eMule a fondo (I): año 2053, sigue sin descargarse el archivo que puse en 2007 ¿Qué hago?

El gran eMule, continuador de la senda de eDonkey, conquistador del mundo multimedia, hacedor del milagro de la multiplicación de archivos, enemigo fantasma de las sociedades de autores; sólo es un cliente P2P. Un programa que no llega a los seis años de edad pero que es capaz de proporcionar todo tipo diversiones en forma de música, películas, programas, etc.

Sin embargo, a pesar de su recorrido en Internet, aún sigue habiendo gente con dificultades para configurarlo correctamente y sacarle el máximo partido. El tema no es tan complicado así que vamos con ello.

Instalación con el asistente

Al instalar eMule nos aparecerá por defecto un asistente de configuración. Pedirá un nombre para identificarnos en la red, si no ponemos ninguno, nos asignará uno del tipo http://emule-project.net. Debajo de esta casilla se encuentra la opción de activar el inicio del programa con Windows y que eMule se conecte a los servidores automáticamente al abrirse. La segunda conviene activarla porque si ejecutamos el programa, normalmente será porque queremos continuar con nuestras descargas.

En la siguiente ventana del asistente encontraremos ‘la madre del cordero’: la asignación de puertos. eMule necesita que los que utilicemos para TCP y UDP estén libres, es decir, que no haya otro programa recibiendo información a través de ellos.

Si utilizamos un router para conectarnos a Internet, deberemos abrir los puertos tanto en el ordenador como en el router, y direccionar los paquetes desde el primero al segundo.

Con un poco de suerte nos libraremos de esta tarea pulsando “comprobar puertos”. Pero antes deberíamos cerrar el cortafuegos o crear una regla que permita operar en los puertos elegidos. Se abrirá el navegador mostrándonos si se puede acceder a estos puertos desde el exterior.

Si la prueba ha fallado, no pasa nada. Sólo hay que hacer el proceso manualmente. Este procedimiento se explica en detalle en este artículo.

Una vez solucionada esta cuestión, pasaremos a la siguiente ventana del asistente: las prioridades de subida y descarga. Aquí decidiremos entre dos opciones no del todo excluyentes. Dar prioridad a los archivos con pocas fuentes, es decir, los que tiene poca gente, o favorecer a las descargas con muchas fuentes.

Para no complicar la cuestión, la limitaremos a plantearnos qué valoramos más, descargar rápidamente algo que acabe de aparecer en eMule , como por ejemplo un estreno, o conseguir un archivo que tiene poca gente. Si preferimos lo primero, desactivaremos la segunda opción de la ventana.

En cuanto a la transferencia de partes completas, sólo afecta a los archivos que compartes, si no vas a añadir archivos nuevos a la red no te compliques la vida, déjala activada.

En el siguiente paso, deberemos seleccionar las redes que vamos a utilizar: eD2K, la red propia de eMule y Kad, otra red P2P. Conviene utilizar las dos a la vez porque obtendremos muchas más fuentes. La opción de conexión segura la desactivaremos ya que ralentiza el acceso a los servidores.

Por último indicaremos qué sistema operativo utilizamos, seleccionaremos más de 16 descargas simultáneas (esta casilla se ha quedado desfasada), y si no sabemos qué velocidad de conexión a Internet hemos contratado, simplemente pulsaremos Aceptar.

A partir de este momento estamos en disposición de comenzar a descargar, pero en realidad aún hay que afinar unas cuantas cosas.

Servidores

En primer lugar conviene tener instalados los mejores servidores, que son los que más usuarios y archivos tienen sin llegar a estar saturados. Si los queremos añadir rápidamente, lo más cómodo es cargar un archivo *.met.

Lo podemos guardar en la carpeta config de eMule para que se cargue al iniciarlo, o introducir la dirección URL donde se encuentra el archivo.

eMule tiene un montón de funciones, configuraciones y posibilidades, pero con lo hecho hasta ahora ya podemos comenzar a descargar todo tipo de archivos, así que adelante, al buscador.

Buscador

eMule utiliza un motor de búsquedas booleanas. Aprender a realizarlas bien nos permitirá obtener mejores resultados. Tratar este tema excede con mucho el objetivo de este artículo. En cualquier caso, quienes tengan problemas para encontrar algunos archivos deberían probar con los operadores booleanos. En Internet podemos encontrar varios artículos explicativos muy útiles.

Por otra parte, la pestaña del buscador de eMule dispone de filtros como tamaño máximo y mínimo, extensión, frecuencia de muestreo, disponibilidad, duración mínima, códec, etc. También se puede indicar directamente que los resultados deseados son vídeos, programas, imágenes de CD, audio, etc.

