de que te des cuenta más y más coches serán compatibles con Android Auto de Google o CarPlay de Apple. Ambos sistemas cuentan con la ventaja de haber sido creados por compañías especializadas en software. Esto significa que tendrás servicios mejor integrados y con interfaces fluidas. Las pantallas táctiles en los coches no son ninguna novedad pero hasta ahora las compañías de coches no han destacado por crear grandes interfaces; ¡es una debilidad que tanto Google como Apple eliminarán!

Nuevas pantallas

Más allá de las típicas pantallas, algunas compañías, como la española LABS4GLASS, están creando nuevas pantallas que se proyectan en el parabrisas. La pantalla traslucida te ayuda a mantener la vista en la carretera. Esta tecnología funcionará con tu smartphone y te ofrecerá una experiencia sin interrupciones ya que no tendrás que prestar atención a una pantallita situada fuera de tu campo de visión como conductor.

Conducción asistida con los coches conectados

Desde hace años, la tecnología de la conducción asistida ha evolucionado considerablemente, desde el ABS pasando por el modo crucero. Tampoco nos olvidemos de los sensores de proximidad, que nos ayudan a aparcar y nos indican cuán cerca estamos de los objetos más cercanos. Dentro de un par de años los coches conectados nos ofrecerán todavía más ayudas de este estilo.

Conducir por una autopista, por ejemplo, requerirá muy poca de nuestra atención ya que los sensores de nuestro coche conectado nos permitirá mantener una distancia segura con el coche que tenemos enfrente mientras se asegura que no nos salimos de nuestro carril. No es exactamente conducción automática (¡ya nos gustaría!) pero es un añadido que mejora significativamente nuestra seguridad.

BMW está desarrollando una tecnología llamada “ActiveAssist”, que puedes ver en el vídeo de más abajo. Es lo más cercano que estamos a un coche que se conduce él solito; puede transitar por autopistas sin asistencia humana. Evidentemente necesita nuestra supervisión pero esta tecnología nos obliga a preguntarnos… ¿cómo lograremos permanecer alerta cuando no podemos usar la excusa de la conducción para permanecer despiertos?

La tecnología de los sensores, que por normal general reaccionan mejor que nosotros los humanos, mejorará. Esto significará que los cuellos de botella en las autopistas disminuirán. Y no te preocupes si no te gusta la idea de dejar casi todo el trabajo a tu coche: siempre podrás recuperar el control cuando quieras.

No guardes tus guantes de conductor todavía

En los próximos dos o tres años veremos una mayor integración de tecnologías de asistencia en los coches conectados. Los coches que se conducen solos serán cada vez más viables pero aparecerán otros retos. Necesitaremos nuevas leyes que contemplen este tipo de coches y todos sabemos que los gobiernos reaccionan tarde a los cambios. Además, las compañías tendrán el reto de convencernos de que este tipo de coches serán seguros.

¿Quieres saber cómo serán estos coches auto-suficientes? Te comentaré todo lo que sabemos en el próximo capítulo de esta serie.

Cargando comentarios