Tan importante como los filtros es acertar con el método de búsqueda. eMule dispone de cuatro: Servidor, Global (servidores), Kad red y FileDonkey (web).

Utilizando el primer método sólo buscaremos en el servidor al que estamos conectados. Sin embargo, la búsqueda global realiza una consulta a todos los servidores de la lista de manera individual, por eso suele tardar bastante. La búsqueda en la red Kad excluye la eD2k y suele ser más lenta que la anterior. El método Filedonkey abre una página web para completar la búsqueda desde el navegador predeterminado.

En la medida en que vayamos añadiendo archivos conviene controlarlos de alguna forma. Por ejemplo, agrupándolos en categorías como películas, música, juegos, etc.

Imagina por ejemplo que quieres ordenar los capítulos de una serie por temporadas, sólo tendrías que asignar cada fichero a una pestaña, que se corresponde con una carpeta, de manera que cuando se complete, allí lo encontrarás.

Velocidad de descarga

Una de las obsesiones de los usuarios de eMule es la velocidad de descarga. Todo el mundo quiere más. No hay fórmulas mágicas pero sí se puede mejorar.

En primer lugar debemos saber qué capacidad de descarga hemos contratado. Supongamos que contamos con 1 mb/seg. En tal caso conviene distribuirlo entre los diferentes usos: navegación, conexiones para transferencias, descargas eMule, etc.

Una vez decidido cuánto vamos a dedicar a eMule, pondremos los límites correspondientes en la pestaña de conexión de las preferencias, por ejemplo, 300 kb/seg para la descarga y 20 kb/seg para la subida. En este aspecto es importante destacar que no pueden hacerse reglas de tres con estas cifras. Por tener una conexión 10 veces superior no podemos multiplicar proporcionalmente los otros datos.

Si activamos la casilla del sistema de créditos convendrá poner el límite de subida lo más alto posible. Este método premia con más fuentes a los que más suben. Funciona como si de una cola de la compra se tratase. Cuando añadimos un archivo a la descarga hacemos una petición a todos los usuarios que tienen ese fichero. Como lo habrán pedido varias personas a al vez, nos ponemos en la cola y nos tocará descargar cuando nadie nos preceda. En caso de utilizar los créditos, el primero será el que más tenga, independientemente de cuándo haya llegado. Es decir, nos colaremos a cambio de créditos. Éstos los obtenemos automáticamente en función de cuánto hayamos transferido a otros usuarios.

De todo esto se deduce fácilmente que el sistema de créditos penaliza enormemente a quienes desconectan el ordenador porque pierden su puesto a la cola. Así que el primer requisito para descargar rápido consiste en no apagar eMule. Parece demasiado obvio, pero seguramente, sea la medida más eficaz.

Cuando un archivo comienza a descargarse, eMule se reserva el espacio final que ocupará el fichero. Esto significa que si sólo hemos bajado el 1% de cien archivos de 1 GB. Estos ocuparán 100 gigas, aunque sólo deberían usar 1 GB.

No hace falta una licenciatura en matemáticas puras con máster en logística para darse cuenta de que cuando vayamos avanzando en las colas de espera y comencemos a descargar, las velocidades de cada fichero se irán sumando. Por tanto, cuantas más descargas añadamos, la velocidad total será mayor.

Por tanto, debemos procurar tener el mayor número de archivos posible descargando a la vez y esto exige tener gran capacidad de disco duro. De sopetón parece absurdo, pero, cuanto mayor sea nuestro disco duro, de más velocidad de descarga disfrutaremos.

Aún quedan por revisar muchas de las opciones de este pequeño gran programa, pero esto lo dejamos para el siguiente artículo.

Enlaces:

Cargando comentarios

¿Tienes un AdBlocker?

Los anuncios nos permiten ofrecer descargas gratuitas y seguras a nuestros usuarios. Por favor desactiva tu AdBlocker para continuar navegando por nuestro site.

Instrucciones para desactivarlo

Pulsa en el icono de tu AdBlocker en la barra de navegación y:

  • A) Desactiva el AdBlocker para este sitio.
  • B) Añade nuestro sitio a la lista de excepciones.

Continuar

¿Tienes un AdBlocker?

Los anuncios nos permiten ofrecer descargas gratuitas y seguras a nuestros usuarios. Por favor desactiva tu AdBlocker para continuar navegando por nuestro site.

Instrucciones para desactivarlo

Pulsa en el icono de tu AdBlocker en la barra de navegación y:

  • A) Desactiva el AdBlocker para este sitio.
  • B) Añade nuestro sitio a la lista de excepciones.